“La leche ya no es negocio”: Colanta

“La leche ya no es negocio”: Colanta

7 de julio del 2013

Preocupación y pocas alternativas ante la enorme demanda. Esa es la situación que enfrentan en la actualidad los lecheros colombianos. Según la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas (UNAGA) en el 2012 entraron al país más de 28 mil toneladas de leche en polvo, un aumento cercano al 370% si se compara con el mismo periodo del 2011. El negocio ya no está dando los frutos de antes, hay excedentes del producto lácteo, y según los productores, los Tratados de Libre Comercio siguen en aumento y han permitido que la situación empeore.

Con un panorama desalentador a pesar de los futuros recursos asignados por el gobierno para defender el empleo de 350 mil familias lecheras, la Cooperativa Lechera de Antioquia, más conocida como Colanta, decidió apostarle a la diversificación de sus productos y muestra de ello es la importancia que le ha dado al negocio de la carne.

Jenaro Pérez, quien ha gerenciado por más de 40 años la entidad, le contó a Kienyke cómo han logrado ganarse un espacio en la exportación de productos cárnicos y cuál es el futuro del comercio de lácteos en el país, que tiene encima el fantasma de los competidores extranjeros.

Planta lechera, Kienyke

¿Cómo es la Colanta de hoy si se compara con la de hace cuarenta años?

Aquí no había nada hace cuarenta años, aquí existía el nombre de una cooperativa que se llamaba Colechera a la cual la superintendencia de cooperativas le había ordenado su liquidación por tercera vez. Recibí la llamada del ministerio de Estado en esa época y me dijeron que no podía dejar acabar esta empresa.

Colanta comenzó funcionando en un garaje. Un almacén y ahí fue donde empezamos a gestionar y a mirar cómo íbamos a organizar una cooperativa, a conseguir la plata y a planear cuáles eran las obras que teníamos que hacer. Con un dinero que nos prestó el gobierno compramos un pasteurizador usado con capacidad para producir cinco mil litros. Hoy en día contamos con tres pasteurizadores de 35 mil litros cada uno.

Aunque las ventas superaron los $1.6 billones de pesos, aseguran que 2012 fue un año difícil por los TLC’S firmados. ¿Como una estrategia para mitigar estos impactos la empresa espera para el 2013 no sólo mantener la producción de leche sino aumentar la producción de carne de mejor calidad?

Sí y no. Hubo mucha irresponsabilidad en firmar TLC que para el sector lechero fueron catastróficos. Por ejemplo Argentina es el país del mundo más eficiente en producción de leche. Allá producir un tipo de lácteo vale US$30 centavos de dólar y en Colombia, por el contrario, vale US$1.50. Pensar en firmar un TLC con Argentina o sentir los estragos del acuerdo con Europa es una locura porque generalmente estos tratados se hacen gradualmente y vimos una irracional importación de leche en polvo.

Nosotros sí les estamos diciendo a algunos ganaderos que ya lo están haciendo, es que Colanta le compra un ternero menor de 24 meses a $5.000 el kilo. Con esto queremos invitar al campesino a producir menos leche y más carne. Nosotros sacrificamos animales jóvenes menores de 24 meses, carne supremamente tierna con un cruce que también queremos proyectar aún más. Con las otras reses fabricamos embutidos. El 70% de la ganadería colombiana es cebú, pero esta carne sabe distinto a la que nosotros requerimos, denominada Bos Taurus. Hay muchas razas europeas que mejorarían la carne mezclándolas con cebú.

¿En Colombia y en el mundo sobra leche y hace falta producir carne de alta calidad?

Desafortunadamente para Colombia en el mundo sobra leche. Porque Europa no sólo es eficiente para producir leche sino que allá subsidian al productor de leche. Por esa razón rebajan los precios de la leche y la venden a pocos días de vencerse. Eso es competencia desleal.

¿El empleo se ha visto afectado con la llegada de competencia internacional?

Las cooperativas son grandes generadoras de empleo, por ejemplo en Colanta somos seis mil trabajadores asociados; productores asociados somos 14 mil y no solo eso sino que hemos rescatado tierras que no tenían uso como en el norte de Antioquia, Santa Rosa de Osos, Belmira y Entrerrios, tierras arrasadas por la minería que hoy se constituyen como la zona lechera más potente de Colombia.

¿José Antonio Ocampo ha dicho que la indigestión del TLC acabará con el aparato productivo del país, podemos decir lo mismo con los lecheros?

Yo creo que nosotros nos defendemos por el mercado y por la calidad. A mí me pueden decir: pero por qué es tan buena la calidad de la leche Colanta. El queso parmesano necesita dos años de maduración y en esos dos años en los que se deja en unas cavas, a Colanta no se le daña un solo queso. En cambio en Parma (Italia) donde inventaron el queso parmesano, el 15 % del queso se infla durante esa maduración y es utilizado para gratinar o para uso de cocina y no para comerlo.

¿Suspenderán o bajarán los volúmenes de compra de leche a los campesinos si se sigue incrementando el excedente del producto?

Si nos vamos a quebrar la rebajamos, pero hasta ahora nos estamos defendiendo porque las ventas están buenas de tal manera que le estamos diciendo a los productores, que pasen lentamente a producir carne.

Frigorífico, Carne, Kienyke

¿Están perdiendo plata con el excedente que tienen en leche? ¿Han tenido que bajar considerablemente el precio?

No. Seguimos sosteniendo los precios. No hemos tenido dificultad para vender, pero los excedentes sí han disminuido. Nos seguimos defendiendo porque estamos haciendo promociones. En esta semana vamos a regalar leche líquida en otras partes del país. En lugar de pulverizar la leche para guardarla, la regalaremos en barrios populares de ciudades como Santa Marta, Barranquilla, Cali, Bogotá o Medellín.

¿Ya no hay razón para declarar una emergencia lechera en el país?

Yo he dicho que hay una emergencia lechera porque estamos en el filo de la navaja. Ahora estamos pidiendo que no llueva. No estamos óptimamente pero recibimos la totalidad de la producción,  no le recibimos un litro de leche de más a nadie. Controlamos lo promedios de la leche que nos dan los productores pero si nos aumentan, les decimos que no.

La leche ya no es negocio, el negocio es la carne. Nosotros donde tengamos carne buena, rebajaremos los promedios de la leche. Colanta es la empresa con mayor número de certificaciones en el país lo que demuestra la calidad en leche, queso y carne. En Mercolanta es bueno observar las colas que hace la gente para comprar la carne, repito, por eso pagamos un buen valor por el precio del ternero.

Primero: estamos con mucha leche, pero la carne es muy poca. Segundo: los mercados internacionales requieren de buenos productos. Si vamos a exportar carne a Rusia y a China nos exigen carne de buena calidad.

¿Cómo les ha ido con la comercialización de productos cárnicos?

Magnifico. Porque tú vas a cualquier punto de venta de productos Colanta y siempre vas a encontrar la gente haciendo cola. Si van a los puntos de venta en Bogotá pasa lo mismo.

¿Cuánto espera vender Colanta en el 2013?

Nosotros creemos que este año vamos a aumentar las ventas un 15%. De $1.6 billones de pesos el año pasado, proyectamos ventas para el 2013 de $ 1.75 billones más o menos.

¿Le sale al campesino colombiano más barato venderle el ternero a Colanta que la misma leche?

Por qué pusimos el kilo de ternero a $5.000 pesos, primero para que no nos manden tanta leche y segundo porque para nosotros es mejor probar la carne de ternero apreciado en países como Inglaterra, Holanda o  Bélgica. Ese se vende muy bien. Estamos haciendo chorizo, jamón y salchicha de ternera.

Carne Colanta, Kienyke

¿En 10 años veremos que Colanta cambió totalmente su modelo de negocio y centrará su interés en la comercialización de productos cárnicos?

Nosotros queremos producir más carne y menos leche pero apenas estamos empezando. El frigorífico de nosotros está en Santa Rosa de Osos (Antioquia) y es el único frigorífico del mundo que sacrifica novillos, cerdos, terneros y ovejas a la vez.

¿Cuál será la inversión que tendrán para potencializar el negocio de la carne?

Para el fortalecimiento de esta operación se invertirán $25.000 millones de pesos en la ampliación de la zona de frío de la planta de frigoríficos, ubicada en la vereda San Juan de Santa Rosa de Osos, en la que trabajan 400 personas.

Están fabricando nuevos productos de consumo que tienen a la carne como actor fundamental, ¿ya focalizaron su idea de negocios por este lado?

Claro, el jamón de ternera, el chorizo, la salchicha. Se pueden encontrar en los puntos de venta. Vamos a abrir en Bogotá dos nuevos puntos. Ya estamos acabando de ajustarlos para vender los cárnicos que la gente desee.

¿En dónde se concentra el proceso de comercialización de carne por parte de Colanta?

Principalmente en Medellín que es donde nos conocen; también estamos abriendo dos nuevos sitios en Bogotá y en Barranquilla. Son pocos porque por ahora no tenemos tanta carne de ternera.

¿Tienen en mente abrir una serie de sucursales en todo el país?

Tenemos 45 puntos de venta en el país, pero este año proyectamos abrir otros catorce, para una inversión superior a los 8.000 millones de pesos, con lo que se generarán unos 160 empleos. Vamos a seguir por todo el país abriendo cada uno de  los Mercolanta. Esos son los objetivos, pero tenemos que aumentar la carne de calidad porque queremos no vender solamente quesos, copas eslovacas, vinos importados de la rioja.