María José, la tesa del fútbol freestyle

Publicado por: sebastian.alvira el Vie, 19/02/2021 - 11:57
Share
En diálogo con Kienyke.com, María José López, una talentosa exponente del fútbol freestyle, contó su experiencia de trabajar en los semáforos de Yumbo, Valle del Cauca.
María José, la tesa del fútbol freestyle

Detrás de cada artista callejero hay una historia de superación y admiración que impresiona a cualquier cristiano. En los semáforos de Yumbo brilla una estrella que emociona, entretiene e inspira. Es la de una joven que paraliza el tráfico acompañada de un balón. 

Kienyke.com conoció la historia de María José López, una joven vallecaucana de 20 años con un talento extraordinario para el fútbol freestyle, una modalidad de este deporte que consiste en hacer acrobacias con el balón. Aunque nos contó que siempre le ha gustado, solo hasta los 14 años empezó a entrenarse en una escuela de fútbol de Yumbo, de donde es oriunda, y ahora juega en el Club Deportivo Generaciones Palmiranas.

Esta joven vallecaucana, además de ser una impresionante delantera, estudia publicidad y está a seis meses de alcanzar su título. Cuando esto suceda, María José pretende dedicarse de lleno al fútbol, una pasión que la llevó a pararse en los semáforos de Yumbo para exponer lo mejor de su talento y recoger el dinero que necesitaba para costearse la universidad, el fútbol y sus gastos personales. 

“Yo siempre tenía la curiosidad de cómo sería el simple hecho de trabajar en el semáforo, así como cuando uno va en el carro o en un taxi que ve a alguien parado ahí haciendo algún show. La primera vez que me paré en un semáforo no sabía hacer muchos trucos como ahora. Recuerdo que le dije a mi novio que contara con el cronómetro y cuando fuera a cambiar el semáforo me avisara para recoger las monedas”, comentó María José.

Aunque su novio la acompañó a esos primeros shows en los semáforos de Yumbo, siempre se preocupó por lo que pudieran pensar los padres de María José. Cuando su mamá se dio cuenta, como toda madre, entendió lo que significaba para su hija este trabajo y empezó a acompañarla un tiempo, tras el cual comenzó a dejarla ir sola. Cuando su papá se dio cuenta, mostró su desacuerdo porque se imaginaba que los peligros de la calle podían tocar a su hija en cualquier momento. Sin embargo, luego la apoyó. 

“Él lo veía desde la parte más negativa, como que me iba a pasar algo en los semáforos, que me iba a coger un carro o alguien me haría algo, no sé, él se imaginaba lo peor. Ya después se fue adaptando a mi trabajo, ya no le molesta. Ahora me dice ‘¿se va para la oficina?’ cuando salgo al semáforo”, detalló. 

Otro de los puntos llamativos de su historia en el freestyle fue cuando sus compañeras de equipo y entrenadores se enteraron de que trabaja en los semáforos. Su impresionante talento con el balón fue la primera pista que analizaron para saber en qué laboraba.

“Las muchachas se dieron cuenta porque, como ahora con las redes sociales es mucho más fácil enterarse de todo, resulta que yo era la única chica en el equipo que hacía tantos trucos y eso les llamaba mucho la atención, entonces se enteraron. Cuando los profesores se dieron cuenta, me llamaron aparte y me preguntaron si era verdad que yo trabajaba en los semáforos”, recuerda María José.

María José les respondió que sí, que así se conseguía lo de los pasajes. Eso fue impactante para sus entrenadores y compañeras, quienes la admiraron más con el tiempo por su talento y carácter. 

Las redes de esta freestyler son un hit. Los trucos y el humor son protagonistas en sus contenidos. Sus conocimientos en publicidad la han hecho trabajar en material atractivo para los internautas. Luego de publicar un video que le grabó 'El Negro Está Claro', se disparó en redes sociales y ya acumula más de 46 mil seguidores. 

“El video que me hizo Kevin (El Negro Está Claro) me impulsó muchísimo. Incluso me dijo ‘¿cuánto pagás de universidad?’ y me ayudó con una parte. La verdad, estoy muy agradecida con él. El video se hizo viral en Facebook, tuvo cerca de 12 millones de reproducciones, en Instagram alcanzó casi 500 mil, y todas las personas empezaron a seguirme”, expresó Majo Fútbol como la conocen en redes.

Contó que le va muy bien en el semáforo: puede recoger entre 50 mil y 100 mil pesos en un día, cifra bastante llamativa si se tiene en cuenta el promedio salarial en Colombia, pero que no cualquiera puede conseguir si no tiene el talento y carisma de esta joven vallecaucana. 

“Si yo llego a las nueve de la mañana, paro a almorzar y me voy tipo cinco o seis de la tarde, me hago por ahí cincuenta mil. Cuando me va muy bien, que me quedo todo el día, hago ochenta o cien mil. Pero el semáforo es muy agotador, físicamente agota muchísimo, y pues en mi caso el cansancio se me concentra en las piernas y llego muerta a mi casa”. 

Tan pronto consiga su título no pretende dedicarse a su carrera sino a jugar fútbol, por ahora con Generaciones Palmiranas, un sueño que gracias a su habilidad y dedicación parece estar a un paso de conquistar, y con el que piensa retribuir a sus padres todo lo que le han dado.