Procuraduría acusa a policías por torturas a menores detenidos

Publicado por: admin el Mié, 19/02/2020 - 02:04
Share
La Procuraduría General de la Nación informó el martes que formuló cargos contra dos agentes de la Policía Nacional por presuntas torturas físicas y psicológicas a 11 adolescentes detenidos en
Procuraduría acusa a policías por torturas a menores detenidos
La Procuraduría General de la Nación informó el martes que formuló cargos contra dos agentes de la Policía Nacional por presuntas torturas físicas y psicológicas a 11 adolescentes detenidos en el Centro de Atención Especializada de Jóvenes El Redentor, de Bogotá. [single-related post_id="1253174"] "El Ministerio Público les cuestiona presuntos maltratos y abusos a jóvenes de esta institución, que hace parte del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA), quienes habrían causado daños a bienes del establecimiento de reclusión juvenil", en hechos ocurridos el 28 de septiembre de 2018. Según la Procuraduría, al parecer algunos adolescentes que permanecían en ese centro, "presuntamente fueron golpeados por los uniformados con un elemento contundente, en retaliación por las lesiones personales que habrían causado con armas cortopunzantes artesanales a otros miembros de la Policía", que buscaban restablecer el orden en El Redentor. La golpiza de los policías generó una incapacidad de 99 días en total al grupo de jóvenes. Con ese comportamiento, los dos agentes, identificados como Luis Ángel Garzón Valero y Jorge Dubán Villada Moral, habrían podido incumplir el numeral 9 del artículo 48 de la Ley 734 de 2002, que establece como falta disciplinaria "infligir a una persona dolores o sufrimientos graves físicos o psíquicos con el fin de (…) castigarla por un acto por ella cometido". Las posibles faltas disciplinarias fueron calificaron por la Procuraduría como "gravísimas" cometidas a título de dolo. La agresión a los jóvenes sólo se conoció un mes después de ocurrida, cuando fueron difundidos en redes sociales unos videos en los que se observa a patrulleros de la Policía mientras golpean con sus cachiporras a varios adolescentes que permanecen tendidos en el suelo vestidos solo con ropa interior y con signos de fuertes golpes en sus espaldas, mientras uno de ellos pide que no lo ataquen más.