Mike Pompeo invita a ayudar a los uigures en China

Publicado por: admin el Lun, 03/02/2020 - 02:07
Share
El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió con su homólogo Muhtar Tleuberdi en Nur Sultan, la capital de Kazajstán, este domingo como parte de una visita
Mike Pompeo invita a ayudar a los uigures en China
El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió con su homólogo Muhtar Tleuberdi en Nur Sultan, la capital de Kazajstán, este domingo como parte de una visita oficial. Durante la conferencia de prensa conjunta después de la reunión, Pompeo instó a la comunidad internacional a ayudar a los uigures en China. [single-related post_id="1244649"] Pompeo afirmó: "Invitamos a todos los países a unirse al llamado para poner fin a la opresión en China. Hacemos un llamado para que se garantice la seguridad de aquellos que buscan salir de China y buscar refugio", afirmando que hay más de un millón de uigures y kazajos musulmanes en los campos de concentración de China”. Pompeo indicó además que el presidente de Kazajstán, Kassym-Jomart Tokayev, había dado la bienvenida a un programa que incluía reformas relacionadas con el desarrollo económico, el fortalecimiento de la democracia y el aumento de la confianza pública en el gobierno. Refiriéndose a las relaciones bilaterales, Pompeo expresó que apoyan la libertad de elección de Kazajstán para establecer relaciones comerciales con otros países, pero indicó que la asociación con compañías estadounidenses daría los mejores resultados para cualquier país. Pompeo agradeció a Kazajstán por su apoyo a los esfuerzos para establecer la paz en Afganistán.

Los uigures

La región occidental de Xinjiang de China alberga a unos 10 millones de uigures. El grupo musulmán que representa alrededor del 45% de la población de Xinjiang, ha acusado durante mucho tiempo a las autoridades chinas de discriminación cultural, religiosa y económica. China está acusada de llevar a cabo políticas represivas contra los uigures y restringir sus derechos religiosos, comerciales y culturales. Hasta un millón de personas o alrededor del 7% de la población musulmana en Xinjiang, han sido encarceladas en una red en expansión de campos de "reeducación política", según funcionarios estadounidenses y expertos de la ONU. En un informe de septiembre del año pasado, Human Rights Watch acusó al gobierno chino de llevar a cabo una "campaña sistemática de violaciones de derechos humanos" contra los musulmanes uigures en Xinjiang. China niega los cargos en su contra, alegando que los uigures están siendo educados en "centros de formación profesional". El 11 de julio del 2019, 22 Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) firmaron una carta criticando el trato de China a los uigures musulmanes y otras minorías en la región autónoma uigur de Xinjiang y pidieron a China que detuviera las detenciones masivas en la zona.

La política de China hacia los uigures musulmanes

El presidente chino ha pedido además que se revisarán los textos sagrados del cristianismo y el Islam, la Biblia y el Corán, y se reescribieran para así reflejar los valores del socialismo chino, una noticia que ha causado el rechazo de la comunidad internacional. Un grupo de funcionarios tendrá la misión de corregir o censurar ciertos pasajes de los textos religiosos para reflejar los valores del Partido Comunista Chino. El presidente chino también aprobaría la versión final del texto.