Humberto de la Calle se une al reto del mea culpa

Vie, 28/05/2021 - 10:51
El exnegociador de paz Humberto de la Calle se unió al reto del mea culpa para confesar situaciones de su vida personal y política de las que se arrepiente.

El exjefe negociador de paz y precandidato presidencial de la Coalición de la Esperanza, Humberto de la Calle, se unió al reto del “mea culpa” que propuso el concejal Carlos Fernando Galán y compartió algunas situaciones de su carrera política y vida personal de las cuales se arrepiente.

A través de un video publicado en su cuenta de Twitter, De la Calle confesó que se arrepiente de haber tenido una cauchera cuando era niño para matar pajaritos, como también, de haber disfrutado de las corridas de toros. 

Además, afirmó que en su época de colegio tenía cierta sensibilidad por los demás, pero luego cambió su actitud hasta convertirse en un "burguesito" pensando en el éxito reflejado en cosas materiales.

"Una sensibilidad que tenía en el colegio por los demás, luego desapareció y me volví un burguesito, en mi profesión, creyendo que el éxito era ganar plata, tener carros, bienes que hoy veo que son superfluos", dijo De la Calle al tiempo que declaró que la pandemia de coronavirus le ha simplificado la vida.

 

El exjefe negociador lamentó que por influencia de sus compañeros, en el Colegio Mayor de Nuestra Señora de Manizales, llegó a pensar que las personas LGBTI "eran pervertidos o enfermos". 

"Para mí es una cosa del pasado, por fortuna lo logré superar y hoy sé que son simplemente personas que tienen su identidad y que tienen derechos, pero me arrepiento de no haber logrado ese conocimiento antes", sostuvo. 

Con respecto a su vida política aseguró que se arrepiente de no haber enfatizado en que se aplicara en el país la constituyente que lograron en el año 1991. "Me faltó audacia y más empeño para que no se diluyera muy buena parte de lo que allí se dijo como hoja de ruta para Colombia". 

Sobre su rol como negociador del Acuerdo de Paz en La Habana calificó como un error haber dicho que no sería candidato presidencial y meses después meterse en la contienda electoral, lo cual le quitó cierta credibilidad ante el electorado colombiano. 

"Reconozco que ante la arremetida y el peligro de que se pudiera perder lo logrado pues lancé una candidatura presidencial, en lo que me equivoqué es en haber creído erróneamente que eso rescataba el acuerdo y al contrario, muchas personas terminaron alejándose más de él porque concluyeron que yo había obrado politizando el acuerdo", confesó. 

De la Calle también se arrepintió de no haber llegado a un acuerdo de paz mucho antes con la guerrilla de las Farc. "Perdimos mucho tiempo en la búsqueda de la paz, la perdimos quienes estuvimos en la vida pública y también la perdió la guerrilla". 

 

Finalmente, reflexionó sobre la actual situación que atraviesa el país. "Necesitamos recuperar el hilo de la reconciliación. Yo quisiera estar a un metro de distancia de la primera línea, para que podamos hablar sin violencia, y es lo que deberían hacer líderes políticos y empresarios para recomponer una nación que está a riesgo de desintegrarse por el odio ¡No más odio!, no podemos seguir inflando el balón del odio para que algún día se reviente definitivamente y perdamos nuestro papel como sociedad. Es el momento de suplantar, suprimir y olvidar la lucha de clases, el fanatismo y la ferocidad para lograr volver a conversar, lo que se hizo para conseguir un acuerdo de paz es un mensaje QUE sigue siendo válido para esta sociedad angustiada". 

Más KienyKe
En las últimas horas, se conoció la noticia del fallecimiento de Ricardo ‘Pitirri’ Salazar, director deportivo de Millonarios.
Un humorista intentó ser saboteado por ser colombiano en medio de su presentación en México, pero su respuesta dejó sorprendido a más de uno. ¿Qué sucedió?
En una reciente entrevista, Chris Carpentier confirmó varios detalles sobre el proyecto que lo mantendrá en Colombia.
El hecho tuvo lugar en el departamento del Caquetá y, al parecer, habría sido perpetrado por el Estado Mayor Central.
Kien Opina