El poder curativo de la palabra escrita

Publicado por: richard.ladino el Lun, 04/05/2020 - 09:48
Share
Creado Por
Armando Martí
El libro es en realidad el instrumento más importante para transmitir conocimiento, ideas, conceptos y creencias a través del tiempo y preservar la cultura de la humanidad.
palabras
Créditos:
Armando Martí

Desde comienzo de año, recibí nuevamente la invitación por parte de Editorial Solar para participar como autor y expositor de mi libro “Viajero Interior: Un Camino Simple hacia la Serenidad Personal” en La FILBo (Feria Internacional del Libro en Bogotá), uno de los eventos literarios más importantes en el mundo de habla hispana.

En Bogotá se reúnen las mejores casas editoriales que patrocinan a destacados escritores de géneros tan variados como novela, crónica, cuento, poesía, ficción, relatos y novela gráfica, entre muchos otros, los cuales convocan a miles de seguidores en busca de las últimas novedades con la esperanza de obtener una amable dedicatoria que, al ser plasmada en el libro adquirido, le dará vida a las páginas y textos que con gusto y resolución se disponen a leer.

Por esta razón, me encontraba muy entusiasmado ante el conversatorio literario que iba a compartir con los lectores en la Sala 5 de Corferias. Sin embargo, intempestivamente las cosas cambiaron debido a la pandemia del COVID – 19, que nos llevó a todos los colombianos a un confinamiento inteligente para preservar nuestra salud. Por esta razón de fuerza mayor, la Cámara Colombiana del Libro, comunicó a través de sus redes sociales la triste noticia de aplazar la edición 33 de la FILBo. 

Afortunadamente, pocos días después y gracias a la capacidad de reinvención de los directivos y organizadores, se decidió lanzar la campaña #LaFILBoEnCasa cuyo lema nos invita a reflexionar: Ahora que debemos quedarnos en casa, que nuestra vida parece estar en pausa; la lectura, los libros y una buena conversación se convierten en luz, en refugio, y en especial, en una compañía a través de la distancia. Por eso queremos llegar hasta donde estés a través de contenidos en vivo, video, podcast, clubes de lectura y lecturas por redes sociales, porque los libros y la lectura no tienen fronteras”.

martí
Créditos:
Armando Martí

De este modo, pude desarrollar mi conversatorio literario por medio de la plataforma digital de Instagram Live el pasado sábado 2 de mayo a las 4 PM, en donde me conecté con cientos de lectores y seguidores. Este amable espacio me permitió responder las inquietudes y preguntas de los participantes, interactuando de una manera dinámica a pesar de las circunstancias. 

La inmortalidad del libro

martí
Créditos:
Armando Martí

Más allá de una definición técnica la cual hace referencia a que un libro es: “una obra compuesta por un conjunto de hojas de papel o de otro material encuadernadas y protegidas con una cubierta que forman un volumen. La palabra, como tal, se deriva del latín liber o libri, término asociado a la corteza del árbol de donde proviene el papel”. 

Gracias al alemán Johannes Gutenberg, quién en 1440 inventó la imprenta, los libros han pasado de ser pergaminos y manuscritos, a tomos impresos que actualmente se han transformado en formatos digitales conocidos como libros electrónicos, y también adaptados a formatos sonoros llamados audiolibros. El libro es en realidad el instrumento más importante para transmitir conocimiento, ideas, conceptos y creencias a través del tiempo y preservar la cultura de la humanidad.

La lectura es y será una herramienta multidimensional, pues desde siempre por medio de la imaginación podemos viajar en el pasado, presente y futuro sin necesidad de desplazarnos a ningún otro lugar. El libro, además de informarnos, también aumenta la inspiración creativa para que surjan nuevas ideas que facilitan la comunicación humana, sintiéndonos acompañados en una soledad agradable. Esto permite una interacción con los sentimientos de los personajes y el autor, motivándonos a despertar la conciencia de nosotros mismos contribuyendo a un mayor crecimiento personal. 

La lectura es un puente para alcanzar la salud integral, pues activa las vías neuronales y “despierta nuestro cerebro” a otras realidades interiores, logrando liberar las emociones más profundas. De esta forma, podemos acompañar a los personajes de la obra que son como una especie de “espejos interiores”, en donde nos reflejamos a través de la narrativa de las historias. 
 

martí
Créditos:
Cortesía Chris Lawton

Asimismo, nos confrontan para saber ¿quiénes somos?, ¿qué ocultamos? Y ¿qué es lo que en realidad queremos para la vida? Algunas veces, el espejo nos muestra nuestros triunfos y derrotas, al igual que sufrimiento y dolor, amor y pasión, miedo y esperanza, ira y lucha junto con toda la gama de emociones que habitan en lo más profundo de nuestra mente. Incluso, al leer un libro en especial, podemos llegar a percibir el contacto físico, la empatía y el afecto de los personajes plasmados por la pluma del autor. 

En mi caso personal, he descubierto que esa sensación es un reflejo indirecto muy similar al de los sueños, es decir, deseos propios que no alcanzamos a entender directamente al estar alojados en el inconsciente y por ese motivo, los reprimimos. Para compensar dicho desequilibrio, me convierto, algunas veces en coprotagonista de la trama escrita llenando con su contenido mi vacío existencial y soportando ciertas carencias, que, al ser confrontadas, mejoran radicalmente mi calidad de vida.

La terapia más eficiente descubierta por Sigmund Freud (1856 – 1939) no fue la del Psicoanálisis sino la de la Catarsis, que consiste en la liberación de los recuerdos que alteran la mente y el equilibrio nervioso, experimentando aquellas emociones o temores que bloquean la psique. El misterio y el encanto de los libros, es que nos impulsan a reconocer, transformar y redimir nuestra verdadera esencia.  

El poder curativo de la palabra escrita
 

martí
Créditos:
Cortesía Siruela Círculo de Lectores

En ocasiones mi intuición pide que nutra mi mente con interesantes libros y obedeciendo esa voz interior, recorro algunas librerías de la capital. Una de ellas es ArteLetra, fundada por Adriana Laganis, quien en otra época de su vida fue una destacada ejecutiva en el campo de las finanzas, pero que a la postre, terminó decepcionada del materialismo reinante de algunas empresas y decidió encontrarse a sí misma, con el fin de recuperar su tesoro espiritual a través de la literatura. 

Ella no sólo absuelve la mayoría de las preguntas sobre diversos temas, sino también da valiosas recomendaciones sobre las últimas novedades e importaciones que tiene para sus amigos y clientes. 

En una de mis arqueologías intelectuales, encontré un estupendo libro titulado “Manual de Remedios Literarios” (Cómo curarnos con libros), escrito por Ella Berthoud y Susan Elderkin, quienes estudiaron literatura en la Universidad de Cambridge. Esta obra fue coeditada por Ediciones Siruela y Círculo de Lectores de Madrid - Barcelona, España.

Ha sido tanto el éxito de este manual, que en el 2008 las autoras fundaron “The School of Life”, en donde prescriben “recetas” a pacientes de todo el mundo que quieran curarse de la ansiedad, la codependencia afectiva, el cansancio, el miedo al compromiso, la falta de humildad, la glotonería, la infidelidad, el alcoholismo, los problemas sexuales y el desasosiego del siglo XXI. 

Los libros: un camino sanador
 

Armando Martí
Créditos:
Armando Martí

Según estas “biblioterapeutas”, los medicamentos no se deben buscar únicamente en las farmacias, sino en las librerías, las bibliotecas o en la Internet a la hora de descargar libros electrónicos. 

Ellas afirman que para el banco de memoria que componen sus creativas recetas, han recorrido dos mil años de literatura desde Apuleyo y el Asno de Oro, hasta los modernos autores Jonathan Franzen y Haruki Murakami: 

“Sea cual sea tu dolencia, nuestras recetas son muy sencillas: una novela (o dos) que deberás leer a intervalos regulares. Algunos tratamientos te curarán por completo. Otros simplemente te ofrecerán consuelo, mostrándote que no estás solo. Todos ellos calmarán temporalmente tus síntomas debido al poder de la literatura para distraernos y transportarnos. Te deseamos el máximo placer con nuestras píldoras y pomadas literarias. Con ellas ganarás salud, felicidad y sabiduría”. Las anteriores palabras, se vuelven muy útiles en este largo pero necesario confinamiento nacional. 

Estoy convencido de que el hábito de la lectura es quizás, la mejor forma de potencializar nuestros recursos personales hacia la introspección, la reflexión y el cambio para lograr la salud física, el sosiego mental y la armonía interior. Por esta razón, a continuación, les comparto a los lectores de la sección Konciencia de kienyke.com, algunas recetas extraídas de este original libro.

