El último timbre

30 Noviembre 2022, 08:05 AM
Share
Creado Por
Robinson Castillo
"Son más de 13 mil colegios y quedan atrás los pupitres, aulas de clases, profesores que dejaron huella, la angustia de las calificaciones, exámenes, el esperado recreo".

Más de 500 mil estudiantes se gradúan de bachillerato este año en Colombia. Y escucharon el último timbre que simboliza el fin de un ciclo académico, pero al mismo tiempo, es el impulso para despejar sus temores frente al futuro. Aunque adrenalina les sobra.

Son más de 13 mil colegios y quedan atrás los pupitres, aulas de clases, profesores que dejaron huella, la angustia de las calificaciones, exámenes, el esperado recreo, las anheladas vacaciones y algunos compañeros de clases que se transformaron en amigos para el resto de la vida.

Nunca faltó el que dejó olvidado un libro, cuaderno, colores, lapiceros o peor aún, que llegó sin la tarea al colegio. Por supuesto jamás falta el montador, el estudiante super pilo y claro, el profesor cuchilla. Pero todo esto jóvenes, llegó a su fin. La responsabilidad que se aproxima es mayor.

En los patios de los colegios se quedan hasta las peleas que se presentaron, las reconciliaciones, el balón que muchas veces sin intención pegó en la cabeza o estómago de uno que otro despistado. Todo ese bullicio ahora es silencio, pero de nostalgia por una experiencia tan inolvidable como duradera.

Un pedazo de la vida se quedará por siempre de su paso por el bachillerato. Es una experiencia imborrable, que sin la menor duda contarán cuando tengan su propio hogar, por ahora hay que asumir el nuevo rol como universitarios, enfocarse en ser unos profesionales íntegros, que sean ejemplo para la sociedad que los vio crecer.

Aunque no todos lo logran. En los últimos años apenas el 39% puede acceder a la formación de la educación superior. De las 110 universidades que tiene el país, de las cuales 63 son públicas, no todos los bachilleres que se gradúan este año llegan a ocupar alguna silla de estas. Es un desafío superar esta barrera.

Lo anterior implica que más de dos millones de muchachos entre los 17 y 21 años, se encuentran por fuera de cualquier posibilidad de estudiar una carrera profesional. Son muchos los factores que explican este revés social, de allí que la gran mayoría de los que obtienen el diploma de bachiller, tendrán de forma obligada, que buscar un espacio en el mundo laboral, escenario que no es el ideal.

Es un absoluto privilegio cursar una carrera profesional, como advierten las cifras, más de la mitad no lo podrá hacer. Nuestra sociedad se rajó en esta asignatura con los bachilleres, lo natural es que todos puedan cumplir el sueño de continuar sus estudios superiores. 

Futuros profesionales, conviertan el último timbre en su bandera principal para cambiar muchas cosas de este país, que no le permitirá a miles de sus amigos y compañeros, cumplir el mismo sueño que ustedes iniciarán el otro año.

*Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

KienyKe Stories