Revuelo político por retorno de la aspersión aérea con glifosato

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 13/04/2021 - 10:57
Share
El decreto que da luz verde al retorno de la aspersión aérea con glifosato en los cultivos ilícitos en Colombia abrió un intenso debate en el Congreso.
Revuelo político por retorno de la aspersión aérea con glifosato
Créditos:
mpdl.org

El debate que se armó por cuenta del decreto que firmó el presidente Iván Duque para que se reanude la aspersión con glifosato no es poca cosa. Esa medida divide al país político por los efectos que podría tener en los moradores de las zonas con cultivos ilícitos y, ya se libra una intensa discusión por cuenta de esta estrategia antidroga.

Primero, es clave señalar que el decreto 380 de 2021 establece cómo funcionaría la aspersión aérea con glifosato en zonas con cultivos ilícitos en el país, sin embargo, no reactiva automáticamente el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos mediante aspersión aérea y para el efecto es necesario que el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) verifique el cumplimiento de los requisitos exigidos por la Corte Constitucional.

De acuerdo con el ministro de Defensa, Diego Molano, uno de los puntos fuertes de la estrategia es que será ’Aspersión con precisión’, una técnica que, según el funcionario, no afectará otros cultivos que se encuentren en zonas colindantes a las zonas de fumigación.

 

Las quejas o reclamaciones por la salud de los moradores de dichas zonas tendrán que ser atendidas de forma "imparcial, independiente y comprehensiva, por una entidad distinta al ejecutor del programa". Es decir, Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Fondo Nacional de Vivienda (FONVIVIENDA). 

También establece que las áreas del Sistema Parques Nacionales Naturales, los Parques Naturales Regionales, los ecosistemas estratégicos como páramos, humedales categoría Ramsar y manglares, los cuerpos de agua y los centros poblados no podrán ser objeto de aspersión bajo ningún motivo

El decreto dividió al Congreso de la República, el partido de gobierno celebró la decisión de Duque y la oposición le recrimina que retorne una estrategia antidroga que, durante muchos años, no logró erradicar por completo los cultivos ilícitos y por el contrario afectó la salud de quienes recibieron el químico.

"Muy bien Pte Iván Duque por la expedición del Decreto que regula el control de riesgos para la salud y el medio ambiente con la erradicación de cultivos ilícitos mediante la aspersión aérea", expresó el senador del Centro Democrático, Ernesto Macías

Mientras que, la senadora María del Rosario Guerra, también del CD, afirmó que está segura que los resultados del regreso del glifosato serán positivos. "Celebro la expedición, por parte del gobierno del pdte. Iván Duque, del Decreto 380 de 2021 que da luz verde a la aspersión con glifosato, clave en la lucha contra el narcotráfico, gasolina del crimen en nuestro país. Estoy segura que los resultados serán positivos", expresó. 

"#GlifosatoEs sentir que regresa la autoridad por encima del desorden y la anarquía promovidas por la Narco-izquierda disfrazada de "humanitaria". Colombia en orden volverá a crecer como país y será ejemplo en América Latina. #GlifosatoYA", dijo la senadora María Fernanda Cabal sobre el decreto expedido. 

 

Mientras tanto, la oposición rechaza el regreso de la aspersión aérea con glifosato. La senadora de la Alianza Verde, Angélica Lozano, expresó: "Este decreto de #ElGlifosatoEs una vulneración a la obligación de implementar el Acuerdo de Paz y las órdenes de la Corte Constitucional de respetar una jerarquía entre métodos de eliminación de cultivos, donde la fumigación es el último recurso". 

El senador Gustavo Bolívar dijo que: "Duque sabe que el Glifosato no acaba el narcotráfico. Después de la aspersión viene la deforestación y la resiembra. Pero sí es un gran negocio para los vendedores del herbicida y contratistas que fumigan. CVY El narcotráfico se acaba regulando el uso de las drogas".

"Cualquier cosa que contamine el agua y la tierra, que envenene campesinos, niños y fauna, que mate abejas y que sea cancerígeno, es inviable para su uso. Muchos países, incluyendo a EE.UU, lo han prohibido, pero aquí insisten en utilizarlo en la fracasada lucha contra las drogas", escribió el senador Armando Benedetti sobre este tema que tiene enfrentado al Congreso. 

No obstante, el regreso de la aspersión con glifosato depende del Consejo Nacional de Estupefacientes, entidad que en 2015 suspendió este mismo proceso, pero que actualmente está presidido por el Ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela, y algunos de sus miembros son los ministros de Salud y Agricultura, el director de la Policía Nacional, el jefe del Departamento Administrativo de la Aeronáutica Civil y la procuradora general de la Nación, por lo que se da por sentado su aprobación. 

Según los cálculos realizados por el Ministerio de Defensa en 2020, erradicar una hectárea de cultivos ilícitos de coca cuesta $4.8 millones a través de la aspersión terrestre, $3.2 millones a través de Grupos Móviles de Erradicación (GME), $3.0 a través de la Fuerza Pública y $1.8 millones mediante la aspersión aérea

No obstante, el ministro Molano aseguró que "el factor económico no es lo más importante" sino que con esta última modalidad "se evitan muertes de los héroes de la patria, el valor de esas vidas es incalculable". 

De acuerdo con la información presentada por el Gobierno, los aviones cargados de glifosato volarían a menos de 30 metros del suelo, el componente químico fue modificado y está compuesto por el 65% de agua, el 33% del herbicida y un componente mineral modificado para que caiga directamente en la hoja de coca y la aspersión será aproximadamente siete metros después de la salida y siete metros antes de la salida de los polígonos señalados.

Google News