Fernando Garavito Pardo

28 de octubre del 2010

Su seudónimo, Juan Mosca, en honor al libro el Señor de las moscas del autor británico William Golding, lo hizo conocido en el medio periodístico por su sagacidad y sentido de ironía. Utilizaba el mismo nombre en su popular columna de opinión de El Espectador, que tuvo desde 1998 hasta 2002 y que suspendió por […]

Fernando Garavito Pardo

Su seudónimo, Juan Mosca, en honor al libro el Señor de las moscas del autor británico William Golding, lo hizo conocido en el medio periodístico por su sagacidad y sentido de ironía. Utilizaba el mismo nombre en su popular columna de opinión de El Espectador, que tuvo desde 1998 hasta 2002 y que suspendió por presiones durante el gobierno de Álvaro Uribe. Por la misma razón debió viajar del país por las amenazas que recibió en contra su vida.

El 21 de marzo de 2002, luego de recibir múltiples amenazas por la publicación del libro El señor de las sombras, biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez, viajó al sur de los Estados Unidos. En el libro denuncia los nexos paramilitares del ex presidente de la república. Fueron ochos años que terminaron hoy a causa de un accidente automovilístico entre Marfa y Alburquerque, Nuevo México.

Su gusto por la educación lo llevó a ser durante tres años profesor del kínder en una escuela pública de Nuevo México. Les enseñó a sus alumnos, menores de seis años, las primeras letras y la importancia de la democracia.

Como abogado se graduó con honores de la Universidad Javeriana, fue diplomático en Berna, Suiza y Lisboa, Portugal. Se consagró como periodista por sus investigaciones y críticas punzantes y como poeta publicó Já en1976. Ganó el premio Simón Bolívar por una investigación sobre la toma del Palacio de Justicia en 2001.

Su primer matrimonio fue con María Mercedes Carranza, poetisa colombiana con la que tuvo su primera hija, Manuela. Su segundo matrimonio fue con la bailarina Priscilla Welton, tuvo a Fernando y Manuela.

Se lanzó en 2010 como candidato a la Cámara de Representantes y colombianos en el exterior. Aunque no tuvo éxito, creó el movimiento Polo Mosca y su lema era “¡Porque todos cabemos en Colombia, una nueva conciencia!”. Pero sus duras críticas al gobierno pasado lo obligaron a morir a los 66 años lejos de su país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO