¡De vacaciones! Así está la firma de Jennifer Arias para reducir receso del Congreso

Publicado por: christian.sandoval el Mié, 15/09/2021 - 11:35
Share
Actualmente las vacaciones de los congresistas son de cuatro meses al año. Pendiente de la firma de Jennifer Arias, el proyecto de Gabriel Santos propone reducirlas de forma significativa.
Las reacciones que deja el rifirrafe entre Jennifer Arias y Gabriel Santos.

Los ánimos en el Congreso se encuentran cada vez más caldeados por cuenta del rifirrafe entre el representante del Centro Democrático, Gabriel Santos, y la presidenta de la Cámara, Jennifer Arias, quien es acusada de tener engavetado un proyecto de ley para reducir el receso legislativo

Para el que no lo sepa, de acuerdo con el artículo 138 de la Constitución Política de Colombia, las sesiones legislativas del Congreso de la República se dan en dos periodos: el primero, que va del 20 de julio al 16 de diciembre; y el segundo, comprendido entre el 16 de marzo y el 20 de junio. 

En ese orden de ideas, se conoce como receso legislativo al tiempo entre ambos periodos, que de acuerdo a la normativa actual suma cuatro meses anuales (el equivalente a 120 días). Algo que dista mucho de la realidad de la mayoría de colombianos que disponen por ley de apenas 15 días de descanso al año. 

Por esa razón, Gabriel Santos radicó y tiene en curso un proyecto de ley para la reducción del receso legislativo a dos meses anuales, aumentando el “periodo para sesiones extraordinarias un 25%”. Una iniciativa que cuenta con el apoyo de 14 representantes más y que, sin embargo, lleva más de un mes en el despacho de Arias sin ser firmada. 

“Habiendo acudido a todas las esferas posibles, desde presión en los medios, hablar con ella personalmente, pedirle a compañeros apretarla para que nos devolviera este proyecto y pudiéramos seguir debatiéndolo, nos ha tocado recurrir a llenar el Congreso de la República con unos afiches para que por favor ella firme nuestro proyecto”, aseguró Santos en un video publicado en su cuenta de Twitter. 

En entrevista con W Radio, Jennifer Arias respondió a la arremetida de Santos afirmando que el proyecto nunca ha llegado a su oficina. “Yo no puedo engavetar ningún proyecto y todos los proyectos deben ser estudiados, me gusten o no me gusten”. 

Además, hizo énfasis en que dicha iniciativa ya se encuentra en segunda vuelta y que durante su primer enfrentamiento ante la plenaria votó positivamente para su aprobación. Finalizando además con la promesa de que se firmaría lo más pronto posible con “todas las garantías”. 

De ser aprobado, el proyecto modificaría los periodos legislativos de la siguiente manera: el primero sería entre el 20 de julio y el 16 de diciembre, mientras el segundo del 16 de enero al 20 de julio. Dejando únicamente un mes de distancia entre cada uno y permitiendo mayor continuidad del debate en el Congreso y disponibilidad para acciones de control político.

Defensa de Álvaro Uribe y debate en redes

 

Quizá uno de los puntos clave de este encontronazo entre Santos y Arias, quien ha dicho en su entrevista que no desea pelear con sus compañeros y “menos públicamente”, es que el debate público se ha dividido entre quienes creen que se está atacando exageradamente a la presidenta de la Cámara (incluso alegando que hay discriminaciones sexistas) y quienes solo están interesados en que se firme el proyecto de una vez por todas

Una de estas posiciones en contra de la arremetida de Gabriel Santos, llegó nada más y nada menos que de parte de Álvaro Uribe Vélez, director del Centro Democrático, quien no tuvo más opción que salir a poner orden en la casa ante la pelea de dos representantes de su mismo partido.

De igual manera, en un comunicado posterior, el Centro Democrático aseguró que rechaza “categóricamente el maltrato al cual ha sido sometida nuestra presidenta de la Corporación” y calificó como “matoneo” los ataques públicos por parte de varios representantes. 

“Han acudido a los más bajos calificativos para atacar a una mujer de región quien hoy ostenta la mayor dignidad de la Cámara de Representantes”, reza el documento. 

Por su parte, Gabriel Santos aseguró en RCN Radio en la mañana de este miércoles que no considera que ninguna de sus expresiones atenten contra la integridad de Jennifer Arias y que mucho menos correspondan a calificativos sexistas. Recordando además que lo único que pide es respeto por su proyecto, dejando de lado las diferencias políticas, y que se permita seguir el curso de su debate en el Congreso. 

La anterior, es una posición en la que el político coincide con muchos internautas en las redes sociales, donde Arias ha mantenido un papel más bien calmado en medio de la pelea. Aunque cabe reconocer que algunas expresiones sí han sido bastante fuertes.

Algunos tuiteros enfatizaron en el hecho de que, presuntamente, Jennifer Arias habría preferido dedicarse a borrar los comentarios negativos que personas le dejaron en sus redes sociales, antes que pronunciarse sobre lo que realmente era el centro del debate. Una de ellas fue la veedora del Congreso Catherine Juvinao, quien no la bajó de “patética”.

Finalmente, la cereza del pastel llegó cuando Jennifer Arias subió una foto junto al influenciador político Miguel Polo Polo con la leyenda: “Mi aprecio para Miguel Polo. Gracias por acompañar nuestra lucha en defensa de la democracia. Bienvenido siempre. Algo que le acarreó toda una serie de comentarios de personas que no dudaron en reprocharle que “para eso sí tiene tiempo”. 

Cabe mencionar que la representante ya había sido criticada hace pocos días cuando acompañó la radicación de un proyecto de ley que busca convertir al fútbol en patrimonio nacional y cultural de la Nación. De nuevo, en el transcurso del tiempo durante el que Santos asegura su proyecto esperaba para ser firmado.