El Agujero

17 de septiembre del 2012

Al usar un aerosol o al encender el sistema de aire acondicionado, el elemento químico cloroflurocarbono, inmediatamente, hace de las suyas,  y como si fuera el villano de una famosa tira cómica, lentamente y durante 100 años de manera consecutiva, afecta la capa de ozono que protege a la atmósfera.   Este 16 de septiembre, […]

Al usar un aerosol o al encender el sistema de aire acondicionado, el elemento químico cloroflurocarbono, inmediatamente, hace de las suyas,  y como si fuera el villano de una famosa tira cómica, lentamente y durante 100 años de manera consecutiva, afecta la capa de ozono que protege a la atmósfera.

Este 16 de septiembre, el mundo conmemoró el día de protección de la capa de ozono  y aunque son muchos los que invitan a abandonar el uso de artefactos que afecten a la atmósfera, parece que día a día son más los villanos que no piensan  en el bien colectivo. En vez de usar las gafas, “se hacen los de las gafas”.

El químico cloroflurocarbono, es para la capa de ozono, lo que sería para el famoso, superman, la kriptonita, el mineral que debilita a ese personaje ficticio.

La diferencia es que los daños ambientales en mención, son reales e irreparables y no es un capítulo más de una vieja historieta. Mientras, no cambiemos nuestros hábitos, estaremos  más expuestos a los fuertes rayos solares, que pueden producir con el paso del tiempo, cáncer en nuestra piel.

Aumentan dos agujeros, el primero en la capa de ozono y el segundo,  en la mente de los inconscientes que insisten en atentar contra el medio ambiente. No se dan cuenta que es el mismo aire que ellos respiran.

Sin mencionar la contaminación a la que nos sometemos especialmente en las grandes urbes, ambientalistas venezolanos como Erick Quiroga, afirman que México, Bogotá y Quito, especialmente, registran en la actualidad valores elevados en las mediciones de radiación ultravioleta.

El también promotor del día de protección de la capa de ozono, señala que en el caso de la ciudad de México, los índices diarios de rayos ultra violeta en agosto pasado, llegó a nivel 12, al medio día. Según la escala de radiación de la organización mundial de salud, la exposición de 6 a 7 es considerada alta, es decir que por encima de los 11 puntos es extremadamente alta.

Mientras prosigue el deterioro de la capa de ozono,  sean pocos los héroes secretos capaces de trabajar por el bien del planeta y aumente el número de villanos, empeñado en destruir la atmósfera, solo quedan tres soluciones inmediatas: usar protector solar,  lentes oscuros  y buscar sitios lejos del sol, es lo único que nos queda por hacer,  para protegernos de la fuerte radiación solar.

Estos elementos serán vitales para que no seamos víctimas de lesiones cutáneas y quizás oculares.

Sígueme en @harriethidalgo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO