Taylor Hawkins: El mundo dice adiós a una leyenda del rock

26 Marzo 2022, 07:37 AM
Share
Este viernes 25 de marzo Taylor Hawkins fue encontrado sin vida en la habitación del hotel en el que se hospedaba horas antes de que se presentara en el Festival Estéreo Picnic.

Taylor Hawkins, uno de los músicos y bateristas más destacados de la escena del rock a nivel mundial, falleció a los 50 años este viernes 25 de marzo en Bogotá, Colombia, cuando se disponía a dar un concierto en el Estéreo Picnic junto a los Foo Fighters, banda de la que hacía parte desde 1997. 

La noticia que fue anunciada a través de las redes sociales de la banda dejó helados a los miles de fanáticos de la agrupación que se encontraron con esta noticia, así como los asistentes que escucharon lo que había sucedido en pleno Festival Estéreo Picnic y que aún no salen de su asombro. 

“La familia de Foo Fighters está devastada por esta trágica y prematura noticia de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y risa contagiosa siempre vivirá en nosotros para siempre”, mencionó el comunicado oficial. 

El consagrado baterista, nació en el estado de Texas a comienzos de los años 70 aunque pronto, cuando tenía 4 años su familia decidió mudarse a California. Para Taylor Hawkins, la música lo fue todo. Desde muy pequeño eligió el instrumento que lo acompañaría toda su vida. Aunque la batería fue su consentida, su amor por la música lo llevó a conocer también otros instrumentos como el piano y la guitarra, sin embargo fue gracias a The Police, una de sus bandas favoritas por las que se interesó en la percusión. 

Otras de la bandas que inspiraron a Hawkins y que lo llevaron a dar los pasos que dio fueron Queen, Jane's Adiction, Led Zeppelin, Guns N' Roses y Pink Floyd.  Así como Roger Taylor, su ídolo en la batería.

Años de práctica, academia, toques y mucho rock terminaron en convertirlo en uno de los mejores bateristas del mundo, pues dentro de su trayectoria compartió escenarios con grandes artistas como Alanis Morrisette

Por otro lado, el músico estadounidense siempre estuvo persiguiendo el sueño de entregar su vida al arte pues mucho antes de llegar a ser el nuevo baterista de Foo Fighters, en reemplazo de William Smith a finales de los noventa, Taylor había sido parte de muchos más proyectos que forjaron su camino e hicieron de él un percusionista que muchos podrían describir como ‘épico’. 

Su género fue el rock por el que prometió vivir y morir, algo que lo trajo a Bogotá para cerrar la primera noche de uno de los festivales más importantes de Colombia en el que Black Púmas que estaba sobre el escenario cuando la triste noticia llegó, rindió un sentido pidiendo un minuto de silencio y haciendo un homenaje para despedir a uno de los músicos más grandes de la historia del rock. 

KienyKe Stories