¿La monja o la inteligencia?

12 de octubre del 2019

Una opinión de Juan Pablo Pineda

¿La monja o la inteligencia?

Hablemos un poco del vecindario.

La región está convulsionada: Venezuela enfrenta una crisis política sin precedentes; Ecuador se afronta a unas movilizaciones sociales, que son más un pulso de poder que una lucha de precios de la gasolina; Bolivia está de cara a una movilización sin precedentes, a razón de una cuarta reelección del presidente Evo Morales; y en Perú la crisis de gobierno tiene sin faro político al país. Como se percibe, el vecindario del Colombia se parece más a la Italia del siglo XVI que a una Comunidad Andina de Naciones.

Aunque el colombiano siempre ve la paja en el ojo ajeno, más no la viga que tiene en el propio. Nuestro país también está enfrentando retos políticos y sociales que no dimensionamos; no menospreciemos a nuestro pueblo, una cosa era la gente de los 60´s u 80´s, que vivía aislada y en ignorancia, y otra muy distinta es la que vive conectada al celular y a las redes sociales. Hace unas décadas, uno de los derechos que primero se coartaba era el derecho de asociación, al prohibir las reuniones o conglomeraciones de personas… esto ya es anacrónico. La asociatividad ya no se vulnera con el querer de un opresor, en éstos momentos la dinámica social depende más de una cadena de WhatsApp o unos likes en Instagram, que dé un decreto.

Este ambiente tan agitado debe ser de preocupación para el gobierno colombiano, es el perfecto escenario para prender las fronteras, aprovechar las disidencias de las FARC y atizar los problemas sociales que enfrenta nuestra patria. Los organismos de inteligencia deben adelantarse a los golpes del enemigo. No pueden seguir dando parte de interpretación de hechos ya ocurridos… la fácil es ser técnico después del partido. Es menester, activar el organigrama de inteligencia y ponerlo a funcionar. Para la muestra un botón: ¿cómo es posible que los encapuchados de las marchas estudiantiles no hayan sido neutralizados y capturados? El principal detonante en una movilización nacional son los jóvenes. ¿cómo es posible que todavía nos echen el cuento de que los encapuchados son miembros de unas células aisladas de sociópatas? Señores esto es en serio, la protesta social debe respetarse, pero no pueden excusarse los bandidos en derechos colectivos y aprovecharse de la debilidad de nuestra seguridad nacional.

Lamentablemente no estamos reprochando a nuestro servicio de inteligencia por su falta de eficacia, estamos dedicados a la teoría de la monja… si la monja carmelita, que no es carmelita, pero está gorda y tiene micrófono. La principal noticia política del país en los últimos días, no fue del expresidente Uribe, sino de una monja…. el país ha iniciado una investigación minuciosa en torno al hábito de una monja que marchó y participó a favor del expresidente Uribe… por favor!!! No se sabe que es peor, si el que nos monta el circo o nosotros que le seguimos la corriente. No podemos seguir anestesiados por el morbo de uno que otro publicista político que está jalando los hilos del inconsciente colectivo del pueblo. El vecindario no está para seguir en esta lucha interna de poderes, necesitamoscerrar filas y preocuparnos un poco más por la priorización de focos que tiene nuestro servicio de inteligencia.

Estamos tan mal, que al gobierno le tocó pedirle la baja al general que dirigía la inteligencia militar, a razón de usar sin permiso y sin contextualización, unas fotos en un informe que el Presidente Iván Duque presentó en la asamblea de la ONU. Le echan la culpa a los militares, pero donde estuvo la DNI (Dirección Nacional de Inteligencia) ¿será que nuestra inteligencia de nuevo esta compartimentada en su nivel más estratégico? Una cosa es la pugna política interna y otra muy distinta la unidad y seguridad nacional. Vienen tiempos difíciles para el hemisferio y para Colombia, nuestro servicio de inteligencia debe seguir avanzando para poder prever golpes o mitigarlos con una correcta reacción.

Con valientes se gana una batalla, pero con inteligencia se perpetúa la paz.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO