La isla de la rumba de ‘Fritanga’

La isla de la rumba de ‘Fritanga’

4 de julio del 2012

Camilo Torres Martínez, alias ‘Fritanga’, era un narco de bajo perfil. Hasta que en 2008 fue vinculado a John Manco Torres (‘El Indio’) en una investigación contra el entonces jefe de la Fiscalía de Medellín, Guillermo Valencia Cossio, y el empresario Felipe Sierra. ‘Fritanga’ formaba parte de la organización criminal ligada al jefe paramilitar Daniel Rendón, alias ‘Don Mario’, y estaba libre por cuenta de un habeas corpus que consiguió en junio de 2009. En el presente se había convertido en la mano derecha de Alias ‘Mi Sangre’ jefe de los ‘Urabeños’. Sin embargo, las autoridades le seguían la pista y fue precisamente su extravagancia la que lo delató. Fue encontrado en el hotel Punta Faro en la isla Múcura (en el Golfo de Morrosquillo) donde celebraba su matrimonio.

Camilo Torres, alias 'Fritanga'
El hotel donde se casó ‘Fritanga’ tiene 45 habitaciones cuyo precio llega al millón y medio de pesos por noche.

El hotel donde se llevó a cabo la fiesta queda a dos horas en lancha partiendo desde Cartagena. Tiene 45 habitaciones dobles y precios que oscilan entre el millón y el millón trescientos mil pesos por noche. Según la investigación, la fiesta llevaba siete días con la participación de 11 orquestas. El costo sólo en alojamiento para los  invitados fue de 350 millones de pesos.

Camilo Torres, alias 'Fritanga'
Ciento cincuenta invitados celebraron al ritmo de la música de 11 orquestas, en una fiesta que costó 2.500 millones de pesos.

Así mismo, el viaje ida y vuelta en lancha desde Cartagena tiene un costo de 150 mil pesos por persona, esto quiere decir que al narcotraficante le costó 22 millones quinientos mil pesos movilizar a sus 150 amigos. Dentro de todos los gastos el propio general León Riaño aseguró que la fiesta costó 2.500 millones de pesos. Hasta el momento se conoce que varias modelos y personalidades de renombre en Colombia estaban en la fiesta, sin embargo, sus identidades y tampoco los nombres de las orquestas han sido revelados. La Registraduría lo daba por muerto, cuando lo cierto es que Camilo Torres Martínez andaba de parranda.