Jackson Martínez: un partido de gloria, lesiones y fe

Publicado por: david.palencia el Lun, 05/07/2021 - 14:54
Share
Creado Por
David Palencia
Jackson Martínez le contó a KienyKe.com su transformación de futbolista a músico, los difíciles momentos que vivió por cuenta de una lesión y su estrecha relación con Dios.

Jackson Martínez fue un goleador feroz, su portentosa figura metía terror a los defensas y arqueros que eran víctimas de su talento, como una pantera se escabullía en el área rival y cazaba a sus presas enviando el balón dentro de la portería haciendo vibrar de emoción a su equipo, los hinchas, y por supuesto, a él mismo y su familia.

Clubes en Colombia, México, Portugal, España, China, y la misma Selección Colombia, disfrutaron de sus goles, convirtiéndose en uno de los delanteros más destacados a nivel mundial. 'Cha cha chá' contaba con grandes cualidades futbolísticas que lo hicieron merecedor del cariño y respeto de todo el universo del fútbol.

En 2015, una desafortunada lesión de tobillo tras un partido con la Selección Colombia, desencadenó difíciles consecuencias para su carrera. Jackson no volvió a ser el mismo jugador y precipitó su retiro de las canchas en 2020. Ahora le da un giro a su vida y se sumerge en la música para a través de sus letras alabar y servir a Dios.

KienyKe.com conversó con Jackson Martínez sobre su nueva faceta musical, la fuerte relación con Dios y sus proyectos a futuro.

Goleador

Quibdó vio nacer a Jackson Martínez, pero su fútbol se forjó en Medellín, jugando en clubes aficionados de la ciudad en la que empezó a llamar la atención de muchos que veían cómo este joven brillaba con sus goles.

Deportivo Independiente Medellín lo integra a sus filas, su carrera futbolística empezaba a tomar forma y en el Torneo Finalización del Fútbol Profesional Colombiano del año 2004, hace su debut como profesional bajo las órdenes del entrenador Pedro Sarmiento, de quien guarda gratos recuerdos.

“Pedro Sarmiento fue la base de mi carrera en cuanto la parte técnica, él era una persona muy dura y exigente con los jugadores, y además me hizo entender que no hay que tomar personalmente cuando hay aquellos entrenadores que te exigen mucho y son personas duras, si lo hacen y te lo muestran, es por que ven talento en ti. Yo identifiqué eso y le pude sacar provecho”, dijo Jackson Martínez.

Jackson deslumbró en el año 2009, consiguiendo el título con el Independiente Medellín y del cual fue el máximo goleador del campeonato con 18 goles. A partir de ahí su talento traspasó fronteras, Jaguares de México lo convocó en su nómina con el que dejó gratos recuerdos en su hinchada, marcando 36 goles en 68 partidos.

'Cha cha chá' cruzaría el 'charco' aterrizando sus goles en Portugal. El poderoso Porto lo adquiere y empieza a escribir una de las páginas más doradas de su carrera deportiva. Con el equipo 'Dragón' ganó varios títulos, fue su gran goleador y también distinguido en distintas oportunidades como el Mejor Jugador de la Liga Portuguesa.

Luego de tres temporadas en Portugal, Jackson daba uno de sus grandes saltos: se ponía la camiseta del Atlético de Madrid de España, el equipo dirigido por Diego Simeone confiaba en sus capacidades. Pero esta vez – a diferencia de sus anteriores experiencias – su paso por el club 'colchonero' no fue bueno, jugando apenas 22 partidos y marcando tres goles.

“Tengo un gran aprecio con el Atlético de Madrid, mi paso por ahí no fue el mejor, pero con el 'Cholo' (Diego Simeone) no tuve problemas, ni con los compañeros ni con los hinchas tuve algún percance ¡yo sigo al equipo! Los hinchas mientras yo entraba al campo sentía el apoyo, eso siempre se lo he manifestado y lo he agradecido muchísimo a ellos”, afirmó.

Su paso frustrado por España lo lleva a China, la liga de aquel país empezaba a fichar a grandes jugadores por cuantiosas sumas de dinero. Jackson firmó con el Guangzhou Evergrande, convirtiéndose en una de las contrataciones más costosas en la historia del club. Sin embargo, las constantes lesiones no dejaron deslumbrar su talento.

