“Quiero mejorar la calidad de vida de los niños de Medellín”

“Quiero mejorar la calidad de vida de los niños de Medellín”

12 de diciembre del 2015

La pasión de Margarita María Gómez, primera dama de Medellín desde el primero de enero, es su familia. Se caracteriza por ser una mujer trabajadora que distribuye su tiempo en sus dos hijos y profesión.

Lea también: “Conseguiré recursos para la mujer y los ancianos de Cundinamarca”

Es ingeniera administradora y desde hace seis años trabaja en el área financiera de una compañía en el sector privado. Sus hobbies son la cocina, el deporte y los libros.

Desde hace diez años comparte su vida con Federico Gutiérrez. Son padres de Emilio y Pedro Gutiérrez de 7 y 4 años respectivamente.

Lea también: Katia Nule: “Alex Char no descansa y odia que le digan no” 

¿Qué hará su pareja el primer día como gobernante?

Continuar trabajando por Medellín como lo ha hecho por muchos años. Luego de su posesión como alcalde y de nombrar a su equipo de gobierno hará un consejo de seguridad.

¿Qué proyectos tiene como primera dama?

Soy mamá de dos niños pequeños, lo cual me ha hecho ser más consciente de las necesidades que tienen los niños y de lo vulnerables que son. Por esto quiero orientar gran parte de mi trabajo en continuar mejorando la calidad de vida de los niños de Medellín, y por supuesto apoyaré  los programas sociales que lidere Federico como alcalde.

 ¿Cuál es la mejor cualidad de su pareja?

Su sensibilidad hacia las necesidades de las personas.

¿Cuál es el peor defecto de Federico Gutiérrez? 

En la casa es un poquito desordenado.

¿Cómo la conquistó?

Con su buen humor, con su alegría, con la serenidad, que maneja en la mayoría de las situaciones.

¿Cuál es el problema más complejo en la región que gobierna su pareja?

La desigualdad y la inseguridad.

¿Le preocupa que en los próximos cuatro años pierda vínculo con su pareja debido a las obligaciones como gobernante?

Federico siempre ha sido una persona muy dedicada a su trabajo, como familia lo hemos aprendido a manejar y entendemos la gran responsabilidad que tendrá durante los próximos 4 años. Los espacios en familia serán pocos pero llenos de amor y entrega. Estoy segura de que sabremos manejarlo y yo seré la encargada de acompañar a mis hijos en las ausencias de su papá.