De volver a Bloguear

29 de diciembre del 2014

Hace meses no blogueo, como nos pasa a todos y todas, nuestros intereses a veces se desdibujan o, complejamente hay otros asuntos que nos absorben, en mi caso la academia y la investigación que demandan mucho tiempo, el mundo laboral, los amigos y la bicicleta… ya ni noticias leo.

Este paso por aquí espera instaurar nuevas letras, sin abandonar ese “toque” con el que amo y aborrezco los espacios que habito. Por eso me gustaría decirles muchas, pero muchas cosas, por ejemplo: no se crean entonces eso de la Medellín INnovation, campaña de uno de los “mejores” alcaldes del país, que una cosa es mostrar el Poblado (barrio de Medellín) y las zonas bonitas que se organizan para visitantes y otros, y otra es ver las realidades desde las periferias, conversar con las familias, con personas que, señor Aníbal Gaviria, ilustrísimo, déjeme decirle, no saben pronunciar INNOVATION… ¿En qué es que somos los más innovadores?

Los leeré por estos días hablando del salario mínimo para 2015, lamentablemente y aunque muera de la putería (ya perdonarán), naturalicé que el aumento sea casi ficticio.

No me escaparé tanto de la realidad, pues me perdería una Cuba con McDonals y Burger King, o una España sin déficit económico. Perderme de la realidad no me ha posibilitado ver los show’s de la senadora Paloma Valencia, ni el escape de la Sanguijuela del Congreso… parece que escaparse, rodar, pensar es bueno, pero este país tiene un aroma, no exactamente a café, que no deberíamos dejar de oler.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.