Recetario Literario (a propósito de la pandemia del COVID – 19)


 

martí
Créditos:
Armando Martí

1. Incertidumbre, ansiedad y miedo:

-El retrato de una dama (Henry James) 

Vivir con la zozobra de qué va a pasar, agota las energías físicas, mentales y emocionales de cualquier individuo. Las circunstancias externas no pueden controlarse, pero sí las reacciones internas frente a las mismas.

Por eso la importancia de practicar alguna disciplina, que ayude a controlar las respuestas que emitimos ante las circunstancias de la vida, como la meditación, la respiración e incluso la risa. “El retrato de una dama” es muestra de ello, sólo que través del ritual del té en una campiña inglesa en medio de un cálido atardecer, rodeado de árboles y un verde resplandeciente. 

Sin duda, un escenario que resulta como bálsamo eficaz para la ansiedad, acompañado de una impecable y pacífica prosa de Henry James. Definitivamente somos fruto de las historias que escuchamos, vivimos, aprendemos y guardamos en nuestros corazones. 

Todos podemos cambiar el guión mental, pues cada día el universo nos ofrece una página en blanco para ser escrita bajo nuestra entera responsabilidad. Somos dueños de nuestra vida y podemos transformar el final de la historia, pues el futuro se construye con cada una de las decisiones acertadas o equivocadas que tomamos en el presente.

martí
Créditos:
Armando Martí

2. Adicciones:

- El resplandor (Stephen King)

Uno de los comportamientos del adicto se caracteriza por los desbordes emocionales que llevan a perder el control sobre sí mismo. Prueba de esto, es el personaje Jack Torrance, el escritor que protagoniza la espeluznante novela “El Resplandor” de Stephen King. 

Él intenta reconstruir su vida y carrera profesional, al igual que reconciliarse con su esposa (Wendy) y su hijo (Danny), después de los arrebatados ataques en contra de ellos debido al explosivo temperamento incitado por el alcohol. Por esta razón, acepta un puesto como vigilante en el inmenso hotel Overlook en las montañas de Colorado. 

Sin embargo, en medio de este misterioso lugar lleno de fuerzas sobrenaturales, Jack se ve enfrentado a los fantasmas de su alcoholismo, los cuales intentan apoderarse con fuerza de él. Un desdoblamiento de la personalidad que hará pensar dos veces al lector, antes de tomarse el siguiente sorbo de alcohol. 
 

martí
Créditos:
Armando Martí

3. Codependencia: 

(Sin amor propio)

- Valor de Ley (Charles Portis) 

La base de las dependencias de cualquier tipo es el miedo a crecer y volverse un adulto autónomo. Cuando la persona ha sufrido traumas en la infancia o creció en un hogar disfuncional (con exceso de protección o total abandono por parte de sus progenitores y figuras de autoridad), el miedo y la angustia se convierten en su cotidiana compañía. 

El renacer de su amor propio apoyado por una dosis de valor y superación personal, serían el remedio para conciliarse con el niño interior herido y poder convertirse en un individuo sano, merecedor del derecho natural de vivir con seguridad y en paz.

La protagonista de esta novela ambientada en Estados Unidos después de la guerra de secesión se llama Mattie, una bella y joven mujer de 15 años, quien intentará por todos los medios llevar ante la ley a Tom Chaney, el asesino de su padre, quien es responsable de haberle disparado durante una discusión bajo los efectos del alcohol. 

A pesar de su corta edad, nada podrá detenerla para lograr el objetivo de justicia. Por eso, se enfrentará a varios tiroteos, cadáveres, bandidos e incluso al hambre y al frío sin quejarse ni una sola vez. Esta valentía, proyecta en el lector una gran admiración por su invencible carácter, invitándolo a superarse y a depender sólo de sí mismo y de su capacidad de decidir lo que en realidad quiere en la vida, asumiendo las consecuencias de sus actos sin miedo ni cobardía.

La novela nos muestra el camino hacia la liberación interior, pues el destino no lo determina la buena o la mala suerte, tampoco lo mejora los rituales mágicos y el “karma”. Son las decisiones propias las que influyen en el futuro, de ahí que cabe preguntarse ¿cuál es el precio que he tenido que pagar con mi bienestar al decir sí cuando en realidad quería decir no? ¿Qué me da paz? ¿Qué me gusta hacer por mí mismo? Y ¿qué deseo en verdad de la existencia?

Sin duda y como hemos visto, el mejor tratamiento para todos los desequilibrios físicos y mentales, proviene del despertar de nuestra conciencia hacia el amor universal y uno de los remedios se encuentra en los libros.