Gobierno descarta diálogo conjunto con FARC y ELN

Gobierno descarta diálogo conjunto con FARC y ELN

5 de julio del 2013

El Ministro del Interior, Fernando Carrillo, no ve posible que eventuales diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se desarrollen en simultánea con los ya iniciados con las FARC, en La Habana.

“Si el ELN deja libres a todos los secuestrados, como gesto de buena voluntad, se pensará en una instancia paralela y se procederá a caminar hacia adelante en una dirección para conseguir la paz, pero es muy difícil que se den simultáneamente”, explicó Carrillo.

“Aquí la clave es tener las reglas de juego y respetarlas, poder caminar en función de esas reglas. Ayer el presidente lo decía con mucha claridad. Para el caso por ejemplo del Ejército de Liberación Nacional, que ojalá haya un gesto de buena voluntad, que liberen a todos los secuestrados, que se comprometan a no secuestrar más… esa sería una magnífica señal, un excelente mensaje, otra muy buena noticia para el país y eso allanaría el camino para lo que tiene que venir, en una instancia paralela. No tendría mucho sentido pensar poner patas arriba la mesa de La Habana, lo que se ha pactado y pretender que eso se pueda ventilar allá. Creo que es un proceso independiente si se presenta, por supuesto”, agrega el ministro.

¿Hay contactos con el ELN?

Lo que se está esperando son buenas señales. Hay personas de gran prestancia ayudando, encabezadas por Horacio Serpa y Antonio Navarro, luchadores por la paz de este país. Ojalá que los señores del ELN le pongan atención a lo que ellos dicen en carta reciente.

Para entrar a un proceso formal de esta naturaleza, lo primero es mostrar una disposición de hacerlo. Y esa disposición se logra enviando unas buenas señales. Lo que queremos los colombianos es que todos los actores armados se comprometan con la paz.

ELN, Colombia, Kienyke

¿Qué papel concreto están haciendo Serpa y Navarro?

Ellos son actores de paz y su papel, hasta ahora, es firmar una carta bien intencionada para pedirle al ELN acciones concretas de buena voluntad. Es bueno resaltar que los dos fueron presidentes de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, junto con Álvaro Gómez Hurtado, lamentablemente asesinado.

¿Pero hay coordinación con el Gobierno?

Hay coordinación en la medida en que todos queremos la paz. Pero la formalidad en algún tipo de instancia se va a dar cuando se produzcan las señales que ya mencionamos.

¿El Gobierno conoce datos precisos de cuántas personas tiene en su poder el ELN?

No tengo esa respuesta pero entiendo que hay muchas personas secuestradas. El canadiense secuestrado es un símbolo, pero no es el único. Lo importante es que los liberen a todos. No es solo que liberen a una persona, sino de enviar una señal y de mostrar esa buena voluntad de allanar los caminos de la paz.

¿Cuál es la posición del Gobierno sobre una eventual negociación directa con el ELN?

Como lo dijo con claridad el presidente, en el caso del proceso de La Habana hay unas reglas de juego, digamos que hay una cancha establecida, con unos jugadores, con unos árbitros que son unos garantes.

Se han comenzado a discutir los temas, ya empezó el partido para hablar en términos futbolísticos. Pretender cambiar las reglas del juego, ingresar nuevos actores a esa mesa, no creo que sea de buen recibo.

¿Cómo avanzan los diálogos de La Habana, después de  los encontrones por la propuesta de convocar una Constituyente?

Esperamos que se siga marchando por el camino correcto. Hay que volver de nuevo a la senda acordada y no destapar una caja de pandora. Si se trata de poner nuevos temas, esos tendrán que aparecer en el proceso democrático, en juego limpio cuando estén incorporados a la vida civil, cuando hayan hecho dejación de las armas, cuando le pongan la cara a las víctimas, en fin, en todas las condiciones que hemos venido insistiendo por parte de nuestra delegación.