Gracias al reggaeton

26 de octubre del 2018

Por Antonio Pinilla.

Gracias al reggaeton

En el exterior a Colombia la recordaban por las drogas, la violencia y Pablo Escobar. Gracias a que nos reconocemos entre nosotros y porque cada día hay nuevos talentos en el deporte, la ciencia y el arte, el mundo puede ver otra versión de lo que podemos ser. Hay colombianos que hacen de su trabajo y de su forma de ser el activo más valioso para ofrecerle al mundo. Los nombres de los más destacados se encuentran en diferentes áreas, en deporte encontramos a James y Mariana Pajón; en Televisión a Sofía Vergara; en ciencia a Rodolfo Llinas. El surgimiento de nuevas empresas, iniciativas sociales y personas que se atreven a arriesgar, es lo que determina el impacto que se puede generar en los demás.

Ver en los titulares de diferentes medios que Barack Obama elogió a J Balvin en un evento político, refleja que el mundo tiene entre sus preferencias a un colombiano. “Mi Gente” es una canción que más de una figura pública debe tener entre sus canciones favoritas en su Spotify. Eso lo confirmó Obama al decir que “quién no ama a J. Balvin y el reguetón”. Sin embargo, este género musical sigue siendo muy criticado por el contenido ofensivo que tiene la letra de algunas canciones, especialmente por el mensaje ofensivo contra las mujeres.

Lo importante es que el mundo ya no nos identifica como un sociedad enferma, sino como un país que está integrado por individuos talentosos, que rompe ese esquema insuficiente donde unos pocos pueden salir adelante. Esto demuestra que hay un cambio en la idea de ser colombiano en el exterior, hay nuevos referentes positivos con una fijación mucho más fuerte que los de antes. Nuestras acciones ya no transmiten ese mensaje de inestabilidad y miedo ahora son acciones que son un vehículo de inspiración.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO