Greta Thunberg reconoce que puede haber contraído el coronavirus

Publicado por: richard.ladino el Mié, 25/03/2020 - 10:52
Share
Creado Por
Por Sputnik
La joven junto a su padre comenzaron a tener síntomas después de una gira en tren que realizaron juntos por Europa.
Greta Thunberg

La activista sueca de 17 años Greta Thunberg cree que puede haber contraído el coronavirus y se ha autoaislado en un piso con su padre.

En una publicación de Instagram, la activista relata que se autoaisló en un apartamento con su padre, lejos de su hermana y su madre. Ambos comenzaron a tener síntomas después de una gira en tren que realizaron juntos por Europa. El viaje lo realizaron antes de que los Gobiernos del continente cerraran las fronteras en un intento de detener la propagación del virus.

Thunberg revela que después de volver de Bruselas mostró síntomas como escalofríos, dolor de garganta, tos y cansancio. También indica que su padre tenía "síntomas más intensos" como fiebre, pero ahora ambos se sienten mejor y están casi recuperados.

La adolescente hizo un llamado a los jóvenes que la leen para que protejan a los grupos con mayor riesgo, como las personas de la tercera edad, de contraer la enfermedad.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The last two weeks I’ve stayed inside. When I returned from my trip around Central Europe I isolated myself (in a borrowed apartment away from my mother and sister) since the number of cases of COVID-19 (in Germany for instance) were similar to Italy in the beginning. Around ten days ago I started feeling some symptoms, exactly the same time as my father - who traveled with me from Brussels. I was feeling tired, had shivers, a sore throat and coughed. My dad experienced the same symptoms, but much more intense and with a fever. In Sweden you can not test yourself for COVID-19 unless you’re in need of emergent medical treatment. Everyone feeling ill are told to stay at home and isolate themselves. I have therefore not been tested for COVID-19, but it’s extremely likely that I’ve had it, given the combined symptoms and circumstances. Now I’ve basically recovered, but - AND THIS IS THE BOTTOM LINE: I almost didn’t feel ill. My last cold was much worse than this! Had it not been for someone else having the virus simultainously I might not even have suspected anything. Then I would just have thought I was feeling unusually tired with a bit of a cough. And this it what makes it so much more dangerous. Many (especially young people) might not notice any symptoms at all, or very mild symptoms. Then they don’t know they have the virus and can pass it on to people in risk groups. We who don’t belong to a risk group have an enormous responsibility, our actions can be the difference between life and death for many others. Please keep that in mind, follow the advice from experts and your local authorities and #StayAtHome to slow the spread of the virus. And remember to always take care of each other and help those in need. #COVID #flattenthecurve

Una publicación compartida por Greta Thunberg (@gretathunberg) el

"Ahora me he recuperado básicamente, pero... Y ESTO ES LO MÁS IMPORTANTE: Casi no me sentí enferma. ¡Mi último resfriado fue mucho peor que esto! Si no hubiera sido por otra persona que tuvo el virus simultáneamente, no habría sospechado nada. Entonces habría pensado que me sentía inusualmente cansada con un poco de tos. Y esto es lo que lo hace mucho más peligroso", advierte la activista.

Thunberg continúa explicando que en Suecia las personas que se sienten mal no pueden hacerse la prueba de COVID-19 a menos que necesiten tratamiento hospitalario, por eso es imposible saber si su padre y ella realmente han tenido el virus, pero sería una coincidencia demasiado rara.

A diferencia de la mayoría de los países del mundo, las autoridades suecas han hecho poco o nada detener la expansión del coronavirus entre la población. El país afronta el virus sin confinamiento y con escuelas, bares y restaurantes abiertos. Con unos 10 millones de habitantes, Suecia ha contabilizado más de dos decenas de muertes y ha detectado más de 2.000 infecciones, aunque las pruebas están limitadas solo a la población de riesgo y a los casos más graves.

Todo esto responde a la estrategia adoptada por el país escandinavo de dejar enfermar a la mayor parte de la población y atender solo a los más graves. El primer ministro del país, Stefan Löfven, avisó a los suecos de que deben "prepararse mentalmente para lo que viene".