Acción de tutela: cómo se hace y en qué casos radicarla

Publicado por: gabriela.garcia el Mar, 03/08/2021 - 13:10
Share
¿Qué es una acción de tutela y cómo radicarla? KienyKe.com le explica todos los detalles de este tema con la ayuda del abogado Juan Camilo Sanclemente.
Acción de tutela: cómo se hace y en qué casos radicarla

En la sección judicial de KienyKe.com abrimos un nuevo espacio para que nuestros lectores puedan resolver las diferentes dudas que tengan sobre temas jurídicos y legales.

Iniciamos con la explicación de qué es una acción de tutela y en qué casos radicarla. Para este objetivo, consultamos al abogado Juan Camilo Sanclemente, miembro de la Fundación Defensa de Inocentes.

¿Qué es y para qué sirve una acción de tutela?
Acción de tutela: cómo se hace y en qué casos radicarla

El abogado Juan Camilo Sanclemente explicó que este un mecanismo por el cual se busca la protección de los derechos fundamentales. 

Según dijo, esta figura nació en nuestro país a través de la Constitución de 1991 y está consagrada en el Artículo 86, el cual dice:

“Toda persona tendrá acción de tutela para reclamar ante los jueces, en todo momento y lugar, mediante un procedimiento preferente y sumario, por sí misma o por quien actúe a su nombre, la protección inmediata de sus derechos constitucionales fundamentales, cuando quiera que éstos resulten vulnerados o amenazados por la acción o la omisión de cualquier autoridad pública”. 

Sanclemente indicó que para interponer una tutela no se requiere contar con un abogado, pues el afectado puede presentarla directamente o a través de una tercera persona que actuará como agente oficioso.

¿En qué casos se debe presentar una tutela?

La tutela solo debe ser presentada en un caso en el que exista una vulneración a los derechos fundamentales, los cuales están consagrados en el Título I de la Constitución Nacional.

¿Cómo se hace una tutela?

Sanclemente indicó que el texto debe ser breve y en él se deben relatar los hechos y aportar las pruebas de vulneración de los derechos fundamentales de quien es víctima.

“El accionante debe realizar la petición para que el juez y/o magistrado que conozca de la acción de tutela estudie si hay lugar o no a decretar la afectación de derechos fundamentales. En caso de que no exista tal vulneración o que no se haya agotado el requisito de procedibilidad, cosa que depende del caso, el juez podrá determinar la improcedencia de la misma. Pero si existe lugar a que haya afectación a derechos fundamentales, podrá determinar y exigir la protección de dichos derechos en favor de la persona o personas afectadas”, explicó. 

¿Qué se debe poner en el documento?

El abogado explicó que el documento debe tener los siguientes elementos:

- Nombres y apellidos completos del accionante, así como sus datos personales.

- La especificación sobre en contra de quién va dirigida la acción.

- Cuáles son los derechos fundamentales vulnerados y el porqué.

- Relato de todos y cada uno de los hechos que evidencien tal afectación de los derechos alegados.

- Petición en la que se detalle qué es lo que se pretende.

- Pruebas y demás anexos que sustenten la solicitud.

- Agregar un acápite de la declaración juramentada donde relate el accionante que no ha interpuesto dicha acción por esos mismos hechos ante otro juez.

- Relatar la competencia de conformidad con lo reglado en el Decreto 1983 del 2017.

- Firma del accionante. 

Acción de tutela
¿Cómo radicar una acción de tutela?

El abogado Juan Camilo Sanclemente señaló que, dependiendo el ente que esté vulnerando los derechos fundamentales alegados, se determinará la competencia del juzgado o tribunal corresponda. Esta competencia está establecida en el Decreto 1983 de 2017.

Según dijo, ahora con el tema de la pandemia por el Covid-19,  las acciones de tutela se pueden radicar vía online a través de la página de la Rama Judicial.

Este es el enlace: https://procesojudicial.ramajudicial.gov.co/TutelaEnLinea

Sanclemente recomendó que todos los archivos que se presentarán estén en formato PDF.

¿Cuál es el tiempo de respuesta de una tutela?

Sanclemente señaló que una vez el accionante (presunto afectado) radique la acción de tutela, por reparto se designará el despacho que conocerá del caso.

Después, dicho despacho realizará el estudio de admisibilidad y por medio de un auto establecerá un tiempo prudencial que, por lo general, son dos o tres días para que la contraparte (entidad que presuntamente está causando el daño) responda y se pronuncie sobre los hechos que indica el accionante.

Además, indicó que puede se pueden vincular a terceros que considere el despacho tienen relación con los hechos para que hagan lo mismo.

"Una vez cumplido ese término dado por el despacho, este contará con un término máximo de diez (10) días para proferir fallo”, explicó.

Acción de tutela: cómo se hace y en qué casos radicarla
Los errores a evitar 

Según el abogado Juan Camilo Sanclemente, estos son los errores que se deben evitar al interponer una acción de tutela:

“Muchos de los errores al momento de elaborar una tutela es extenderse en los hechos, hacer relatos o apreciaciones personales sin sustento probatorio, el no aportar pruebas y sobre todo no agotar los requisitos de procedibilidad. Por ejemplo si se alega una afectación al derecho de petición, primero debe radicar el derecho de petición y contar que los días hábiles se hayan vencidos sin darle respuesta a su petición; otro de los errores que he apreciado, es que hay abogados que pretenden por vía tutela desdibujar muchas acciones propias de los procesos, cuando para ello no es la acción de tutela”. 

Si no conceden la tutela, ¿qué se debe hacer?

El abogado Juan Camilo Sanclemente finalizó diciendo que, si no se concede esta figura y la persona considera que realmente existe una vulneración, debe impugnar en el término establecido el fallo del juez para que un superior resuelva de fondo la petición y determine si confirma el fallo ya proferido o en su defecto determina la afectación al o los derechos fundamentales de la parte accionantes.