¿Por qué los congresistas no ‘paran bolas’ en los debates?

¿Por qué los congresistas no ‘paran bolas’ en los debates?

3 de octubre del 2013

Ayer, mientras que en el Senado de la República se seguía condenando al fracaso la reforma a la salud, por falta de quórum, el recinto de la Cámara de Representantes se veía vacío y la mayoría de los asistentes no prestaba atención a quienes hacían uso de la palabra.

Un video presentado por el diario El Tiempo muestra decenas de sillas vacías en el salón de sesiones de la Cámara de Representantes y varios congresistas charlando, chateando, haciendo llamadas y atendiendo otros asuntos, mientras hablaba el inspector de la Policía Nacional, general Yesid Vásquez, quien parecía estar presentando un soliloquio, en vez de estar haciendo un llamado a los legisladores para que apoyaran la institución en métodos de prevención de cualquier forma de violencia relacionada con el deporte, especialmente desde la juventud.

Kienyke.com llamó a varios de los representantes ‘pillados’ en este video, quienes en su mayoría concluyeron que últimamente el ausentismo se ha incrementado y, lo más grave, resulta una situación “normal”. Eso sí, aunque todos reprocharon a sus compañeros ausentes, aseguraron que sí estaban interesados en el debate y pidieron comprensión, porque seguramente la cámara los capturó justamente en el momento en que perdieron la concentración.

Uno de los grupos de congresistas distraídos estaba conformado por Jaime Buenahora, Ángel Custodio Cabrera y Elias Raad Hernández. Uno de ellos, Ángel Custodio Cabrera, explicó la razón por la que la conversación de los tres restó importancia a las palabras del oficial de la policía. “El doctor Buenahora, como codirector del partido (de la U), nos estaba dando un informe sobre el problema político que había en el senado, pero solo fueron unos segundos”, explicó Cabrera, antes de asegurar que sí le prestó atención al general Vásquez y que incluso cuando le tocó su turno de hablar ante el pleno, fue él “el único representante que  defendió la gestión de la policía” sobre las acciones que adelantan para prevenir la violencia relacionada con el fútbol.

“No le paré bolas el 100%, pero sí la gran mayoría de su discurso”, añadió Cabrera. El legislador del partido de La U fue uno de los que consideró la falta de atención y el ausentismo como algo “muy normal dentro del Congreso”, y agregó que le pareció que la sesión en la que se habló de violencia en el fútbol no era un debate, sino ponencias que posiblemente no despertaron el interés dentro de la sala, lo que motivó las distracciones.

Sentado bien atrás en dicha sesión estaba el representante Jairo Quintero, también de la U, quien aseguró brevemente que sí prestó atención al debate, y lamentó que sus colegas no lo vieran así, porque “es un tema fundamental, de interés nacional, que se refiere a la violencia en Colombia”. Dijo que era tal su atención que intervino en la plenaria, incluso antes que Cabrera.

Alfredo Guillermo Molina aparece en el video distraído, charlando con una compañera de trabajo. Incluso se ríe. Para su defensa, el representante respondió a Kienyke.com que el hecho de que hubiera conversado un “ratico” con alguien, no significa que no estuviera prestando atención al general  Yesid Vásquez y a los demás ponentes. “Y es que ayer citaron al congreso en pleno. Y nosotros somos políticos pero también somos humanos. Estábamos en sesión desde el medio día y hasta las diez de la noche, y nosotros también nos cansamos, podemos ir al baño, comer algo, reír…  El reproche debería ser para quienes no asistieron, que fueron muchos ayer”.

Además, Molina lanzó un dardo al gobierno, también por ausentista. “Yo que soy de la comisión quinta, con temas de minas, energía y ambiente, ayer teníamos un debate de biocombustibles, después del de fútbol, y en esa discusión el ausentista fue el gobierno: a ese debate no fue ningún ministro citado, ni el de Minas ni de Ambiente”.

