Denuncian ‘improvisación’ en gestión de vacunas contra Covid-19

Publicado por: juan.sacristan el Mar, 24/11/2020 - 18:24
Share
El gobierno, según los representantes, aún no cuenta con acuerdos para adquirir la vacuna contra el coronavirus con los laboratorios que adelantan los fármacos.
Gestión de vacunas contra el Covid-19

Luego de que tres laboratorios anunciaran la efectividad de sus desarrollos de la vacuna contra el Covid-19, la Cámara de Representantes discutió este martes un proyecto de ley para dotar al país del marco jurídico para negociar y establecer acuerdos para adquirir una vacuna que hasta el momento no existe.

El problema surge en que la normativa colombiana no permite que el Estado disponga o invierta recursos para adquirir un elemento, como la vacuna contra Covid-19, que hasta el momento no está creada y certificada. Así mismo, establece de qué forma se podrá suministrar a los habitantes, de tal manera que los priorizados sean el personal de salud, adultos mayores y personas con comorbilidades.

Sin embargo, algunos representantes criticaron que el proyecto inicie tramite en el Congreso, se encuentra en segundo debate, justo cuando ya el mundo se prepara para recibir el fármaco que busca ponerle fin a la pandemia del coronavirus.

El proyecto, según explicó el ponente John Jairo Berrio, busca que las vacunas sean de interés general, establezca un marco normativo para adquirir productos inciertos, como la vacuna en estado de prueba, recaude aportes de privados, cree un mecanismo para adquisición de vacunas, y establezca un marco legal para enfrentar pandemias como la actual.

Según explicó el representante del Centro Democrático, Berrio, las primeras dosis ya están destinadas para Estados Unidos y Europa, quienes ya han invertido una gran cantidad de recursos. “Colombia pertenece a la OMS, a la OPS y hace parte del mecanismo Covax, esto, sin embargo, no asegura la adquisición de las vacunas para el país”, señaló.

Esa fue la crítica que realizó el representante José Daniel López, de Cambio Radical, quien señaló que el trámite de la ley tomará tres meses para aprobarse, mientras la vacuna se estima finalizada para los primeros meses de 2021 y los acuerdos para adquirirla por parte de las naciones ya están más que establecidos con las vacunas de mayor probabilidad de éxito.

“Pfizer informa que hay cinco países con acuerdos cerrados para adquirir la vacuna en el caso de que sean exitosas, seguras y autorizadas, pero allí no está Colombia. También se ha conocido públicamente que el 80% de las vacunas Pfizer ya están comprometidas con otros países y solamente queda un 20% restante para el 2021. ¿Cómo puede Colombia acceder a esas vacunas?”, cuestionó el representante.

Como lo dijo Berrio, la estrategia Covax de la que hace parte Colombia, solo contempla la adquisición del 20% de las vacunas para el total de la población, por lo tanto, según denunció, no hay acuerdos para adquirir el 80% restante.

Según López, Moderna podría producir 521 mil millones de dosis, 218 mil están comprometidas; la Universidad de Oxford y Astrazeneca pueden producir 3 mil millones de dosis entre 2020 y 2021, 2.400 millones ya están comprometidas según un estudio de la Universidad de Utah, mientras Colombia no cuenta con acuerdos con ninguno de los laboratorios para las primeras dosis.

“Hace tres meses el doctor Carlos Ardila y el partido Liberal lo advirtieron en un debate en esta plenaria. Hace tres meses el doctor Alfredo De Luque y yo lo advertimos en un debate en la Comisión Primera de la Cámara y es que el gobierno estaba dormido en la gestión para acceder a la vacuna contra Covid-19, que no había estrategia multilateral, que no era claro el marco jurídico”, señaló López.

El representante, finalmente, hizo una fuerte crítica a la gestión de las vacunas por parte del Gobierno Nacional. “Esto sí merece el récord Guinness a la improvisación, pareciera que esa tan cacareada ‘prevención y acción’ sirve de título a un programa de televisión, pero en lo que tiene que ver con las vacunas. La regla es la improvisación”, puntualizó.