Con las alarmas por aquella lesión de tobillo y luego de muchos meses sin poder jugar, llega al Portimonense, un humilde club de Portugal en el que le daría una última oportunidad a su carrera. Jugaba con dificultad y dolor – pero lo intentaba- hasta que tomó la difícil decisión de cerrar su ciclo como futbolista profesional y dejar a un lado aquello que tanto amaba hacer. 

La lesión

Se jugaba la tercera fecha de las Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Rusia 2018, la Selección Colombia enfrentaba a su similar de Chile, pese a que Jackson no brillaba en el Atlético de Madrid, seguía en el radar de la 'Tricolor' por parte del entrenador José Pekerman.

Era un encuentro con mucha tensión que se disputaba en el Estadio Nacional de Santiago, Colombia rescataba un punto gracias a un gol de James Rodríguez, pero el destino no le tenía nada bueno a Jackson aquella noche. Corría el minuto 83', el volante Francisco Silva entra con fuerza sobre su humanidad y lo deja tendido en el césped con mucho dolor.

"Después de ver la jugada quedas con el jugador que te hizo la entrada como: ¿Qué necesidad de había de hacer eso?", confesó.

La Federación Colombiana de Fútbol confirmó que el jugador sufrió “esguince en el cuello del pie”. Aquella situación de juego partió en dos la carrera de Jackson, no volvería a ser el mismo goleador; así cerraba sin saberlo su ciclo con la Selección y esa afección en su tobillo lo seguiría acompañando por el resto de su vida futbolística y que terminó precipitando su retiro.

“Yo jamás pensé que iba a parar mi carrera por una lesión, yo me veía jugando hasta los 40 años, mi cuerpo físicamente sabía cómo estaba, pero yo ya empezaba a ver que no estaba nada bien. El proceso fue muy lento, hacía una cosa y hacía la otra, iba a un lugar y al otro, pero gracias a Dios pude refugiarme en medio de esos momentos duros sabiendo que tienes una lesión que quieres calmar el dolor con medicamentos, es tan pesado ese dolor que el medicamento no logra hacerlo; pero más que quejas busqué enfocar mi pensamiento en las cosas buenas de la vida”, confesó.

Vea aquí la entrevista con Jackson Martínez:

La gloria

Jackson Martínez ha vivido grandes momentos en su vida, como futbolista colecciona magnas vivencias y experiencias, pero sin duda su momento de gloria lo vivió en el Mundial de Brasil 2014, un campeonato que quedó grabado para la memoria del fútbol colombiano y que llevó a la selección a los primeros planos del fútbol en el mundo, recuperando así un prestigio que años atrás venía desteñido.

Su momento de máxima emoción llegó el 24 de junio de 2014, Colombia jugaba contra Japón e hizo historia al ser el primer colombiano en marcar un doblete en una Copa Mundial de Fútbol, anotando en los minutos 55' y 82', cumpliendo así el objetivo y el sueño de cualquier futbolista imprimiendo su nombre en la máxima competición del 'deporte rey' en el planeta.

“Fue un momento emocionante para mí por dos razones: estaban mis papás y mis hermanas, verlos ahí vibrar de esa manera y recordar mi niñez, ver el reflejo de lo que fue Jackson antes y lo que es ahora; saber que si es posible con honestidad, trabajo, lucha, momentos duros, pero que si es posible salir adelante y que tu saques a tu familia adelante, sea en el trabajo que sea. La otra razón fue celebrar esos goles a mi tierra natal”, recuerda.

El vínculo con Dios

Jackson Martínez es un hombre entregado completamente a la gracia de Dios, a él le ofrece sus triunfos, sus alegrías, el bienestar propio y el de los suyos. A través de su mano le ayuda a reconfortar el alma cuando la tristeza y el dolor aparecen en su camino.

Ese vínculo ha sido muy fuerte, a pesar de los duros momentos que vivió en su carrera, Dios ha sido la fortaleza que lo ha ayudado salir adelante y ha guiado en sus nuevos pasos. Al principio, Jackson se negó a aceptarlo, pero con el paso del tiempo entró a su corazón para seguir forjando su vida.

