Andrés Escobar, el caballero del fútbol

Andrés Escobar, el caballero del fútbol

2 de Julio del 2017

Mundial de fútbol de 1994. En el estadio de Pasadena, Estados Unidos, se acabaron las ilusiones de Colombia de alcanzar la victoria y, al mismo tiempo, se emitió una sentencia de muerte.

Un cambio de frente que recibió John Harkes para Estados Unidos, Paul Caligiuri le pasó por detrás ofreciéndosele para el pase. El jugador norteamericano hizo un centro. Andrés Escobar trató de despejarlo con un fondo rastrero y desvió la pelota mandándola al fondo del arco propio. El arquero colombiano se derrumbó al no poder interceptarla. Escobar se levantó del suelo derrotado, impotente. El movimiento equivocado les había costado el mundial de 1994.

Diez días después, ese movimiento le costaría la vida.

Era el 2 de julio de 1994. La riña se originó en una discoteca de Medellín, cuando comenzaron a gritarle “autogol”. “Andrés estaba esa noche con Juan Jairo Galeano y dos amigas en la discoteca. Desde otra mesa le empezaron a gritar ‘Autogol, Andrés, autogol’. Lo provocaron una y otra vez”, relato  el exfiscal Jesús Albeiro Yepes, quien estuvo a cargo del caso.

Él discutió con quienes lo atacaban y luego se retiró. Sin embargo, cuando llego al parqueadero del Estadero El Indio se encontró con los hermanos Gallón Henao, Pedro y Santiago, a quienes les exigió respeto luego de que ellos le reclamaran por la infortunada jugada frente a Estados Unidos. El guardaespaldas de los hermanos, Jumberto Muñoz, zanjó la discusión:  disparó seis veces al jugador causándole la muerte.

“Su muerte multiplicó la vergüenza de Colombia en una época en la que Medellín era sinónimo de sicarios en moto, poderes criminales y narcotráfico”, concluyó el exfiscal Yepes.

Ese 2 de julio, la tristeza invadió Medellín y se formaron largas filas de personas alrededor del estadio esperaban darle el último adiós a Andrés,  camisetas amarillas de la Selección, pero sobretodo verdes de Atlético Nacional inundaron las calles. En ese momento murió un ídolo nacional y nació  un mártir del fútbol y la violencia.

Andres-Escobar-P

Andrés Escobar nació en Medellín el 13 de marzo de 1967 y siempre amó el fútbol.

 “Andrés respiraba este deporte como ningún otro jugador, seguramente hoy sería un excelente director técnico”, manifestó su hermano Santiago Escobar.

Escobar se convirtió en un jugador de fútbol profesional en 1987, a la edad de 20 años. Fue un defensor de toda su carrera y jugó para el quipo suizo Young Boys y para el club Atlético Nacional.

Disputó 266 partidos con Atlético Nacional, ganó una Copa Libertadores, dos Ligas de Colombia y una Interamericana. Con la selección Colombia debutó en 1988; participó en la copa América de 1989 y 1991 y disputó en las eliminatorias del mundial de Italia 1990 y jugó como titular cuatro partidos.

“Nos dejó un ejemplo a todos de como debe ser uno como persona y jugador, de ahí el cariño que todavía le tiene la gente”, manifestó René Higuita.

A Andrés Escobar se le conocía como el “caballero del fútbol” por su actitud serena dentro y fuera del terreno de juego. Su muerte, 23 años después de su partida, es recordada por los fanáticos como una de las más dolorosas del país. 23 años después, es recordado como un hombre a imitar y un referente histórico del fútbol en el país.