El asesino que se salvó de la pena de muerte en EE.UU.

Publicado por: admin el Lun, 09/12/2019 - 07:52
Share
Daniel Lewis Lee, un supremacista blanco sentenciado por triple homicidio, fue uno de los reclusos que se salvó de ser ejecutado por la justicia de Estados Unidos, debido a que el T
El asesino que se salvó de la pena de muerte en EE.UU.
Daniel Lewis Lee, un supremacista blanco sentenciado por triple homicidio, fue uno de los reclusos que se salvó de ser ejecutado por la justicia de Estados Unidos, debido a que el Tribunal Supremo se negó a restaurar la pena de muerte a nivel federal, es decir, en todo el país. El gobierno del presidente Donald Trump había solicitado a través del fiscal general, William Barr, la necesidad de reanudar la aplicación de esta pena capital en toda la nación, con el fin de que las víctimas de los crímenes "más horribles" pudieran tener justicia. La medida estaba frenada desde hace 16 años. Ningún prisionero federal había sido sometido a la pena de muerte desde 2003. La ejecución de Lewis Lee, de  estaba programada para este lunes 9 de diciembre, pero la decisión del alto tribunal impidió que esta se llevara a cabo.

El cruel crimen

Lewis Lee fue condenado hace 20 años por asesinar a William Muller, a su esposa Nancy Muller, y a su hija Sarah, de ocho años. Todo ocurrió en Tilly, Arkansas, exactamente en 1996. Lewis Lee y Chevie Kehoe, líder de una banda de supremacistas, ingresaron a la residencia familiar con la intención de robar armas y dinero en efectivo. Sin embargo, la familia Muller se encontraba en la vivienda, así que los dos criminales decidieron dispararles, meter sus cabezas en una bolsa, cargarlos de piedras y lanzarlos a un pantano con el fin de eliminar la evidencia. Earlene Branch Petersen, madre de Nancy Muller, le pidió al gobierno de Trump que frenara la pena de muerte en contra de Daniel Lewis Lee, pues aseguró que esto no le iba a devolver a su hija.