715 matrimonios gais

715 matrimonios gais

27 de Agosto del 2017

Hombre con hombre, mujer con mujer, se volvió una rutina en las notarías. El mundo formal de los gais crece con soltura y más parejas han ido “al altar” de las notarías para legalizar sus uniones. Miles han ido saliendo del closet y hoy alardean de su condición escondida por años.  Los expertos dicen que así como sucede con los heterosexuales, después habrá cola para los divorcios.

Según la revista Semana, desde que se aprobó el matrimonio entre parejas del mismo sexo, en abril de 2016, la Superintendencia de Notariado y Registro ha hecho el siguiente balance:

  • En total se han casado a la fecha 715 parejas gais.
  • En el primer semestre de este año 417, distribuidas entre 233 parejas de hombres y 184 de mujeres.
  • En Bogotá se casaron 114; en Medellín 77; en Cali, 37; en Pereira, 24; y en Cúcuta, 10, entre otros.
  • Los departamentos donde no hubo ni un solo matrimonio de este tipo fueron los más machistas: Córdoba, La Guajira, Casanare, Caquetá, Meta y Chocó.

En el mundo

En el mundo, 24 países han legalizado el matrimonio igualitario, la mayoría de ellos en Europa. Esa unión es legal en: Holanda, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Luxemburgo, Noruega, Irlanda, Suecia, Portugal, Grecia, Inglaterra, Gales, Escocia, Islandia, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Uruguay, Brasil, México (varios estados), Sudáfrica, Nueva Zelanda y Colombia.

El homosexualismo es prohibido en varios países del mundo. “En Irán, Mauritania, Arabia Saudita, Sudán, Yemen y en algunas zonas de Nigeria y Somalia es sancionada con la pena de muerte. En ellos, unos 70 ciudadanos se encuentran en la cárcel por su orientación sexual”.

En un despacho periodístico de principios de año (se recuerda) el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, firmó una polémica ley que castiga las relaciones entre personas del mismo sexo y los actos homosexuales con varios años de prisión.

Museveni dudó en expedir la norma aprobada por el Congreso de ese país africano pero por último decidió hacerlo, tras estudios científicos sobre el tema.

“Pero el caso ugandés no es el único en el mundo. Millones de personas viven en lugares donde están prohibidas las relaciones entre personas del mismo sexo y, de hecho, donde se les castiga penalmente.

En muchas naciones, incluso en los que la homosexualidad es legal, hay restricciones para la publicidad sobre el tema o impedimentos para casarse”.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.