La diva contra el superintendente

14 de mayo del 2012

Amparo Grisales, acusada de publicidad engañosa por el producto Revertrex, denunció al superintendente.

Ha surgido un nuevo capítulo de la novela de Revertrex, el mágico producto contra el envejecimiento promocionado por la diva Amparo Grisales.

La actriz denunció al superintendente de Industria y Comercio, José Miguel de la Calle. El funcionario aseguró el pasado 26 de marzo que Revertrex no tenía “ninguna prueba sustancial, técnica o científica que demuestre que el producto prevenga o retrase la edad”. Añadió además que la publicidad era engañosa.

Grisales, a través de sus defensores, asegura que De la Calle cometió un abuso de la Función Pública y violó el debido proceso. Además, afirmó que la entidad encargada de pronunciarse, en caso de un cuestionamiento a Revertrex, es el Instituto Nacional de Medicamentos (Invima) y no la Superintendencia.

La actriz considera que el Superintendente pisoteó su imagen cuando aseguró que hubo de por medio una publicidad engañosa. Quienes han hablado con la actriz, acostumbrada a lidiar con las críticas, aseguran que jamás se había sentido tan mal.

Otro de los argumentos para que Grisales y sus abogados denuncien al alto funcionario radica en el hecho de que ella jamás dijo que Revertrex retardaba el envejecimiento. “Aquí hay una flagrante falta de objetividad y transparencia en este proceso”, dijo uno de los abogados que representan a la actriz.

Mientras esto sucede y la Fiscalía investiga, la Superintendencia se mantiene en su posición: sancionar no solo al fabricante, Sociedad Intermarketing Express Ltda., sino también al expendedor, sociedad Intermarketing Direct S.A. Además, la Superintendencia obliga a los productores de Revertrex a pagar la máxima sanción por su engaño.

La denuncia asegura: “Mediante el pronunciamiento que hizo (el superintendente) sobre el fondo del asunto, esencialmente obligó a sus subordinados a olvidar el examen objetivo que les correspondía realizar y mediante una clarísima vía de hecho impuso de forma definitiva una sanción a dichos empresarios, violentando el derecho al debido proceso y los principios de transparencia y legalidad de la función pública”.

Pronto se conocerán más aspectos de este caso, que indignó a miles de compradores que creyeron haber hallado en Revertrex la fórmula de la eterna juventud.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO