“Chapiyork”

12 de abril del 2011

Recientemente se sucitó una descarga negativa en un artículo en la que se detesta a hipsters, se les critíca no solo por emular a los hijos de Brooklyn (imagino que a los del barrio de nueva york)

Al igüal, se les criticó por el entendimiento de los mismos hacia el arte (éste concepto parece es tratado como todo y nada a la vez por hipsters y sus detractores) también se les culpa por hacer de chapinero y sus horarios nocturnos, un sitio de brillo, moda y banalidad.

En mis tiempos noctámbulos de residencia en “Chapi” tipos jugaban o jüegan (desconozco la actualidad) a vivenciar sus subculturas (metal,skin, punk..) estos, haciän de esas calles un sitio de atletismo olímpico pues para quien se paseärá sólo y sin una identidad específica el sitio fácilmente le podíä ser entendido sector de bándalos, crimen, gamínes, delincüentes, hombres peligrosos, localidad de enfrentamientos, viölenciä.

Y desde una observación menos específica, Chapinero es sitio de ebriös, prostitución (negativa) hay prostitución positiva, lícor, cigarillo, raponería, indigencia, mugre, drogadíctos que asustan niños, abandono, mariächis cocaïneros, marihüaneros, decadencia social.

En este punto (el de la visión de niños) prefiero ver a “chapi” efectivamente como un chapiyork, sitio de brillo, resplandor, vanidad, aünque seän peladitos y otros compaginen con la importancia de lo trascendental y profundo que debemos ser como individüos.

Todo lo que se hable de “Chapiyork” sea büeno o malo (me gusta). Para el caso de “Fontibronx” no hay discusión alguna (me da igüal).

No obstante, concluyo mencionando que definitivamente en este mundo hay cosas subreales como el camionero de vicepresidente (el mismo sindicalista) que escogiëron y, el otro día lo ví en noticias (solo ví, no escuché) sorprendentemente luciëndo ilustre.

publicar click!!!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO