“La Federación perdió el liderazgo”

“La Federación perdió el liderazgo”

15 de marzo del 2013

¿A propósito del paro reciente, se desbarató la institucionalidad representada por la Federación Nacional de Cafeteros?

 Juan Camilo Restrepo: Esperábamos mayor liderazgo, más presencia, una Federación de Cafeteros poniendo la cara diciéndole a sus bases que no se justificaba este paro y nos encontramos con que el paro desbordó a la Federación. Su liderazgo se vio mermado, agrietado o inexistente, tanto que muchos comités departamentales y municipales de cafeteros estaban con el paro y ante esa situación el gobierno tenía una responsabilidad superior que era desactivarlo.

Ante la incapacidad de la misma Federación para controlar, convencer y persuadir a sus propias bases y a sus propios comités, el gobierno entabló diálogos, pero no porque se desconocierla institucionalidad, que se respetó hasta el último instante, sino por la falta de liderazgo, conducción y credibilidad.

Ante una inminente crisis ministerial, se rumora su salida….

 Estoy comprometido con un trabajo muy duro, que hago con todo entusiasmo. Y lo seguiré haciendo hasta que el presidente lo juzgue conveniente. No me retiraré.

¿Usted no conjuga el verbo renunciar?

 No. Uno no es monedita de oro y no tiene porqué gustarle a todo el mundo porque aquí se tocan intereses. Acá hay que arbitrar entre A B y Z, cada uno jalando para su lado y el deber del Gobierno y del Ministerio de Agricultura es buscar las mejores decisiones de políticas públicas y de complacer aquí y allá.

¿No piensa o descarta que el enrarecido panorama agrario de los últimos tiempos tenga que ver con una falta de un mejor manejo suyo?

 Yo solamente le repito las cifras del DANE. En 2008 ,2009 y 2010, los últimos años de la administración Uribe, el crecimiento de la agricultura fue negativo. En los dos primeros años de gobierno de Santos, el crecimiento ha sido positivo. No estamos creciendo al ritmo de los hidrocarburos o la minería, pero esa vieja locomotora de la agricultura que estuvo paralizada durante la mitad del segundo gobierno anterior ha vuelto a crecer, a pesar de las dificultades, a pesar de la revaluación, a pesar de la ola invernal y está marcando guarismos positivos. Es un resultado valorado y valorable para tener en cuenta. De manera que ahí están las cifras, en respuesta a los críticos.

Críticos como el expresidente Uribe, ¿a quién no quisiera ver?

Tengo buen trato personal con él aunque tenemos diferencias muy grandes en ciertos puntos concretos. Pero nos vemos a menudo. Lo cortés no quita lo valiente.

Entonces, ¿se va o se queda en el Ministerio?

Sigo haciendo lo que me corresponde. El Presidente Santos tiene la palabra.