Oposición radica contrapropuesta a la reforma tributaria del Gobierno

Publicado por: sebastian.alvira el Mié, 21/07/2021 - 16:14
Share
Congresistas de oposición radicaron este miércoles una propuesta de reforma tributaria alterna a la que presentó el Gobierno Nacional.
Oposición radica contrapropuesta a la reforma tributaria del Gobierno
Créditos:
Senado de la República

Congresistas de la oposición radicaron un proyecto de reforma tributaria como contrapeso a la que presentó el Gobierno Nacional recientemente. La iniciativa recibe el nombre de 'Ley de equidad fiscal', y pretende recaudar hasta 14 billones de pesos anuales mediante una sobretasa a los bancos, impuesto a la riqueza y eliminación de beneficios tributarios.

La propuesta fue presentada por 14 congresistas de la oposición Wilmer Leal, León Fredy Muñoz, Gustavo Petro, Inti Asprilla,  Pablo Catatumbo, Carlos Carreño, Victoria Sandino, Fabián Díaz, Fabián Orduz, Abel David Jaramillo, Israel Zúñiga, David Racero, Aida Avella y María José 
Pizarro.

Está basada en impuestos que no recaen directamente sobre la clase media y trabajadora, adicionando controversiales artículos como el impuesto a las bebidas azucaradas, el cual desde hace un tiempo se discute pero que no fue incluido en el proyecto de MinHacienda.

Según explicaron los congresistas del Partido Verde, este proyecto de ley busca que la nación recaude entre 11,7 a 14 billones de pesos anuales, sin afectar la clase media porque impone la mayor carga tributaria en el sector empresarial.

 

En primer lugar, propone un aumento a la sobretasa del impuesto de renta al sector financiero en 6 puntos porcentuales a partir del 2022 de forma permanente. Esto representaría un ingreso para el Estado de un billón de pesos anuales.

Además, establece un impuesto temporal a la riqueza, para que quienes tienen más recursos aporten mas. El gravamen generaría entre 1 y 2 billones de pesos al año y regiría entre 2022 y 2025. Su porcentaje se plantea en forma progresiva dependiendo del patrimonio de las personas.

El proyecto de la oposición también propone la eliminación y limitación de diferentes beneficios tributarios para que todas las empresas contribuyan en igualdad de condiciones.

  • Aumento de tarifas de zonas francas de 20 a 25%.
  • Eliminación del descuento tributario del impuesto de industria y comercio. Queda como deducible
  • Limitación del descuento de IVA pagado en bienes de capital a 35% anual. En 2024 queda como deducible.
  • Eliminación de deducciones especiales rentas exentas.
  • Prohibición de deducción de regalías pagadas por la explotación de recursos naturales no renovables. 

 

 

La propuesta incluye un artículo en le que se propone gravar a las bebidas endulzadas artificialmente y comida chatarra en un 20%. Los embutidos también serían gravados en un 10%.

"Este impuesto saludable tiene por objeto recaudar entre 15 y 2 billones de pesos anuales a la vez que promueve políticas públicas para generar la prevención en salud", señalan los congresistas. 

De igual forma, se propone que las plataformas digitales extranjeras tendrían una retención del 20% de impuesto sobre la renta y las plataformas nacionales un 5%.

Asimismo, se plantea el tributo territorial al turismo, una medida aplicada ya en 
varios países de América Latina. La intención es autorizar que desde el 2023, 
previa concertación con la comunidad, los concejos municipales y distritales 
discutan y aprueben un cobro adicional al hospedaje de 2 dólares por noche para 
extranjeros, para latinos sería de un 1 dólar.

En este punto es clave mencionar que, pese a nacer en la oposición, el proyecto no presenta grandes diferencias con la propuesta que presentó  el Ministerio de Hacienda, más bien añade algunos impuesto y redistribuye el dinero. De hecho, el recaudo de las dos reformas es prácticamente el mismo. 

Diferencias entre reformas

La reforma tributaria del Gobierno, bautizada con el nombre 'Proyecto de Inversión Social', plantea impuestos similares, estos son algunos ejemplos:

Sobretasa transitoria al sector financiero

Se propone una sobretasa a las entidades financieras que tengan una renta líquida gravable superior a 120.000 UVT. Esta generaría 392.000 millones de pesos. Será de tres puntos porcentuales e irá hasta 2025. Así, el sector presentaría una tarifa total de 38 %. 

Descuento del 50 % del pago de ICA

Se propone desmontar la ampliación del descuento tributario por pago de ICA del 50 % al 100 % en el impuesto de renta. Es clave mencionar que, este era uno de los beneficios que se estipularon en la pasada reforma tributaria.

Esta medida generaría un recaudo de 3,9 billones de pesos y busca tener un equilibrio más eficiente entre los impuestos territoriales y nacionales.

Impuesto de normalización tributaria complementario al impuesto de renta

Se propone la creación para el año 2022 del impuesto de normalización tributaria como un impuesto complementario al impuesto sobre la renta, el cual estará a cargo de los contribuyentes del impuesto de renta o de regímenes sustitutivos de dicho tributo, que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes. El impuesto complementario de normalización tributaria se causa por la posesión de activos omitidos o pasivos inexistentes a 1 de enero del año 2022.

Tarifa de impuesto de renta sube al 35 %

Se contempla que a partir del año gravable 2022 la tarifa general para las personas jurídicas será del 35 %. Según la exposición de motivos del proyecto, la implementación de esta medida no representaría un detrimento para estos contribuyentes, al contrario se indica que la estructura tributaria sería más competitiva que en 2018.

¿Cuál tiene más futuro?

El proyecto del Gobierno le lleva una amplia ventaja al de la oposición. Primero porque fue radicado con mensaje de urgencia, esta condición limita los procedimientos de la propuesta en un 50%. De esta manera, las comisiones terceras de Senado y Cámara sesionarán en conjunto, y en el momento que tengan listo el articulado, lo enviarán a sus respectivas plenarias.

En ese sentido, seguramente se discutirá primero y la propuesta de la oposición podría ser utilizada más como una referencia para sumar o restar artículos en los debates.

Además, las mayorías del Congreso llevan tres años dejando en evidencia que están con el Gobierno Nacional y, por ende, con sus iniciativas. En este caso, resulta además más fácil su aprobación porque está consensuado con los empresarios y el radicado hoy no goza de la misma discusión. 

Siga a KIENYKE en Google News