Angel Custodio Cabrera, Alfredo Molina Triana, Alfredo Deluque Zuleta, Jairo Quintero, Congresistas, Kienyke

Estos representantes a la Cámara aseguraron que sí estaban poniendo atención a la plenaria, sólo que la cámara los captó en un instante de distracción.

Reconoció que el ausentismo se ha incrementado en las últimas semanas, debido principalmente a que muchos de sus colegas están pensando más en sus campañas para reelegirse al congreso que en el cumplimiento juicioso de sus funciones. “Sí hay dedicación al tema de campañas. Pero en momentos de plenaria y comisión, que son convocados oficialmente, esa debe ser la primera responsabilidad (…) Yo creo que el ausentismo es más alto. Yo creo que el congresista está muy presionado por la elección. Y también hay diversidad de temas, porque hay otros compromisos y citas con el gobierno”.

Detrás de Molina estaba el representante Alfredo Rafael Deluque, también distraído por una asistente, justamente en el momento en el que la videocámara volteó. “En algún momento se me acercaron a hablar, pero no significa que entonces yo no estuviera prestando atención”, explicó el legislador.

Para comprobar su argumento describió las conclusiones del discurso del oficial. También criticó a sus colegas que no han asistido constantemente a las sesiones, incluso plenarias citadas, y dijo que él sí estuvo en el capitolio hasta casi las 11 de la noche, cuando terminó un debate que él había citado sobre Electricaribe. “Me parece que las personas se están concentrando mucho en sus campañas de reelección, más que el trabajo legislativo lo cual debe corregirse”.

Deluque descartó que muchos congresistas estén restando importancia a las sesiones como represalia por el ‘bajonazo’ de sueldo al que fueron obligados por el Consejo de Estado. “Y es que hay otras actividades que cumplimos. Seguimos trabajando aunque no se nos vea en los recintos. Incluso el gobierno, si quiere quórum, no debería citar a reuniones al mismo tiempo que hay plenarias”.

“Tema electoral no puede obstaculizar agenda legislativa”

El presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, fue quien citó al debate de control político por la violencia en el fútbol, y dijo que además del general Vásquez, también intervinieron directivos de los equipos de fútbol, voceros de la Dimayor, el Ministerio del Interior y Coldeportes. Lamentó principalmente el ausentismo y reconoció que cuando abrió el registro, muchos de sus colegas que atendieron llamado a lista participaron solo en una parte de la plenaria.

Hernán Penagos, Congresista, Kienyke

El presidente de la Cámara de Representantes, Hernán Penagos, prometió que las campañas electorales de los congresistas no serán excusa para detener la labor legislativa. 

Sobre las distracciones, Penagos pidió comprender que “mientras se avanza en el debate, los congresistas suelen salir para preparar sus intervenciones, o dialogan con otros protagonistas del debate, o revisan otros documentos. Cada intervención puede durar 30 o 45 minutos, y generalmente los congresistas, o todos porque igual ocurre con el gobierno cuando se invitan a las sesiones, prestan atención por ratos”.

Lo cierto es que tanto el ausentismo como las distracciones durante estas sesiones de control político son consideradas prácticas normales en la actividad legislativa en Colombia.

El presidente del senado, Juan Fernando Cristo, ordenó descontar el día a los congresistas que no fueron a plenaria sobre la reforma a la salud. Penagos no confirmó si pensaría en medidas similares en la Cámara de Representantes, no obstante dijo que será estricto en vigilar que se cumpla con la agenda legislativa al momento de discutir y votar proyectos de ley relevantes.

También es claro que las campañas anticipadas, para quienes quieran continuar un cuatrienio más en el congreso, han hecho que muchos sacrifiquen sus asistencias al parlamento a cambio de visitar las regiones y saludar a los votantes. Hay un mensaje contundente en este caso. “Lo dije desde mi posesión como presidente de la cámara. En el tema electoral, para las elecciones de marzo próximo, esas campañas no pueden obstaculizar la agenda legislativa. Eso no va a ocurrir; se lo digo con toda certeza”, concluyó Penagos. Su estrategia es destinar los martes para debate y votación de proyectos de ley, y los miércoles para discusiones y debates de control político.