Petro y su relación con Salieri

Petro y su relación con Salieri

6 de marzo del 2019

Para ser presidente de Colombia hace falta algo más que ser mayor de edad: es preciso ganar las elecciones. Y esto es quizá lo que no le entra en la cabeza a Gustavo Petro. Ha habido épocas en las que no podían votar las mujeres, y épocas en las que no podían votar los jóvenes, y épocas en las que no podía votar nadie. No sé con cuál de estas épocas sueña Petro, quizá con una en la que sólo pudieran votar los del M-19. Pues no, votamos todos y gana el que más sufragios consigue. Esto puede parecerle muy injusto a alguien que tiene la solución para el terrorismo y para la vivienda y para la economía y para el cáncer y para los vuelos tripulados a Marte, pero las reglas del juego son las reglas del juego.

El problema es que no solucionó todas esas cosas durante su etapa de alcalde, donde había terrorismo por un tubo y viviendas caras por un tubo y asesinos por un tubo y cáncer por un tubo y problemas de comunicación con Marte por un tubo. Por haber, había hasta  algo de movilidad en Bogotá, en este caso por varios tubos, aunque Petro, por delicadeza, se refería al tema con la delicada expresión de ” Carrusel de la Contratación”. Qué pena no haber tenido entonces la clarividencia que le han dado un par de años de oposición.

Petro evoca al bueno de Salieri, aquel músico mediocre que odiaba a Mozart porque creía que, de haber tenido su talento, lo habría gestionado mejor. ¿Por qué, le preguntaba a Dios, le has dado el genio a Mozart, que es un idiota, habiendo en el mundo personas sensatas como yo? ¿Por qué, se pregunta Petro quitándose los fideos de la cara, ganan las elecciones individuos sin preparación habiendo personas como yo para las que el control de la realidad es pan comido? Con tales ideas Gustavo, no sería raro que acabaras pidiendo que se llegara a la Casa de Nariño por oposición. Gran parte de los cuadros de su partido, Colombia Humana, son funcionarios de carrera, que consumieron su juventud escribiendo series de narcos y recitando de memoria los artículos del Derecho Romano.

Se entiende que quieran vengarse de un pasado tan triste, tan estéril, quizá tan onanista. Pero hoy por hoy para gobernar hay que ganar las elecciones (además de ser colombiano y mayor de edad). Se debe sentir en la sangre.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.