Polémica ‘selfie’ del cónsul de México en el funeral de la Reina Isabel

19 Septiembre 2022, 12:27 PM
Share
Creado Por
Con información de Agencia EFE.
El cónsul de México, Marcelo Ebrard, acudió al funeral de la Reina Isabel como invitado especial, aunque perjudicó su reputación con la foto que publicó.

Millones de espectadores de todo el mundo acudieron hoy, 19 de septiembre, al palacio de Windsor para darle el último adiós a la Reina Isabel II, lo cual contempló una significativa ceremonia. Uno de los visitantes que causó más polémica fue el Ministro de Relaciones  Exteriores de México, Marcelo Ebrard, quien publicó una foto en su cuenta de Twitter durante el funeral, imagen que miles de espectadores consideraron sumamente inapropiada. 

La reina Isabel II tuvo la última despedida en su casa. En su morada de Windsor, el cuerpo de la monarca, minutos después de su funeral en Londres, dio un último paseo por las calles de su pueblo, ese que no será "nunca el mismo sin ella", antes de ser enterrada en la Capilla de San Jorge.

Las decenas de banderas que hicieron parte de la ceremonia llevaban escrita la memoria "The Long Walk". En todos los rincones del pueblo, ubicado al oriente de Londres, afloraba el nombre de la monarca, como forma de presentar sus respetos a la reina y derramar unas últimas lágrimas por ella.

"No quería perdérmelo por nada", dijo una visiblemente emocionada Mary. "Es una persona muy especial para nosotros los británicos. La hemos querido durante mucho tiempo y ha conseguido unir este país. Que todo el mundo se haya unido a nosotros en este duelo, es algo maravilloso. Es muy bonito poder estar aquí para decirle adiós. Nunca se va a ir de nuestros corazones".

Mary es solo una de las cerca de 200 mil personas que pasaron este lunes por Windsor y por "The Long Walk", el paseo de cinco kilómetros que cruza el cercano bosque y que fue construido por su antepasado, el rey Carlos II, en 1680.

"Es algo que nos toca desde muy cerca, es muy difícil ahora mismo imaginarnos Windsor sin ella, porque es una parte muy importante del pueblo. Te rompe el corazón pensar que no va a estar más", apuntó Michelle.

"Ha sido muy sobrecogedor y triste. Le queríamos dar las gracias por todo lo que ha hecho durante estos 70 años, por cómo ha mantenido su compromiso durante tanto tiempo. Todos deberíamos ser un poco como ella. Hay muchas cosas que podemos aprender de ella", agregó.

Después del funeral en la Abadía de Westminster, el carro fúnebre de la reina se dirigió por carretera a Windsor, donde la gente esperaba desde hacía más de 24 horas. Los primeros valientes llegaron a las tres de la tarde del día anterior, según informó un miembro de la organización a EFE.

Ellos tuvieron que sobrevivir sin poder acampar, porque no estaba permitido, y con la única ayuda de sillas plegables. A eso hay que sumar el frío y la constante amenaza de lluvia en el occidente del país. "Si había algún día para sufrir, era hoy", añadió Michelle.

El funeral de Westminster fue transmitido en las pantallas del bosque y arrancó murmullos cuando apareció el ex primer ministro Boris Johnson en pantalla, aplausos con el rey Carlos III y lágrimas y emoción cuando sonó el "Dios salve al rey".

La cantidad de gente proveniente de todas partes del mundo desbordó las previsiones en Windsor, cuyo antecedente más cercano fue la boda de Enrique y Meghan en 2018, cuando 150 mil personas asistieron a la celebración.

La policía desplegó un gran operativo en el pueblo y posicionó un férreo perímetro, con arcos de seguridad, testeo de mochilas y perros antiexplosivos.

Pese a la enorme concentración de gente, reinó la paz, el buen ambiente y la felicidad entre los adeptos a la reina. Juegos de cartas, lectura, alguna que otra siesta, comida y charlas amenas con los compañeros de parcela; así pasó el rato la gente en Windsor, a la espera del féretro por el fondo de ‘The Long Walk’.

Alrededor de las 3:30 de la tarde llegó el carro fúnebre a palacio y, en ese momento, se difundió el silencio. Una voz pidió respeto y todo Windsor se silenció. Los celulares se elevaron y grabaron cada paso de la escolta real y del féretro, el cual fue recibido con unos solemnes aplausos a su paso.

La polémica foto de Marcelo Ebrard

 

El cónsul de México acudió a Londres, el pasado 18 de septiembre, con el fin de presenciar el funeral de la Reina. Incluso, estuvo allí como uno de los invitados especiales, al igual que varios mandatarios representativos de todo el mundo. 

El Ministro registró la ceremonia en videos y fotos, los cuales subió a su cuenta de Twitter. Sin embargo, hubo una imagen que causó desagrado en los internautas, puesto que fue considerada como una falta de respeto.

“En el Funeral de Estado de S.M. la Reina Isabel II”, se lee en la descripción de la fotografía de Ebrard, la cual es una ‘selfie’ de él junto a su esposa, quien llevaba un velo negro como símbolo de luto. 

Los usuarios interpretaron que la publicación tenía un tono “alegre”, en medio de una ceremonia que significaba tristeza y cautela, por lo que lo tildaron como un acto inapropiado. 

“Porque no hay mejor lugar para una selfie que un funeral”, “David Beckham, que sí era amigo de la reina, hizo una fila de 12 horas para despedirse de ella y no se tomó ni una sola selfie. A ustedes les salió el código postal”, “¿Qué clase de mandatario se toma selfie en ese tipo de eventos. Recuerde que representa a México?”, fueron algunas de las respuestas de los internautas, sin contar los innumerables memes que se subieron como burla al mandatario.

KienyKe Stories