Gustavo Bolívar y Catherine Juvinao, enfrentados por la reforma electoral

24 Noviembre 2022, 01:13 PM
Share
Gustavo Bolívar y Catherine Juvinao tuvieron un enfrentamiento por unas acusaciones relacionadas con la reforma electoral que cursa estos días en la Cámara de Representantes.

En redes sociales se desató una fuerte pelea entre el senador Gustavo Bolívar y la representante Catherine Juvinao, quien señaló que el Pacto Histórico podría estarle pagando favores al registrador Alexander Vega por la celeridad otorgada a la reforma del código electoral. Algo que el político negó, retando además a Juvinao a presentar pruebas que respalden sus afirmaciones. 

A través se cuenta personal, la representante lleva varios días oponiéndose a la puesta en marcha de la reforma al código electoral, que entre otras cosas ya ha visto aprobados polémicos puntos como la facultad para que congresistas puedan renunciar a su puesto para lanzarse a elecciones locales. Eso, a pocos meses de que Colombia empiece jornada electoral con las regionales de 2023, que definirá alcaldes y gobernadores para los próximos cuatro años. 

Frente a ello, la política opinó: “Tengo que reconocer que Alex Vega es un tipo muy hábil. Primero logró que Duque y el uribismo le apoyaran todo: código electoral 2020, ampliación de la planta, más presupuesto. Y ahora logró también que el presidente Petro (que antes lo criticó) lo apoye”. Aunque eso no fue lo que generó el revuelo. 

Lo que terminó causando el enfrentamiento entre Juvinao y Gustavo Bolívar fue una afirmación que hizo en entrevista con W Radio, en la que aseguró que le ha insistido en numerosas ocasiones al Gobierno para que retire el mensaje de urgencia para la reforma al código electoral. Medida que se usa para que un proyecto tenga celeridad en su trámite legislativo, convirtiéndose en prioridad para la agenda del Congreso.

¿Acaso le debemos algo al registrador, o es que le estamos pagando favores? La bancada del Pacto Histórico casi pierde 5 curules por el registrador (...) Yo no creo que el presidente haya cometido ninguna irregularidad en las elecciones, pero hay un acuerdo que el presidente le está transmitiendo al registrador y eso se ve con el mensaje de urgencia”, fue parte de lo que dijo Juvinao. 

Dicho mensaje, según parece, no le cayó muy bien al senador Gustavo Bolívar, quien calificó dicha información como una calumnia y sentenció: “Si no presenta pruebas, le exigimos retractarse de esa calumnia que le hace juego a la derecha o pierde todo respeto”. Agregó que lo único que sucedió en su momento con la Registraduría fue la lucha del Pacto Histórico con los votos perdidos, que al final les significaron un par de curules más. 

No obstante, la pelea estuvo lejos de quedar ahí, ya que Juvinao se defendió pidiéndole al senador Bolívar que no la amenazara y le recordó que lo que dijo lo hizo a modo de pregunta, por lo que se podría limitar a responder si el afán del código electoral es o no una deuda pendiente del gobierno con el registrador Álex Vega

Además, le echó en cara un video de 2020 en el que aparecía junto a Vega defendiendo el código electoral de aquel entonces, donde precisamente Bolívar defendía la celeridad que se le dio a discusiones clave relativas al software, modernización del sistema electoral, entre otros factores que terminarían siendo fundamentales para la buena conclusión de las elecciones de 2022. Ahora es la misma situación, pero de cara al 2023. 

Sin embargo, Gustavo Bolívar también le salió al paso a la representante, asegurando que no hizo ninguna amenaza y precisando que apoyó el anterior código electoral “porque contemplaba compra y auditaje del software”. 

“Jamás. Jamás he llevado una hoja de vida al Registrador y no le debemos nada ¡Respete!”, agregó Bolívar.

El afán por el código electoral 

 

Todo este tema de Catherine Juvinao y Gustavo Bolívar no es el único encontronazo que se ha dado en el marco de la discusión de la reforma al código electoral, ya que muchos políticos se han opuesto con fuerza a que el proyecto sea pasado con mensaje de urgencia. Señalan que hacerlo de esa manera acelera un debate que puede tener incidencia importante en la democracia colombiana. 

Una de ellas fue, por ejemplo, la representante Carolina Botero, quien pidió no hacerle un favor “al clientelismo y a los corruptos de siempre”, a través de un video en el que insistió en la necesidad de debatir la reforma al código electoral “de manera tranquila y despacio”

Esto está teniendo un tufillo de clientelismo relacionado con el registrador Vega. Por ejemplo en Risaralda, en mi departamento, vemos cómo las Registradurías están en manos de la clase política tradicional y ahora se está planteando ampliar la planta de la Registraduría”, señaló la política. 

Otro fue Humberto de la Calle, quien hizo un llamado a la calma asegurando que “del afán solo queda el cansancio”, denunciando que hay una presión importante en el debate apresurado del código electoral. 

Más allá de eso, lo cierto es que el debate en la Cámara va más rápido de lo que se esperaba, luego de salir aprobado el código en Senado. Ya se cuentan varias noticias clave: la eliminación de que elegidos en 2026 puedan renunciar dos meses antes para luego posesionarse con otro partido, la reducción de la edad a 25 años para aspirantes al Senado, la aprobación de que congresistas puedan convertirse en ministros, la caída del voto obligatorio, la aprobación del límite de tres periodos para reelección, también de las listas cerradas para 2026, entre otro grupo de normativas. 

Sin embargo, en medio de todo ello resulta llamativa la poca atención que se le ha dado a la fuerte oposición de numerosos partidos (incluso de Gobierno) frente al curioso afán del gobierno nacional para sacar adelante su reforma electoral. Velocidad que, en un abrir y cerrar de ojos, podría abrir la puerta a la aprobación disimulada de polémicas normativas que pueden afectar la institucionalidad y la democracia. 

KienyKe Stories