Anastasia Rubio: "Tenemos que entrar en política para cambiar las cosas"

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 25/01/2022 - 16:43
Share
En diálogo con Kienyke, Anastasia Rubio, la sobrina de Ingrid Betancourt que quiere llegar al Congreso, habló de sus propuestas y retos de cara las elecciones.

Anastasia Rubio Bentancourt, cabeza de la lista a la Cámara por Bogotá por la Centro Esperanza, habló con Kienyke.com sobre sus propuestas, visión de país y retos ad portas de las próximas elecciones legislativas. A pesar de no tener experiencia en la política, ha estudiado y trabajo en pro de los ciudadanos, lo cual ha demostrado a través de su trabajo social con fundaciones donde ha gestionado ayudas para diferentes sectores, en especial, niños con alta permanencia en calle.

Su trabajo ha estado ligado al arte y los programas sociales. Se lanza a la Cámara con ahorros que ha recogido trabajando como fotógrafa y ha decidido estructurar su propuesta de una manera diferente a las tradicionales campañas políticas. En este ejercicio se han unido activistas de diferentes causas sociales que han integrado una serie de compromisos agrupados en cuatro pilares que pretende llevar al Congreso; estos son: vida, tecnología, justicia climática, anticorrupción.

Los cuatro pilares tienen un desarrollo en propuestas programáticas que incluyen entre otros temas: democracia real e inclusión digital, infancia y educación, cultura urbana y deporte, ambiente sano y vivienda digna. A finales de febrero presentará la aplicación GobernAPP, herramienta tecnológica que apoya la formulación de propuestas y la participación del ciudadano como corresponsable en la acción política.

¿Quién es Anastasia y por qué decidió aspirar a la Cámara?

AR: A los 18 años empecé a estudiar Política, Filosofía y Economía en la Universidad de Warwick, en París, pero al igual que muchas personas de mi generación sentí una frustración muy grande con la política. Entonces me fui por otro lado; a estudiar cinematografía, fui a todos los departamentos de Colombia a grabar a la gente, a los que han estado callados, ese material lo presentamos a diferentes instituciones, fundaciones. Así creé diferentes fundaciones; trabajé con educación, niños con alta permanencia en calle, desplazados, refugiados, etc. Mi proyecto nace de la obra social. Pero no es suficiente, las instituciones y la corrupción me han bloqueado. Hay un límite y es la política, si uno quiere hacer un cambio real tiene que entrar a la política. 

Ni P ni U, ¿por qué ese eslogan? 

AR: ¡Ni P ni U! ¡Quien importa eres tú! Hemos estado en 60 de guerra, en los cuales la prioridad del gobierno no ha sido la gente. Los recursos del Estado se han invertido en fuerzas armadas, si los hubiéramos invertido en educación, empleo o medio ambiente, estaríamos en un sistema totalmente diferente. El peligro que yo veo es que estamos volviendo a esa confrontación entre los extremos. Ese es el continuismo de la violencia. 

En términos generales, ¿en qué consiste su propuesta política?

AR: La gente pide garantías; de expresión y de participación. El problema se concentra en la crisis de la democracia. No tenemos una red entre el ciudadano y el Estado. No confiamos en el Congreso, en el Gobierno y en sus diferentes instituciones. Quiero reconstruir la relación entre el Congreso y la gente. Quiero darles garantías para que sean escuchadas y puedan tener voz. Estoy desarrollando GobernAPP, una herramienta que apoya la formulación de propuestas y la participación ciudadana. Una vez estés inscrito podrás ver chats sobre proyectos de distintos temas, votas por la problemática que quieras que se trabaje y una vez eso llegue a la base de datos, desarrollaremos las iniciativas legislativas. 

 

¿Cuáles serán los temas que podrán elegir los usuarios de la app?

AR: Sobre seguridad, salud, medio ambiente, animalistas, emprendimientos, acceso a la tecnología, etc. Es muy bueno tener un espacio de participación a través del mundo digital, ¿pero cuántas personas no tienen acceso a la tecnología? 23 millones. Por eso completo mi programa hablando del derecho digital. En muchos países hay internet gratuito en las ciudades, ¿por qué no lo tenemos aquí en Bogotá? Eso ayudaría a desarrollar mejores negocios, a la educación de los niños y jóvenes y a participar activamente de la democracia. 

¿A qué se compromete si llega a la Cámara?

AR: Me comprometo a llevar un sistema de democracia que le devuelva el poder al ciudadano. Me comprometo a luchar para que tengan acceso a las tecnologías. Pero a  través de eso me comprometo a mucho más porque amo a la gente, a los niños, etc. Quiero llevar los valores del cuidado, la protección, la atención y la empatía al Congreso. Entonces también me comprometo a luchar por los niños, su educación y el deporte, Además apoyaré todo lo relacionado con la justicia ambiental. 

Uno de los pilares de su programa es la lucha contra la corrupción, ¿cómo enfrentar este problema?

AR: Lo primero que tenemos que hacer es romper las maquinarias. El 13 de marzo tenemos la oportunidad de hacerlo. ¿Dónde están las maquinarías? En los extremos. Los extremos tienen corrupción, maquinaria y sangre en las manos. Votando por lideres que no tienen maquinaria estamos cambiando un poco el sistema. Todo inicia con el voto. 

KienyKe Stories