Las cuentas claras

31 de julio del 2012

La controversia en la que se enfrascaron el ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y el periodista Mauricio Vargas, por las cifras de ejecución al sector aropecuario, tienen tanto de ancho como de largo. El periodista sostiene, que de los $1,6 billones, solo se han ejecutado el 6% y el Ministro afirma que lleva el […]

La controversia en la que se enfrascaron el ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo y el periodista Mauricio Vargas, por las cifras de ejecución al sector aropecuario, tienen tanto de ancho como de largo. El periodista sostiene, que de los $1,6 billones, solo se han ejecutado el 6% y el Ministro afirma que lleva el 89% ejecutado. Los dos son imprecisos en su afirmación.

En este Gobierno se han inventado una manera muy extraña de presentar los informes de ejecución. La que maneja el semáforo de los desempeños en Palacio de Nariño, tiene tres indicadores: recursos comprometidos, obligaciones contraídas y porcentaje pagado. Una fórmula avispada para poder maquillar el fracaso en la ejecución de las inversiones públicas. ¿Por qué les cuesta tanto trabajo llamar las cosas por su nombre? Es decir, hacer la medición sobre lo ejecutado y el impacto de la inversión.

Para tener las cuentas claras de la ejecución presupuestal del Ministerio de Agricultura y sus entidades adcristas y vinculadas, me fui a las fuentes oficiales del Siif, cálculos del DNP y DIFP (primer semestre del 2012), y me encontré con los siguientes resultados:

A Terisita Beltrán, directora del Instituto Colombiano Agropecuario —ICA— le entregaron un cheque de 113,000 millones de pesos para que protegiera la producción agropecuaria de plagas y enfermedades que pueden afectar las especies animales y vegetales del país y solo ha ejecutado el 17,4% del presupuesto. Con razón la broca en los cafetales, la monilia en el cacao, la mosca del mediterráneo en las frutas y la brucelosis en el ganado entre otros, andan sueltas de madrina mermando la rentabilidad de nuestros productores del campo.

A Miriam Villegas, directora del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural —Incoder—, le giraron 393.968 millones de pesos para que cofinanciara proyectos de inversión agropecuarios a las 42.200 familias que han titulado sus predios y solo ha ejecutado el 4,8%. Con razón hay tanta ineficiencia y pobreza en el sector rural.

A Juan Lucas Restrepo, director de Corpoica, le dieron 57.600 millones de pesos para fortalecer y reorientar la investigación y la transferencia de tecnologia en el sector agropecuario y se los ha gastado todos en pago de nóminas, estudios y convenios. No existe un solo proyecto piloto de conversión agropecuaria para exportación. El ejemplo claro de la retórica y la academia en el Gobierno.

El ministro Juan Camilo Restrepo, que maneja un presupuesto de 1,1 billón de pesos, ha ejecutado tan solo el 21,9%. Me imagino que en estudios y proyectos de poco impacto para el sector, porque su programa bandera Desarrollo Rural con Equidad (DRE) que remplazó al famoso AIS, donde está el grueso de la inversión ($500.000 millones) ha sido un fracaso en su ejecución. Los $168,000 millones asignados para vivienda rural y los 300.000 millones para reforestacion, asistencia técnica y distritos de riego, andan en las tesorerias públicas escuchando el cuento, porque las convocatorias para acceder a estos recursos van hasta mediados de agosto, cuando las épocas de siembra ya han pasado.

En materia de apoyo a la acuicultura y pesca ($10.500 millones), gestión de restitución de tierras ($35.702 millones) y planificacion de tierras y usos agropecuarios ($12.000 millones) la ejecución ha sido cero (0%). Lo único positivo es el crecimiento de las colocaciones de crédito al sector por parte de Finagro en un 28,7% y el Banco Agrario en un 6,47%.

Con todo el respeto y aprecio que le tengo al ministro Juan Camilo Restrepo, la locomotora agropecuaria no puede estar en marcha con una ejecución general del 16,9%. Muy mal rodeado Ministro, muy mal rodeado.

@indadangond

indadangond@gmail.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO