La herida que dejó el terremoto en Indonesia

Mahmut Atanur \ Agencia Anadolu

La herida que dejó el terremoto en Indonesia

13 de octubre del 2018

Los indonesios que sobrevivieron al terremoto 7.4 grados y el tsunami del pasado 28 de septiembre en la isla de Sulawesi, en Indonesia, aún lloran a sus familiares muertos en el desastre. La cifra oficial tras terminar las actividades de rescate ubican la cifra de víctimas mortales en 2.088 personas.

“No pudimos encontrar a mi padre después del tsunami. Infortunadamente, no logramos rescatar el cuerpo de mi padre. Mi madre, mi hermano y mis hijos están vivos, pero perdí a mi amado padre”, señaló Kurnia Arifin, un residente del distrito de Silae.

La tragedia inició con un terremoto de magnitud 7,7 que sacudió la isla de Sulawesi. Pero ese era solo el inicio del infierno, a causa del movimiento telúrico se produjo un tsunami en las ciudades de Donggala y Palu, donde las olas se elevaron hasta tres metros de altura. Dejando a su paso más de 113 desaparecidos.

Ahmad Latama, sobreviviente del terremoto. Foto: Selman Tür \ Agencia Anadolu.

Luego, el asedio de la naturaleza produjo la erupción del volcán Soputan, en la provincia de Célebes Septentrional, que obligó al gobierno indonesio a declarar un área de siete kilómetros a la redonda como zona de peligro. El volcán, que se encuentra a 90 kilómetros del epicentro del terremoto, fue activado como consecuencia de ese movimiento terrestre.

Desde ese día la tierra no ha dejado de moverse el subsuelo en las islas de Sulawesi, hace apenas dos días, un nuevo terremoto de 6,4 grados sacudió el distrito de Gayam, por fortuna el epicentro fue a más de 555 kilómetros adentro del océano, pero alcanzó para cobrar la vida de tres personas.

Los habitantes conducen motocicletas en un camino que quedó dañado después del terremoto. Según las autoridades, 2.600 personas están recibiendo tratamiento médico en hospitales. Foto: Mahmut Atanur \ Agencia Anadolu.

La erupción del volcán tampoco ha terminado, más de 100 erupciones se han producido desde que estalló y provocó llamas que alcanzaban los 200 metros de altura. En Indonesia se encuentran unos 130 volcanes activos que hacen parte del temido ‘Anillo de Fuego’ del océano pacífico.

Pero la mayor angustia quedó para los sobrevivientes que continúan sufriendo los embates naturales y la tristeza de sus familiares muertos. Surti Citra, otro de los sobrevivientes del desastre, contó que el terremoto fue muy fuerte y que tuvieron que huir a lugares seguros.“Después del terremoto y tsunami empezamos a buscar a mi tía con la ayuda de los soldados. Después de dos días, encontramos el cuerpo sin vida de mi tía, que luego llevamos a la mezquita”, señala Citra.

Una mezquita, en la ciudad de Palu, permanece intacta después del terremoto. Foto: Orhan Onur Gemici – Agencia Anadolu.

Los funcionarios de la Agencia Nacional de Manejo de Desastres dijeron que las misiones de investigación y rescate se detuvieron a partir del 12 de octubre, pero el estado de emergencia continuará hasta el 26 de octubre. Los funcionarios agregaron que se cree que hay unas 680 personas que continúan  desaparecidas y que la cantidad de heridos que recibe tratamientos en hospitales alcanza los 4.612.

Indonesia se encuentra dentro del “Anillo de Fuego” del Océano Pacífico, donde las placas tectónicas chocan y causan actividad sísmica y volcánica frecuente.

Una mujer carga sus pertenencias a través de los escombros. Foto: Mahmut Atanur \ Agencia Anadolu

El 26 de diciembre de 2004 un terremoto de magnitud 9,1 golpeó la costa este de Sumatra, provocando un tsunami que dejó unas 230.000 personas muertas a lo largo de las costas de Sri Lanka, India, Malasia, Indonesia y Tailandia.

Tres terremotos más con las magnitudes 6.3, 6.9 y 7 golpearon la isla oriental de Lombok, al occidente de Indonesia, en los últimos dos meses, dejando un total de 563 personas muertas.

Con información de Anadolu.