Los terapeutas: nuestros mejores amigos

Mié, 29/03/2023 - 08:35
El plan del alma es descubrir el amor que habita en nosotros y fortalecer la voluntad de cuidar de uno mismo, apoyando a los demás en lo que sea posible.
Créditos:
Cortesía Tri-D

Encontrar nuestra vocación, en mi caso, la de terapeuta, es uno de los pasos más importantes para realizar la misión que elegimos al venir a este mundo. El plan del alma es descubrir el amor que habita en nosotros y fortalecer la voluntad de cuidar de uno mismo, apoyando a los demás en lo que sea posible.

Desde hace varios años, he orientado mis conocimientos y experiencias profesionales hacia el descubrimiento del poder curativo del amor, que por derecho natural habita en el corazón de todos nosotros. 

Casi siempre les sugiero a mis consultantes, la importancia de asumir un proceso serio y consciente para encontrar su propio maestro interior, pues a través de su sabiduría natural pueden resolver muchas de las preguntas que necesitan, con el fin de mejorar su calidad de vida.

Durante este aprendizaje, las personas necesitan ser escuchadas, comprendidas, apoyadas, aceptadas y, sobre todo, reconocidas. El vínculo terapéutico se construye poco a poco por medio de la confianza y la empatía alcanzada en cada sesión.

Una conversación sin juicios de valor ni imposiciones generadas por cualquier autoritarismo del terapeuta habilita una armónica interrelación, en donde las partes tienen la posibilidad sanadora de aprender de las anécdotas, relatos y creencias del otro.

Recordemos que, nadie debe sentirse el dueño de la verdad, pues cada persona es un mundo diferente que merece toda la consideración y el respeto posible, máxime cuando en una acto de valor y humildad está pidiendo ayuda para superar sus cargas emocionales.

Por esta razón, los terapeutas debemos conocernos muy bien a nosotros mismos, ser flexibles y tener la mente despejada, lúcida y enfocada. De esta manera, es posible recepcionar la información, analizarla y proponer varias opciones y estrategias ajustadas a la esencia del consultante sin imponer de forma innecesaria nuestras ideas y conceptos.

De fondo, la intención de los acompañamientos personales es la de confrontar esas partes dolorosas y confusas que durante años se han evitado de forma consciente o inconsciente, encontrando puentes de comunicación que motiven al desarrollo natural de la fortaleza interior.

Algunas de estas herramientas diseñadas con el propósito de fomentar el bienestar en las personas son la Logoterapia para descubrir sentidos de vida, la PNL (Programación Neurolingüística) y el Coaching, que se usa para la reprogramación mental positiva, la Terapia Breve Estratégica y los aforismos budistas los cuales orientan hacia el camino medio, enseñando de una forma más simple y eficaz al momento de superar las enfermedades psicosomáticas.

La ventaja de adquirir una conciencia plena para vivir en el aquí y en el ahora, es desprenderse de las preocupaciones, resentimientos y malestares del pasado junto con el estrés y la angustia de la proyección exagerada del futuro.

En el fondo, todos deseamos ser felices, aprendiendo a vivir intensamente al aliviar los traumas del inconsciente que son los causantes de las enfermedades psicosomáticas y conciliarnos con nuestro niño interior herido.

Así encontramos que somos merecedores de amor, logrando una independencia emocional para superar la impronta del padre y de la madre, quienes en su momento y según las circunstancias, hicieron lo mejor que pudieron para ayudarnos a crecer.

Finalmente, debemos aprender a liberarnos del temor hacia un Dios castigador que nos abandona y condena por nuestros errores humanos. En mi opinión, el primer paso para desprendernos de las cárceles emocionales es resignificar nuestra relación con el Creador, pues siendo Él la esencia del amor sin condiciones, en ningún momento podría rechazarnos, humillarnos o dejar de ayudarnos.

La compasión, la ecuanimidad, el equilibrio y la alegría son los estados del espíritu trascendido. Sus frutos sólo se dan a través de la madurez del alma que habilita el ejercicio de la vocación por ayudar a los demás, liberándonos del sufrimiento y el dolor. El mejor tratamiento para algunos desequilibrios físicos y mentales proviene de sentirnos conciliados y en paz, cuyo remedio se llama amor y nos convierte en nuestro “mejor amigo”, habilitándonos para realizar las mejores terapias transformativas en los consultantes.

Reflexiones terapéuticas

Konciencia
Créditos:
Cortesía CDD20

- Las cosas que hacen las personas tienen básicamente cuatro motores: el amor, el miedo, la venganza y la culpa. ¿Cuál es la tuya? Todo lo que somos, sea malo, regular o bueno, tiene el derecho de ser. Una actitud de reconocimiento puede generarte el cambio esperado. 

- Dos poderes mentales que debemos aprender a manejar son: las palabras que afirmamos y la intención de los pensamientos que tenemos. 

- Dentro de ti habita una persona maravillosa que no necesita construir una identidad basada en el dolor y el sufrimiento. La verdad, por muy dura y dolorosa que sea, siempre será el puente que nos ayuda a progresar para liberarnos de los disfraces de la apariencia. 

-Ser quien eres exige invertir parte de tu tiempo en conocerte. Aceptarte como eres es un trabajo de toda la vida. Pregúntate a ti mismo: 

  • ¿Quién soy yo?
  • ¿Qué quiero?
  • ¿Dónde estoy?
  • ¿De dónde vengo? 
  • ¿Qué me falta ser? 
  • ¿Hacia dónde voy? 

Y la más importante de todas: 

  • ¿Quién es el que responde? 

- Encontrar el auténtico ser que habita en ti, permite que puedas vivir sin la necesidad de usar máscaras, descubriendo de qué huyes, para construir un proyecto de vida estable y duradero. 

- Desarrollo interior: ¿Cuál es el sentido de tu vida? ¿Qué valor tienes como persona? ¿Qué has hecho con tu vida? Los proyectos y las metas más importantes florecen desde “el silencio interior”. Esta práctica te vitaliza y reconecta con tu ser esencial. 

- Equilibrio: no dejarte afectar por una limitante visión científica de las cosas, por una restringida moral religiosa y mucho menos por la exageración de las expectativas y las “fábulas espirituales”. Nunca renuncies a tu capacidad de escepticismo y crítica, pues la lucidez, sobriedad y claridad son las bases de la inteligencia, para mantener una mente sana. 

- Muchas veces el Yo es esclavo de nuestros juicios, opiniones y creencias, dándole prevalencia a lo que deberías ser, en lugar de lo que verdaderamente eres. Si logras entrar en contacto con tu ser profundo podrás caminar serenamente entre las penas del mundo, aprendiendo a vivir en amor, humildad y paciencia. 

- No se trata de sosegar la mente de vez en cuando, sino de cambiar hacia una vida donde no te hagas daño

Creado Por
Armando Martí
Más KienyKe
La ministra de Ambiente se reunió con la fiscal general Luz Adriana Camargo, para crear una nueva hoja de ruta que tiene el objetivo de frenar los crímenes ambientales.
La reconocida actriz dominicana habló con KienyKe.com sobre su personaje Nikki Batista, en la serie que se emite por AXN.
Conozca los millonarios salarios que obtienen los pilotos de la Fórmula 1.
Conozca la nueva herramienta de Twitter, ahora X, que le permitirá encontrar trabajo de forma sencilla.
Kien Opina