Plebiscito para refrendar la paz: ¿Qué hay detrás de esta nueva idea?

Plebiscito para refrendar la paz: ¿Qué hay detrás de esta nueva idea?

16 de septiembre del 2015

En medio de la coyuntura por el problema fronterizo con Venezuela y la presunta nómina paralela de la Fiscalía, sigilosamente el copresidente del Partido de La U, Roy Barreras, en la tarde del viernes 11 de septiembre radicó en el Congreso de la República un proyecto de ley estatutaria que reglamenta el mecanismo del plebiscito para refrendar los acuerdos de paz de La Habana.

Lea también, ¿Cómo debe ser un tribunal especial que juzgue a las Farc?

Aunque no se sepa si la intención era que el hecho pasara de agache, surge la pregunta, ¿por qué seleccionar ese mecanismo de participación ciudadana cuando se hablaba de un referendo?

También lea, ¿Habrá excarcelación masiva de guerrilleros de las Farc si se firma la paz?

Sin embargo hay que aclarar qué es un plebiscito y cómo se diferencia de un referendo, mecanismos de participación ciudadana creados por la Constitución de 1991.

El plebiscito es una consulta realizada por los poderes públicos para que la ciudadanía se exprese mediante el voto popular directo respecto a una determinada propuesta. En la definición llama la atención que este mecanismo puede ser vinculante o simplemente consultivo.

Esta es una de las diferencias sustanciales con el referendo, el cual también es una consulta que se hace a la ciudadanía mediante el voto popular directo, pero para aprobar o improbar reformas, y el resultado en las urnas sí tiene el carácter vinculante.

El mismo senador Roy Barreras anunció que en el proyecto de ley estatutaria radicado, incluirá que las votaciones para el plebiscito sean obligatorias y por una semana.

Kienyke.com habló con congresistas, analistas y líderes políticos para saber la conveniencia de este mecanismo consultivo para que la ciudadanía avale o no los acuerdos logrados en La Habana.

La exministra y líder conservadora, Marta Lucía Ramírez, lanzó críticas contra la selección de esta figura por la posibilidad de que no sea vinculante, debido al fracaso que podría verse en los resultados de las votaciones por la poca favorabilidad de los acuerdos en las últimas encuestas.

Marta Lucia Ramírez, exministtra de defensa

“Ese plebiscito no tendría carácter vinculante tal como lo tiene el referendo, por lo que sería de mandato sólo político, además que este mecanismo tiene que implementarse bajo el supuesto de que la gente tendrá la libertad de participar o no, por lo que la idea de obligar a que la ciudadanía participe del mismo es equivocada e inconstitucional, ya que actualmente no existe algún mecanismo de participación ciudadana que obligue a la gente a votar”, dijo.

La excandidata presidencial afirmó también que toda iniciativa del senador Roy Barreras no es espontánea, sino consensuada con el Gobierno, por lo que también tendría el aval del presidente.

Similar opinión tuvo la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, quien calificó de “tramposa” la propuesta.

paloma valencia

“Es un proyecto que le hace conejo y trampa a la refrendación y al pueblo colombiano. Por ejemplo, imponer el voto obligatorio para pasar el umbral que imponen los mecanismos de participación ciudadana, cinco días de votación para que puedan existir mejores probabilidades de fraude, así como no tener fuerza vinculante y hacer un procedimiento puramente formal para conseguir una aceptación adherida, no le da legitimidad a esos acuerdos. De qué le sirve al Gobierno ganar esas elecciones si los colombianos van a seguir desconfiando de los acuerdos”.

De otro lado, el senador del partido de La U, Armando Benedetti, salió a defender la iniciativa.

Armando Benedetti

“Qué más válido que el pueblo en las urnas se exprese, más allá que sea o no vinculante o de que haya un umbral. Si las mayorías no son amplias, el proceso no tendrá solidez, y en dado caso de que las mayorías voten negativamente los acuerdos firmados, simplemente se jode el proceso de paz”.

El copresidente del partido Liberal, Horacio Serpa le dijo a este medio digital que esa propuesta aún no ha sido avalada por todos los partidos de la Unidad Nacional, por lo que esa colectividad va analizar la iniciativa del plebiscito.

Por otra parte, el senador de la Alianza Verde, Antonio Navarro, señaló que le suena la idea del plebiscito, aunque afirmó que debe ser acordado antes en La Habana.

Antonio Navarro

“Reglamentar el plebiscito a través de una ley estatutaria es buena idea, pero debe ser acordado en la mesa de negociación. El plebiscito en este caso se usaría como apoyo o negación de los acuerdos de La Habana, pero habrá que ver cómo se reglamenta el plebiscito, y si mediante la ley se establece que la ciudadanía tiene que votar sí o no. Debe ser vinculante, pero sólo para respaldar o no los acuerdos, mas no para avalar o no la reforma constitucional, legal y administrativa que se necesiten para implementar los acuerdos”.

Por su parte el analista político León Valencia afirmó que no le ve futuro a esta iniciativa.

leon-valencia

“Una propuesta de La U, que no tiene el respaldo de la Unidad Nacional y que tampoco ha sido discutida en La Habana, no tiene posibilidades de prosperar. Al respecto, hay un precedente con el marco jurídico para la paz, el cual fue adoptado unilateralmente por el Gobierno sin tener en cuenta a la mesa de negociación, y no fue aceptado en La Habana. El plebiscito aunque es menos complicado que el referendo, es complejo de todas maneras, y lo que se debe buscar es un mecanismo que se parezca más a una consulta popular, que se puede convocar por el presidente de la República sólo con la firma de los ministros y no tiene complicaciones de tipo jurídico”.

De hecho, en un comunicado emitido este miércoles por las Farc, rechazaron tanto la propuesta de hacer un plebiscito como el acto legislativo que crea la comisión legislativa que implementará los eventuales acuerdos de paz, por no haber sido consultados en la mesa de negociación, e insistieron en convocar una Asamblea Nacional Constituyente.

Frente al tema del poder vinculante o no del plebiscito, León Valencia señaló que de todas maneras tendrá un gran impacto político si es aprobado o no en las urnas.