Agencias de viajes: otra de la lista del hampa

Agencias de viajes: otra de la lista del hampa

22 de octubre del 2015

Una de las cosas que caracteriza al colombiano no es precisamente su capacidad para sacarle provecho a las adversidades con su ingenio y talento, sino la forma tan delictiva de aprovecharse de la ingenuidad y buena fe de quien les deposita su confianza.

Así empieza la historia de Carolina, que después de tantos años de trabajo y limitaciones personales al lado de su familia, decide planificar unas vacaciones con sus ahorros. Como cosas del destino y por insólita casualidad ella llamó al hampa con la mente, porque al cabo de unas horas recibió una llamada de un asesor que nunca manifestó como consiguió los datos personales y laborales. Solo se limitó a manifestar que tenían una base de datos con el sistema financiero quien les suministraba esa información. ¡Que talito!

Hasta ahí todo iba perfecto. El asesor le ofreció  un paquete de viajes que incluía tanto en temporada alta como baja, la posibilidad de alojarse en los mejores hoteles de América, Europa y Asia, con todo el confort y los descuentos, paseos y visitas a los sectores exclusivos y emblemáticos del lugar que escogiese.

Carolina decidió acercarse a la agencia de viajes Global Business Sion –domiciliada en la carrera 7 No. 113 – 43, oficina 1406- de conformidad a lo sugerido por el asesor, y en efecto se pudiera concretar el trámite definitivo de los documentos que consolidaban el negocio.

Carolina suscribió un Contrato de Adquisición de Producto Turístico con el No. 8831 con sus respectivas cartas de instrucciones y pagos anticipados de caja -28203 y 26345- por valor de $ 6.000.000, frente a los $ 12.000.000 que cuesta todo el paquete, ya que en su oportunidad el asesor le reitero que si tomaba ese paquete antes de las fechas determinadas, se le hacían más descuentos y se le ofrecían mejores servicios.

El calvario empieza cuando Carolina decide programarlas. Entre llamadas y visitas a la agencia de viajes GBS para escoger el destino e irse a descansar, la misma le indica que eso que estaba consignado no era del todo viable, porque eso tenía sus limitaciones y que dependían de EFRATA (¿?), quien era la red internacional que prestaba los servicios.

¡Estupe-Plop! Así esta Carolina, que después de habérsele ofrecido el cielo y la tierra para sus vacaciones, no ha logrado definirlas por el engaño al que ha sido sometida. No obstante, el problema no son las benditas vacaciones, sino el pagaré y la carta de instrucción que suscribió ella, ya que todos los meses por retardarse uno o dos días, la llaman para que pague o de lo contrario le embargaran su sueldo y el del codeudor con reporte a CDR.

Hoy algunos asesores la llaman para que puedan llegar a un arreglo, pese a que ella ya remitió su queja a la Superindustria y Comercio, siendo el trámite lento mientras que a mano armada la agencia de viajes GBS, le cobra el servicio no prestado.

-Y las Farc se salieron con la suya, evitándose pagar la verdad de sus crímenes. ¡Gracias Juan Manuel!

@JorgePerezSolan

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.