De una nueva Guerra “Santa”

19 de septiembre del 2012

Los ataques de extremistas islámicos a embajadas alrededor del mundo es una nueva señal de la terrible guerra “santa” que está por venir

Medio Oriente sigue en llamas. El video en el que se presenta a Mahoma como un bandido, ignorante, abusador, asesino, extorsionista y pedófilo ha sido solo una nueva chispa en un incendio, al parecer, ya incontrolable. El Islam y el resto de religiones del mundo parecen no poder coexistir y los únicos afectados son los inocentes a los que su dios parece haber olvidado.

Solamente sentarse a ver los casi 14 minutos de “La Inocencia de los Musulmanes” es darse cuenta del odio infundado entre las diferentes religiones. “La Inocencia de los Musulmanes” no es un video informativo, ni jocoso, ni artístico: es una burla de las creencias más sagradas de un pueblo y sus tradiciones. Es tomar el símbolo del “profeta” y arrastrarlo con desidia y rencor. “La Inocencia de los Musulmanes” es un video creado por cristianos, encargados, según la Biblia, de repartir al mundo el mensaje de amor de un dios todopoderoso. Pero aquí no hay amor.

Y aunque es injustificable la realización y publicación de un video tan ofensivo e irrespetuoso como “La Inocencia de los Musulmanes”, es imperdonable también la desmedida retaliación de unos personajes sanguinarios, desadaptados y estancados en el pasado. Ya el mundo occidental está cansado de oír a muchos poner el Corán como escudo y hacer lo impensable en nombre de Alá. Hemos tenido que presenciar cantidades inconmensurables de muertos y heridos por simples diferencias en las interpretaciones del Corán. Y solo podemos mirar.

Tuve la desafortunada experiencia de ver la foto del embajador de Estados Unidos en Libia Christopher Stevens en plena agonía durante el ataque al consulado en Bengasi y debo confesar la decepción en la raza humana que sentí en el momento. El dolor humano no puede convertirse en ningún bajo ninguna circunstancia en satisfacción para alguien y menos en alegría. Pero esa es la sensación que reflejan las caras de los atacantes en la foto. Y eso demuestra solamente un odio visceral por razones completamente inexplicables. Ayer unos hombres grababan con odio una película en contra de los musulmanes, hoy unos hombres golpean con odio a un embajador totalmente al margen de los acontecimientos y mañana el mundo se enciende en las llamas de la llamada “Guerra Santa”.

Si existe un Dios y aún nos mira, debe estar decepcionado y temeroso de lo que se puede venir para su creación. Siempre han existido guerras por religión, pero hoy en día nuestro poder de destrucción es mayor al de cualquier época. El polvorín de Medio Oriente y los extremismos llevarán al mundo a un caos total si hoy no se toman correctivos. El mundo siempre está en un punto de no retorno por mil y unas razones, pero este es el más cercano. Si no se toman medidas para controlar las religiones en el mundo estaré de acuerdo con Einstein cuando dijo: No se como será la tercera guerra mundial, sólo se que la cuarta será con piedras y lanzas

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO