La notaría de Juan Manuel Corzo

La notaría de Juan Manuel Corzo

4 de agosto del 2011

Juan Manuel Corzo se ha estrenado como presidente del Senado con una iniciativa que ha sido mal recibida por la opinión pública: revivir la inmunidad parlamentaria. A través de la cuestionada iniciativa, la Corte Suprema de Justicia no podría investigar o juzgar a ningún congresista hasta que la Cámara o el Senado determinen su responsabilidad en algún delito.

Como coincidencia, Corzo es el mismo congresista que pudo haberse beneficiado de la Notaría Segunda de Cúcuta dentro de la ‘feria de las notarias’ que se dio durante el gobierno de Álvaro Uribe. Corzo habría obtenido la notaría el 19 de abril de 2006, a nombre de Samuel Darío Quintero Pineda, a quien se le otorgó a través del Decreto 1157 por instrucciones del entonces ministro del Interior, Sabas Pretelt de la Vega, quien habría encargado de la gestión a su viceministro, Hernando Angarita.

El presidente del Senado forma parte de la lista que entregó Manuel Cuello Baute, exsuperintendente de Notariado y Registro, en su declaración ante la Corte el 24 de junio en 2009, como uno de los congresistas que obtuvo notarías por medio de terceras personas.  En sus distintas denuncias ante la justicia, Cuello Baute ha descrito la forma como se entregaron los despachos notariales a los políticos de la coalición de gobierno y a otros cuyos votos resultaban indispensables para el trámite de la reelección. Por entonces, Corzo era representante a la Cámara.

Kien&Ke conoció por fuentes de la Superintendencia de Notariado y Registro que el hoy presidente del Congreso visitó en 2006 el despacho de Cuello Baute para recoger personalmente el decreto mediante el cual se nombraba a su recomendado, Samuel Darío Quintero. Lo que muchos se preguntan es si Corzo está legislando en causa propia.

Según un listado que entregó a la Corte el exsuperintendente de notariado Manuel Cuello Baute, el hoy senador Juan Manuel Corzo recibió esta notaría.