Razones para no celebrar el día de la mujer

8 Marzo 2016, 10:59 AM
Share
Hoy el time line de mi Facebook se llenó de mensajes para la mujer. Mensajes como: 'Eres la mejor', 'Dios en su infinita sabiduría creó a la mujer', 'Atrevida, coqueta, amorosa,
Hoy el time line de mi Facebook se llenó de mensajes para la mujer. Mensajes como: 'Eres la mejor', 'Dios en su infinita sabiduría creó a la mujer', 'Atrevida, coqueta, amorosa, tierna', 'Si pudiera dar más que mi costilla la daría', entre otras cosas que para mi gusto son demasiado 'cursis' y que solo se dicen por ser hoy el día que es. Hoy no es un día para celebrar, es un día para conmemorar la muerte de 146 mujeres incineradas en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York en 1911. Fallecieron por la  negligencia y torpeza de un grupo de hombres trogloditas que quiso dejarlas encerradas, según ellos, “para evitar robos en la fábrica”. Lea también: ¿Por qué ella se siente orgullosa de ser una mala mujer? No creo que debamos celebrar lo que le pasó a esas más de 100 heroínas y tampoco creo que debamos celebrar las muertes de miles de mujeres que son asesinadas por sus esposos; que son violentadas en su hogar, en el trabajo y en la calle. Entre 2014 y 2015, según Medicina Legal, en Colombia hubo más de 1.300 casos de feminicidios. Los departamentos con cifras más altas fueron: Valle del Cauca, Cundinamarca, Antioquia, Cundinamarca y Meta. Es una cifra escandalosa, y lo peor viene en ascenso. Lea también: Lucrecia, adicta al dinero, no al sexo Existen mujeres que no defienden a otras mujeres, eso me invita a pensar que no tenemos solidaridad de género. El otro día una mujer ascendió a un cargo importante, y a más de una escuché decir: “Es que de pronto se lo dio al jefe y por eso está allá” o “será la moza del jefe”, o “ese puesto no le va durar nada”, esa y otras frases más venenosas he oído. Entonces me pregunto ¿Para qué celebrar? Sin embargo,  hay casos aberrantes como la muerte de Rosa Elvira Cely en 2012 o el caso que a principio de año fue titular en todos los medios: la muerte de Johanna Ramírez y su hijo de cinco años por parte de su loco esposo Alejandro Garrido Molina en un hotel en Cartagena, quien después de asesinarlos se quitó la vida. Estos casos nos deberían llevar a la reflexión- ¿Por qué debemos celebrar? ¿Cuántas de las mujeres que recibieron flores hoy saben el trasfondo de esta problemática? Me atrevo a responder: Pocas. Un policía me contó un día que en un barrio en el sur de Bogotá, un hombre le propinó una golpiza a su esposa hasta reventarle la boca. El policía no se contuvo al ver la escena y golpeó al marido de la víctima, con tan mala suerte que la señora herida y convaleciente le pegó al policía porque estaba agrediendo a su señor marido. ¿Es esto posible? ¡Dios santo!  Le pregunté al policía: ¿Qué lo llevó a golpear ese hombre? Me dijo: “porque me imaginé que golpeaban a mi esposa, o a mi mamá”.  Buena la respuesta del policía, mala la reacción de la mujer. Considero que es una mujer con una autoestima muy baja, que no se quiere, no se respeta, no se valora, y además no es el mejor ejemplo para sus hijos, yo no les digo que se igualen a los hombres y los enfrenten a puños o que pongan la otra mejilla, pero sí que tengan el suficiente  carácter  para parar esas acciones violentas. Lea también: ¿Hubo un romance entre el defensor y la mujer que lo acusa? La excusa de algunas mujeres es la soledad. ¿Quién las va volver a mirar?, entonces les digo: ¿Prefieren que sus hijos crezcan en un hogar violento sin ninguna expectativa de respeto? ¿Qué agredan a sus nietos, nueras, bisnietas y así la cadena de la vida se vuelva un circulo vicioso? O  saber que hizo lo correcto desde un principio, dejó al maltratador de su esposo que ni le aporta ni le quita nada y quién quita que la recompensa en el amor llegue a su vida.  Y si no lo consigue, entonces celebre su soltería y de paso su bella libertad, porque la opresión de un hombre también es sinónimo de esclavitud. Otro caso con el cual quiero poner sobre la mesa, es sobre las chicas solteras, si tiene 30 y está soltera, si tiene 20 y es soltera, o si tiene 40 y decidió estar sola, ese es el problema de ella, pero encontrar frases incómodas como: “está soltera porque se lo busco” o “pa’ cuando los hijos” o ¿algún día se va a organizar? y la típica “¿Por qué tan solita?”, entonces pienso y digo: ¡Dios santo! Y qué pasa si no quieren parir un hijo, que su decisión es no tener marido y que si está soltera no es porque se lo busco sino que simplemente es una decisión de vida. Por último, quiero recordarles que cada una de nosotras tiene un valor preciado en esta sociedad, que no debemos merecer un hombre que se desquita física o psicológicamente contra una mujer, que no debemos aguantar infidelidades, que tenemos el derecho a estar solteras, si así lo queremos, que no debemos hablar mal de las mujeres y que debemos celebrar cumpleaños, matrimonios, nacimientos, día de la madre y pare de contar, el día de la mujer no es solo un ocho de marzo, son todos los días.

KienyKe Stories