Arturo Char convoca sesiones virtuales en el Congreso de la República

Publicado por: juan.sacristan el Lun, 27/07/2020 - 15:38
Share
La legalidad de las sesiones virtuales en el Congreso se encuentra en un limbo jurídico que tiene en disputa a los senadores.
Sesiones virtuales del Congreso

Mientras se discute un proyecto de ley para reglamentar las sesiones virtuales en el Congreso de la República e incluirlas en el reglamento, el presidente de la corporación Arturo Char emitió una resolución que convoca a los senadores a trabajar de manera remota.

Según la resolución, las sesiones virtuales se tomaron con base en la autonomía del Congreso de la República dada por la sentencia c-172 de 2010 y ratificada por la Corte Constitucional al derogar el artículo 12 del decreto 491 de 2020 expedido por el presidente. Así mismo, para disminuir el riesgo de contagio mientras subsista la emergencia sanitaria y las medidas para atenderla decretadas por el Gobierno Nacional.

La resolución dice que las sesiones virtuales “garantizan el debate, la deliberación, la confidencialidad, la privacidad, la seguridad, la comunicación simultánea, las proposiciones, los acuerdos, el control político, decisiones y elecciones y la participación ciudadana”.

Según el texto, la Dirección General Administrativa apoyará la actividad legislativa no presencial, aportando los elementos logísticos y humanos necesarios si fuera el caso, entre otros con el fin de garantizar una eficiente y eficaz labor legislativa.

Lea también: “No he cometido ningún delito”: Soledad Tamayo sobre la pérdida de su curul

Así mismo, según el documento, apoyará a los senadores que decidan asistir de forma presencial a las sesiones desde la sede del Congreso de la República, con el debido cumplimiento de las condiciones de bioseguridad y protección. 

Esto último atiende a los senadores de la oposición, quienes desde la instalación del Congreso el pasado 20 de julio se opusieron a las sesiones virtuales y asistieron presencialmente al edificio del capitolio para sesionar. Según argumentan, la virtualidad no ofrece garantías de control político y voto secreto, además se aleja de la realidad social de los trabajadores comunes que deben cumplir con su trabajo.

Justamente los congresistas están adelantando de manera rápida la aprobación de un proyecto de ley que modifica el reglamento del Congreso para poder sesionar virtualmente sin vacíos jurídicos, el cual se encuentra en tercer debate y pasará a plenaria del Senado. Sin embargo, por el trámite legislativo la reforma solo estaría aprobada a finales del mes de agosto.

El presidente de la Cámara de Representantes Germán Blanco también estableció las sesiones virtuales para la corporación por el número de congresistas contagiados con Covid-19 y para evitar mayores contagios en la Cámara.

En la Comisión Primera del Senado, que discutió con expertos las sesiones virtuales del Congreso, el senador Gustavo Petro planteó que hay una interpretación dudosa del artículo 3 de la ley quinta de reglamento del órgano legislativo. Así mismo planteó que si no están amparadas normativamente las sesiones virtuales, la ley que las establezca debe debatirse y aprobarse de manera presencial.

El senador Rodrigo Lara, de Cambio Radical, también argumentó en la discusión que ningún congreso en el mundo se “atrevería” a reformar la Constitución de manera virtual, incluso México donde la pandemia tiene números superiores a los colombianos. Agregó que la ley no está bien construida y es una iniciativa apoyada por los “gobiernistas” para probar sus proyectos de manera virtual.

Le puede interesar: Buscan crear comisión provida en el Congreso

Por su parte, el senador Roosvelt Rodríguez, del partido de La U, sostuvo que la virtualidad le hace daño a la democracia y que la Corte Constitucional en su pasado fallo dijo que “el mecanismo idóneo para garantizar una democracia vigorosa es la presencialidad y por eso no puede ser prohibida o menoscabada”, aseguró. El senador también agregó que en la instalación del Congreso varias personas tuvieron problemas para conectarse.

El debate continuará, mientras varios senadores, principalmente de oposición o independientes, se han declarado en contra de las sesiones virtuales argumentando, además, que la regla general debe ser la presencialidad y no la virtualidad del trabajo legislativo.