Ocho hábitos que volverán más productivas sus mañanas

Ocho hábitos que volverán más productivas sus mañanas

11 de diciembre del 2013

James Clear, experto en manejo de hábitos y en salud, escribió en el portal Entrepreneur ocho pasos para mejorar las mañanas y sacarles el mejor provecho.

Ejercicio

Maneje su energía, no su tiempo. Clear recomienda tomarse un momento para entender qué tipo de tareas desarrolla mejor, según el momento del día. Sí su energía creativa es mejor en la mañana úsela y deje tareas más técnicas como llamadas o correos electrónicos para las tardes. Si en las noches le va mejor haciendo ejercicio, organice ese momento para ir al gimnasio.

Agenda

Prepare sus tareas desde la noche anterior. Si en la noche destina unos minutos para hacer su lista de tareas del día siguiente, podrá organizar mejor su día. Diez minutos en la noche le pueden evitar desperdiciar tres horas al día siguiente.

Email

No abra el correo electrónico hasta el medio día. Uno de los pasos más difíciles. Este experto recomienda evitar la tentación de ver su correo electrónico tan pronto se levanta y hacerlo algunas horas después. “Nadie le va a escribir un correo electrónico acerca de una verdadera emergencia, así que deje su correo quieto durante las primeras horas del día. Utilice la mañana para hacer lo que es importante en lugar de responder a lo que es “urgente”, dice.

Apagar-celular

Apague su celular. Deje su teléfono móvil en algún lugar fuera de su vista. Eso elimina la posibilidad de estar revisando mensajes de texto o redes sociales. Esta simple estrategia evita perder tiempo en algunas tareas innecesarias.

Espacio-de-trabajo

Trabaje en un sitio agradable. Clear habla de los inconvenientes de trabajar en una habitación caliente: lo puede hacer sentir somnoliento. En cambio, si se traslada a un lugar fresco su mente se enfocará mejor.

Buena-postura

Siéntese o póngase de pie. Su mente necesita oxígeno para funcionar bien. Por eso es conveniente sentarse en una postura en la que su pecho quede bien ubicado. Si se sienta con la espalda recta o se queda de pie su cerebro recibirá más oxigeno y podrá concentrarse más.

Yoga, Kienyke

Desarrolle una rutina para comenzar su día. Tenga una rutina definida para cada día: desde meditar hasta beber un vaso de agua. La rutina hace que su cerebro sepa que es hora de trabajar o hacer ejercicio y ayuda a evitar una falta de motivación. “Son las opciones que hacemos repetidamente las que determinan la vida que vivimos, la salud que disfrutamos y el trabajo que creamos”, concluye.