María Fernanda Cabal rechaza que Miguel Uribe lidere lista al Senado

Publicado por: sebastian.alvira el Vie, 03/12/2021 - 10:19
Share
La senadora María Fernanda Cabal expresó su desacuerdo con que Miguel Uribe Turbay pueda llegar a ser la cabeza de lista al Senado del Centro Democrático.

La conformación de la lista al Senado del Centro Democrático desnudó un nuevo desencuentro de la senadora María Fernanda Cabal con esa colectividad. A través de un Facebook Live, la exprecandidata presidencial afirmó que, pese a no haber pedido ese puesto, considera que otorgárselo a Miguel Uribe Turbay le daría un mal ejemplo a la militancia. 

La senadora reveló que se reunió con el expresidente Álvaro Uribe para hablar varios temas como la conformación de las listas y lo sucedido con las encuestas que ganó Óscar Iván Zuluaga para ser candidato presidencial del partido. En medio de la conversación, Cabal le recomendó no elegir como cabeza de lista a Uribe Turbay -como se lo ofreció a principios de año- puesto que él respaldó el proceso de paz y militó en otros partidos políticos. 

Además, afirmó que no había pedido ser cabeza de lista. De hecho reveló que la senadora Paloma Valencia, el exviceministro Rafael Nieto y el exgobernador Alirio Barrera habrían expresado su interés por esa posición. 

"Yo le dije al presidente Uribe que yo no le pedí la cabeza de lista, pero piense en el mensaje que significa para el público. Yo le tengo mucho respeto a Miguel Uribe, me parece magnifico si quiere entrar aquí, pero no es un buen ejemplo una cabeza de lista que haya votado por el sí, que venga del partido Liberal, de Cambio Radical, porque parece que este partido premia a los advenedizos y castiga a los propios y ese ejemplo no se puede dar en este momento, pero la decisión es de ellos", expresó.

 

La senadora señaló que seguirá trabajando desde el partido, independientemente del puesto que le toque en la lista de candidatos al Senado, pues considera que está para trabajar y esa posición no le impide a su movimiento seguir creciendo. 

"No voy a insistir porque esté en el puesto que esté, nosotros estamos para trabajar y nos vamos a mover, porque el movimiento 'Soy Cabal' va a ser el movimiento más grande dentro del Centro Democrático porque logramos que las banderas uribistas renacieran, porque va por encima del partido, porque un movimiento debe ser más grande, porque es el movimiento del verdadero sistema de libertades, porque si uno quiere mitigar las inequidades, debe empezar por desatar un Estado que nos amarraron", puntualizó. 

Así las cosas, la discusión por la cabeza de lista al Senado parece hasta ahora comenzar. Un importante número de personas cercanas al partido ha expresado que Cabal debería tener esa posición por haber sido segunda en la encuesta de precandidatos. Sin embargo, el expresidente Uribe le había ofrecido esa responsabilidad a Uribe Turbay y, aunque él no se había pronunciado al respecto, todo indicaba que aceptaría. 

 

Lo cierto es que el Centro Democrático se encuentra en la búsqueda de una figura fuerte para llenar el vacío de votos que dejará el expresidente al no aspirar al Senado en 2022. En las elecciones al Senado en 2018, el partido fundado por el exmandatario colombiano logró 2.513.320 votos. Uribe consiguió 875.554, convirtiéndose en el senador más votado del país. Además, le sacó una diferencia importante a Paola Holguín, quien recibió 58.005 votos, siendo la segunda mejor votación de la colectividad. 

Asimismo, es clave señalar que en 2002 y en 2006 ganó las elecciones presidenciales en primera vuelta. Apoyó a Juan Manuel Santos para que llegara a la Presidencia en 2010 y logró que resultara elegido, y cuando fue cabeza de la lista al Senado en 2014 logró 20 curules, una hazaña para un partido que en ese entonces era nuevo. 

Uribe Turbay, excandidato a la Alcaldía de Bogotá, ha sonado para ser el encargado de encabezar la lista. Sin embargo, nunca ha puesto su nombre en consideración de los colombianos para elecciones legislativas. En 2019 aspiró a la Alcaldía y quedó de último, con 426.982 votos (13,56%), mientras que la actual alcaldesa Claudia López alcanzó 1.109.362 (35,2%), lo que ubicó al joven político como el gran perdedor de la jornada.