“Colombia es un país líder en cultura”: Secretario OEI

19 de octubre del 2019

Colombia recibió la XX Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Cultura.

cultura, oei, jabonero

Mariano Jabonero, secretario general de la OEI. Foto: Andrés Lozano

Finalizó este viernes la XX Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Cultura que se llevó a cabo en Bogotá. Durante el evento, los ministros de dicha cartera fortalecieron la cooperación regional en la promoción de la diversidad cultural, las industrias culturales y creativas, y el patrimonio cultural.

KienyKe.com habló con Mariano Jabonero, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), sobre los retos y avances que ha tenido la promoción de la cultura en la región y el aporte de Colombia para su fortalecimiento.

KienyKe: ¿Cuál es el panorama de la política cultural en Iberoamérica?

Mariano Jabonero: La política cultural ha pasado a ser una política prioritaria y no hay gobierno en la región que no hable de cultura. De hecho en Panamá, que no había ministerio de cultura, el Gobierno actual ha creado el ministerio de Cultura. La cultura es una riqueza de la región, por la diversidad que hay, y un aporte significativo de lo que podría ser la economía de los países, lo que se llama la economía naranja, que es la participación que puede tener la cultura en el PIB del país, en el empleo y en el bienestar. Hay cifras que se han dado aquí de algunos países 3 y 3 y pico por ciento de la participación de cultura en la economía del país, que está por encima de la agricultura, por ejemplo.

KyK: ¿Cuáles son los retos y cómo se pueden superar?

M. J.: Los retos por una parte es ponerle valor, y por otra tratarla con más aprecio y mayor defensa, los derechos de todos los autores hay que cuidarlos. Por otra parte que la cultura tenga un aterrizaje en la población, que conozca la cultura y la evalúe. Esto pasa, en mi opinión, porque la cultura se trabaja fundamentalmente a nivel local, en los municipios, que es donde la gente participa más; por otra parte darle una dimensión global, en una sociedad como la actual si no hay una apertura global a nivel mundial se pierden oportunidades. Es una región que de forma conjunta puede tener alto nivel de competitividad y presencia en el global del mundo en materia cultural.

KyK: ¿Cómo ha cambiado la tecnología el acceso y promoción de la cultura? 

M. J.: La tecnología ha supuesto un cambio radical, son dos mundos diferentes. En la producción de cultura en formato digital ha sido otro por completo. Ahora ya no se venden discos, por ejemplo, ahora está todo digitalizado, la música está en el computador, en el móvil. Es un factor importante. En segundo lugar la tecnología ha fragilizado los temas de derechos de propiedad intelectual; la tecnología hace que las muestras culturales estén abiertas y cualquiera pueda acceder a ellas, y sin que eso suponga un retorno para el autor. Por otra parte la tecnología también está suponiendo un elemento que genera alguna diferencia según las economías internas: no todo el mundo tiene acceso a los mismos recursos tecnológicos; marca una brecha entre oportunidades en igualdad y desigualdad.

KyK: ¿Cómo aporta Colombia en materia cultural al resto de países miembros de la OEI?

M. J.: Colombia es un país líder en cultura a nivel regional. Es líder porque tiene una gran capacidad de producción cultural; el acervo cultural de Colombia es grande e importante en música, gastronomía, cine, turismo, en patrimonio histórico. Desde el punto de visto político, Colombia es también un país líder porque el presidente Iván Duque es una persona que viene del mundo cultural y es, en cierta medida, el autor del concepto nuevo de cultura de economía naranja. La cultura está en el eje transversal del Plan de Desarrollo de Colombia, eso no es frecuente en la región.

KyK: ¿Y la economía naranja cómo se relaciona con la cultura?

M. J.: La economía naranja supone, en síntesis, lo que aporta la cultura a la economía de un país, lo que aporta en término de empleo, lo que aporta en término de bienestar. Es superar esa barrera de ‘economía contemplativa’ de gusto por la belleza, de gusto por lo clásico -muy elitista también-, ha pasado a un concepto de cultura en el cual la cultura forma parte de la actividad de una comunidad, forma parte de su desarrollo. Por otra parte es un instrumento que sirve para aliviar la pobreza, es un instrumento que permite forjar el concepto de ciudadanía.

KyK: ¿Cuál es el balance de la XX Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Cultura?

M. J.: El balance es que ha habido un amplísimo acuerdo. Ha sido una conferencia, y yo he estado en muchas de ellas, muy bien organizada, muy tranquila, con grandes aportaciones y que se ha hecho una apuesta muy fuerte por algunos temas, como por ejemplo, los mercados culturales equitativos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO