Cárcel para quienes apliquen biopolímeros en procedimientos estéticos

Publicado por: sebastian.alvira el Mié, 04/08/2021 - 13:48
Share
Un proyecto de ley de autoría de la representante Norma Hurtado propone cárcel para quienes apliquen biopolímeros en procedimientos estéticos.
Cárcel para quienes apliquen biopolímeros en procedimientos estéticos

Al Congreso de la República llegó un proyecto de ley que pretende sancionar con cárcel a personas naturales y jurídicas que apliquen biopolímeros en procedimientos estéticos. Esto como respuesta al creciente uso de este tipo de sustancias modelantes que son perjudiciales para la salud. 

Famosas como Lina Tejeiro, Jessica Cediel y María Mónica Urbina, son algunas de las celebridades colombianas que han sido víctimas de malos procedimientos con biopolímeros, estas sustancias sintéticas contrario a las vitaminas, han sido cuestionadas, según los expertos, no son aptas para el uso humano, afectan tejidos y órganos generando daños irreversibles y en otros casos provoca hasta la muerte.

Son muchos los casos que han afectado a miles de colombianos, donde en algunas situaciones, las cicatrices son para toda la vida. Debido a este flagelo, se presentó una iniciativa que espera regular, mediante su prohibición y comercialización, el uso de sustancias modelantes cuya aplicación en el organismo es ilegal, en procedimientos estéticos y de belleza, tales como polímeros, biopolímeros y similares.

 

La representante Norma Hurtado, del Partido de la U, radicó un proyecto de ley para frenar este flagelo que afecta a cientos de familias en el país. Esta iniciativa busca sancionar con cárcel a quienes apliquen sustancias modelantes ilegales, entre otras medidas, se impondrá extinción de dominio al inmueble o establecimiento de comercio, donde se apliquen dichas sustancias, y la venta del inmueble, será destinada a indemnizar a las víctimas. 

Este proyecto de ley establecerá medidas penales que se aumentarán al doble de la pena por homicidio y lesiones personales, también la prescripción de la pena no correrá mientras persistan las secuelas nocivas para la salud de la víctima. Esta iniciativa indica que las entidades departamentales y distritales de salud, serán las responsables de verificar el cumplimiento de las condiciones exigibles a los Prestadores de Servicios de Salud en lo relativo a las condiciones de capacidad técnico-administrativa.

La iniciativa también exigirá un registro de control y ventas, como un sistema de información para la comercialización y uso de sustancias modelantes ilegales.

Según explicó Hurtado, las prácticas con estas sustancias representan un riesgo, porque están contraindicadas y la aplicación provoca daños irreparables en el cuerpo, además no se cumplen las medidas sanitarias y en la mayoría de los casos, las mujeres que acuden a estos tratamientos, son engañadas con la ilusión de obtener un cambio inmediato en su aspecto físico, las cifras son alarmantes, pero son más alarmantes los registros que hablan de los diez mil casos en el Eje Cafetero y norte del Valle del Cauca para la extracción de biopolímeros, cifras que brindó el cirujano plástico Julio Alberto Zuleta en febrero del 2019.

 

Es clave señalar que, la razón del riesgo de inyectarse biopolímeros radica en las sustancias están compuestas de silicona líquida, mezclada algunas veces con otros elementos químicos que son perjudiciales para cualquier ser humano. 

Con el pasar del tiempo, los biopolímeros producen cambios en la textura y coloración de la piel, haciendo que la zona afectada tenga una apariencia oscura e irregular. En los casos más graves, la sustancia inyectada sale espontáneamente a través de la piel, provoca infección de los tejidos o se desplaza a otras partes del cuerpo. 

Una consideración importante que las personas deben tener en cuenta antes de inyectarse este tipo de sustancias es que este material no puede extraerse completamente, por lo que una vez que las complicaciones se presentan, el tratamiento es bastante complejo y en ningún caso se restablece la apariencia normal de la zona afectada.