El calvario de quienes ven El Juego del Calamar en Corea del Norte

Publicado por: christian.sandoval el Mié, 08/12/2021 - 12:32
Share
En este país asiático se castiga con penas bastante fuertes el poseer, consumir o distribuir contenidos de países capitalistas como el Juego del Calamar.

El Juego del Calamar fue de lejos una de las series revelación del año, un éxito de Netflix que superó a la Casa de Papel y que incluso llegó a recibir demandas en algunos países por la sobrecarga que significó para la red de internet el que varias personas la vieran de forma simultánea. Sin embargo, este estallido cultural no ha sido para todos, ya que en Corea del Norte ver esta serie podría acarrear graves consecuencias

En días pasados se desató todo un escándalo mundial por cuenta de una noticia difundida por el medio Radio Free Asia, en el que se informó que el gobierno de Kim Jong-un habría sentenciado a muerte a un contrabandista que ingresó al país y vendió varias copias de la versión pirata de la serie. Pena que sería ejecutada nada más y nada menos que por un pelotón de fusilamiento. 

Todo esto sucedió, entre otras cosas, porque las autoridades sorprendieron a varios estudiantes viendo la serie prohibida, que hace varios meses fue catalogada por un portal de propaganda de Corea del Norte como un audiovisual que retrata “la triste realidad de la bestial sociedad surcoreana, en la que los seres humanos se ven empujados a una competencia extrema y su humanidad está siendo aniquilada”. 

De esos estudiantes, el que compró la unidad de memoria que contenía el Juego del Calamar habría sido sentenciado a prisión perpetua, mientras “otros seis fueron sentenciados a cinco años de trabajos forzados”. De igual manera, señala el medio, “maestros y administradores escolares fueron despedidos y enfrentan el destierro para trabajar en minas remotas o para ellos mismos”. 

“Todo esto comenzó la semana pasada cuando un estudiante de secundaria compró en secreto una unidad flash USB que contenía el drama de Corea del Sur Squid Game y lo vio con uno de sus mejores amigos en clase", dijo a Radio Free Asia (RFA) una fuente de la policía en la provincia de Hamgyong del Norte. 

Eliminación de pensamiento y cultura reaccionaria 

 

Kim Jong-un
Créditos:
Flickr

De acuerdo con el medio asiático, la tarea de investigación y captura de los estudiantes y profesores fue realizada por parte de una fuerza especial conocida como Surveillance Bureau Group 109, “que se especializa en capturar a los observadores de videos ilegales”. Cabe recordar que el régimen de Kim Jong-un tiene especial atención en evitar que sus ciudadanos vean o distribuyan productos de entretenimiento surcoreanos, esto entre otras cosas por las históricas y marcadas rivalidades entre ambos. 

No obstante, según RFA, “el arresto de los siete estudiantes es la primera vez que el gobierno aplica la nueva ley de “Eliminación del pensamiento y la cultura reaccionaria”. Norma que contempla penas excesivas (con un máximo de pena de muerte) para quienes consuman, posean o distribuyan contenidos provenientes de países capitalistas. 

Es por ello que, tras el escándalo, las autoridades dieran inicio a una búsqueda exhaustiva de material ilegal en unidades de memoria como CD, memorias flash, discos duros, entre otros, según informó el medio. 

“Todos los vecinos están temblando de miedo porque serán castigados sin piedad por comprar o vender dispositivos de almacenamiento de memoria, por pequeños que sean”, aseguró una fuente a RFA. 

Entretanto, el medio no descarta que se sigan presentando sanciones por el caso, ya que estudiantes y demás involucrados seguirán siendo interrogados hasta que confiesen la proveniencia del material y con quién más lo compartieron o vieron. Un caso bastante particular de censura, en el que además queda en evidencia la rudeza de la guerra ideológica que se vive en esta región del mundo.