“Si fuera por mi, estaría lo más lejos de Dios que pudiera – era así antes de conocerlo- cuando nos mantenemos alejados de Dios es porque no queremos que él se interponga en aquellas cosas que nosotros sabemos que no van ser agradables a su voluntad. Él es el que me busca, yo decir que fui tras de él no, yo quería vivir alejado de él, pero cuando tengo ese encuentro a través de su palabra puedo ver el perdón de nuestros pecados, ver mi corazón pecaminoso, luchar por hacer el bien y ver como él ofrece un perdón verdadero y que perdure por siempre ¡es maravilloso!, afirmó.

La música

Jackson Martínez vivía momentos complicados durante la recuperación de su lesión, con ello, tenía que guardar largos periodos de inactividad física y el tiempo libre era pan de cada día. Desde muy joven escuchó rap, este género musical lo había conquistado y a partir de ahí empezó a escribir cosas: vivencias, expresiones y sentimientos que luego se fueron convirtiendo en canciones.

Su libreta de apuntes se acumulaba de aquellas ideas que se convertían en una buena terapia para mitigar el dolor de su lesión y su proceso de recuperación. Letras inspiradas en la gracia de Dios, que fueron ganando espacio en su corazón y contemplando la posibilidad de mostrarlas al público.

“Creo que todos tenemos algo de música, aunque muchas veces la gente no lo sepa llevamos música adentro. Escuché mucho rap y sus instrumentales, empecé a escribir pero nunca lo vi como una carrera, mi meta estuvo ligada en el fútbol en no tener ninguna distracción; tenía mucho tiempo, no podía hacer nada, recién operado me la pasaba escribiendo, pasando tiempo con la familia y estudiando la Biblia. Grabé mis primeras canciones y por ahí te vas porque la gente que empieza a seguir tu música comienza a tener interés por que continúes sacando producciones”, comenta.

La verdad

Jackson lanza su nuevo sencillo titulado 'La Verdad', una canción con la que hace un llamado al mundo a cambiar ahora. El tema hace parte de su álbum titulado 'Las 2 Puertas', en este recopila siete canciones que reflejan las vivencias y emociones por las que pasó su vida a causa de su lesión. La canción es un llamado a la reflexión y a reconocer que a pesar de las circunstancias siempre está Dios para apoyarnos.

'La Verdad' es autoría del delantero y se grabó en Palma Productions en Medellín, estudio con más de 18 años de trayectoria en el que ha trabajado de la mano de artistas como J Balvin, Nicky Jam, Golpe a Golpe, Reykon, entre otros.

“Es una canción que va ligada a lo que fue la llegada del Señor Jesucristo a la cruz y cómo él siendo el camino, la verdad y la vida -según lo dice la Biblia - es la única verdad que puede dar salvación al pecador. Tomé esa parte y empecé a escribir un pensamiento y de ahí sale la idea de esta producción”, dijo.

Las metas

Jackson atraviesa por un buen momento en su vida, disfruta mucho de la actual etapa musical y vive tranquilo con su familia en Portugal. Es un hombre joven y con muchas metas por cumplir, por supuesto, el fútbol es lo que más ama en la vida y su fuerte vínculo lo acompañará por siempre.

“Aún no me veo como entrenador, quiero planificar y empezar mi carrera como entrenador de un equipo principal, me gusta mucho la formación y yo comenzaría por ahí; ligado al fútbol siempre quiero estar y quiero estar preparado para el momento de ejercer hacerlo bien. No se si seguiré en la música pero el fútbol es algo que me apasiona y creo que con tantos años de carrera no te desprendes y la pasión por el fútbol está ahí y que mejor que aportar en un área que conoces y preparándote puedes potencializar mucho más”, expresó.

Él es Jackson Martínez, un goleador dentro y fuera de las canchas, un hombre que ahora celebra goles con canciones y que de la mano de Dios seguirá luchando por sus anhelos y sueños; quizá lo veremos como un gran entrenador o productor musical, pero siempre demostrando que pese a las adversidades que se puedan presentar, es posible luchar y salir adelante.

Por: David Palencia