Trabajar por Bogotá: Compromiso y Visión

19 de julio del 2019

Opinión de Jorge Torres

Trabajar por Bogotá: Compromiso y Visión

Trabajar por Bogotá ha sido mi vocación desde siempre y, además, un gran compromiso adquirido. Por eso, desde que ocupé mi curul como concejal en 2016, inicié una labor rigurosa en distintos frentes de investigación para fortalecer mis funciones de control político y gestión normativa con los fundamentos necesarios para tomar decisiones asertivas que no apuntaran al beneficio de unos pocos y mucho menos a un interés particular.

Sé, entiendo y conozco que la dinámica de ciudad nunca termina y que una Bogotá que avanza debe dejar a un lado la polarización para centrarnos en esfuerzos que nos conduzcan a objetivos comunes; es así, como el pasado mes de julio oficialicé mi nueva aspiración al Concejo de Bogotá por el Partido Verde, desde donde deseo continuar trabajando por todos los bogotanos convencido de mi responsabilidad por construir una capital que sea ejemplo, de la que nos sintamos orgullosos y en la que quepamos todos. 

Pero como a las palabras se las lleva el viento y es con hechos que se reflejan las verdaderas labores adelantas, en un ejercicio de rendición de cuentas quiero presentarles los principales logros obtenidos como concejal de Bogotá. 

Bajo la convicción de que Con Educación Todo se Puede, dimos vida a la Nueva Estampilla Universidad Distrital, que recaudará $2,3 billones en los próximos 30 años para la Universidad Distrital y a la Sede Bogotá de la Universidad Nacional. Además, en un esfuerzo de mejorar la financiación de la U. Distrital, logramos un aumento sin precedentes de $15 mil millones en los aportes distritales para 2019. Estas apuestas por la universidad pública de Bogotá están encaminadas especialmente a lograr más oportunidades para los jóvenes de estratos 1, 2 y 3 que luchan hoy por cerrar la brecha que los aparta de la educación superior.

De igual forma nos esforzamos para convencer a la administración distrital de garantizar 35.000 cupos nuevos de educación superior en el plan de desarrollo distrital. Apoyé como ponente el Acuerdo Distrital que aumentó los recursos de las becas “Educación superior para Todos” incluyendo criterios de equidad para otorgarlas; y finalmente aprobamos en el cupo de endeudamiento la construcción de una nueva sede del SENA en la antigua calle de El Bronx.

La educación inicial, básica y media también fue una de mis preocupaciones, y gracias a los $310 mil millones de cupo de endeudamiento para la construcción de colegios nuevos y la restitución de otros, a junio de este año contábamos con 8 colegios nuevos entregados, 5 en ejecución, 9 en diseño, y 8 lotes adicionales obtenidos. A su vez, aseguramos la construcción de 11 jardines, la adecuación de 11 centros crecer (para niños con discapacidad) y la construcción de 1 nuevo.

Hoy la situación del sistema educativo continúa en una mejoría notoria. Los estudiantes beneficiados de la jornada única de la matricula oficial pasaron del 4% en 2015 al 16% en 2019; mientras la tragedia de la deserción escolar se logró reducir al 1,6% en 2019 cuando en 2015 era de 3,6%. 

Otro de los frentes de trabajo que abordé en los más de 3 años de servicio en el Concejo de Bogotá fue la recuperación y renacimiento de la Cultura Ciudadana en Bogotá. La primera apuesta en esta materia fue garantizar una inversión de $553.000 millones para 91 metas que compartieran dicho enfoque

De esta manera, la administración distrital comenzó a consolidar su institucionalización con distintas dependencias en entidades como la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Seguridad, el Instituto de Protección Animal, y la Secretaría de Movilidad, así como promovió numerosas iniciativas de cultura ciudadana en entidades como Transmilenio, Secretaría de la Mujer, la UAESP, la Secretaría de Educación, el Idiprón, entre otras. 

Por otro lado, uno de nuestros mayores retos consistió en lograr un compromiso de la administración distrital para disponer baños públicos en la ciudad. Así, Gracias al incidente de desacato que interpusimos por el incumplimiento del fallo que ordena instalar baños públicos en la ciudad, logramos que la administración expidiera dos decretos que organizan competencias, presupuestos y cronogramas de construcción e inicio de un plan piloto.

Además, hoy continúa en trámite ante el Concejo el proyecto de acuerdo que dicta los lineamientos de la política pública de cultura ciudadana, y nos preparamos para la segunda Semana de la Cultura Ciudadana, a comienzos de octubre de la cual fuimos co-autores.

La protección de la vida de los bogotanos, también ha sido una prioridad y un primer logro en este camino fue la creación de la Secretaría de Seguridad. La tasa homicidios pasó de 17,5 en 2014 a 12,7 en 2018, la más baja desde 1970. En materia de seguridad vial, y gracias a las estrategias de prevención que apoyamos en el Plan de desarrollo, la reducción de fatalidades por accidentes viales llegó a 6,2 % en 2018.

También realizamos un esfuerzo decidido por proteger la vida de los ciudadanos al adelantar durante 3 años seguidos campañas para la prevención del uso de la pólvora. La temporada 2018-19 dejó el registro más bajo de menores de edad lesionados por pólvora en 25 años, y una reducción del 54% de casos respecto a la temporada anterior, y no menos importante, aprobamos la financiación de 2 nuevos hospitales del distrito, en las localidades de Usme y el nuevo complejo Hospital San Juan de Dios.

Los temas verdes, a su vez, se convirtieron en un eje fundamental de mi gestión. De manera temprana aprobamos el Acuerdo distrital que dio vida al programa Parquea Tu Bici, así como el Acuerdo que dictó los lineamientos para la política pública de la bicicleta. Lideré la Bancada de la bicicleta y promovimos la primera regulación al servicio de patinetas eléctricas en el distrito y el futuro decreto para la creación de los Consejos locales de la bicicleta.

Lideré también, durante 2 años, la Comisión accidental de la Calidad del Aire, cuyas recomendaciones fueron claves para que Transmilenio incluyera 1.420 nuevos buses (700 Diésel Euro V y 720 Gas Euro VI –la flota más grande de Latinoamérica-).

Me opuse a la tala indiscriminada de árboles adelantada por el Jardín Botánico, y acompañamos las protestas ciudadanas que se opusieron a las decisiones ligeras de la administración distrital en este sentido. Fue por esta razón que decidí coordinar la Subcomisión de vigilancia que el Concejo de Bogotá designó para este tema, y prevenimos en conjunto con la Personería de Bogotá la tala de 546 árboles.

De igual manera, fui miembro de la comisión accidental que investiga sobre el Relleno Doña Juana, e impulsé la inclusión de un componente de cultura ciudadana en la licitación de los nuevos operadores de recolección de residuos, así como apoyé la asignación de más de $ 2.000 millones para el reforzamiento estructural de la Planta de Lixiviados.

Finalmente, gracias a nuestras denuncias, se dio apertura a 200 cupos adicionales para adultos mayores en 4 nuevos Centros Noche para la ciudad. Ahora tenemos 350 cupos y 7 centros, y se extendió el servicio a 3 localidades adicionales. 

Podría continuar enumerando logros importantes durante mi gestión, sin embargo, más de 3 años de trabajo suman un sinnúmero de avances que, con gran convicción, puedo decir se han realizado de manera honesta y transparente. 

Por eso, mi mensaje fundamental hoy es que deben quedar en el pasado las discusiones políticas que nos enfrentan, pues lo que Bogotá necesita es que nos unamos para construir sobre lo construido y alcanzar la ciudad que merecemos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO