Coronavirus: una época de menos críticas y más acción

Publicado por: daniel.guerrero el Mar, 31/03/2020 - 15:48
Share
Mientras algunos hacen donaciones otros critican el monto.
Ayudas en tiempos de coronavirus

El 2020 hará parte, sin duda alguna, de una época marcada por la llegada del coronavirus, una pandemia que ha causado la muerte de casi 38 mil de los más de 786 mil contagiados de COVID-19 hasta el día de hoy.

Las dificultades que ha representado el aislamiento para evitar la propagación del virus son grandes y tienen en vilo el bolsillo de gran parte de la humanidad, lo que ha despertado la solidaridad de algunos.

Desde personajes de la vida pública como Kyle Jenner, hasta empresarios como el fundador de Amazon, Jeff Bezos, tuvieron en cuenta estas situaciones y decidieron donar a quienes más lo necesitan en este momento.

Lea también: Esperanza en medio del coronavirus: mujeres fabrican y donan tapabocas.

En Colombia, recientemente se pudo conocer que el empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo, donó 80 mil millones de pesos para fortalecer la atención de los afectados por la emergencia en el país, sin embargo, ha sido blanco de críticas por el monto de su ayuda.

  

  

La crítica se basó en que la donación para muchos fue poca, teniendo en cuenta la fortuna que ostenta el banquero y constructor colombiano.

Le puede interesar: Margarita Rosa se arrepintió de lo dicho sobre la bandera de Colombia.

También se habló en las redes sociales de los casos de corrupción que han tocado a Sarmiento Angulo y aseguran que lo donado "es un dinero que ya le robó a los colombianos".

  

Aunque son válidas las críticas, la emergencia que atraviesa el mundo en medio del coronavirus debe ser un momento de unión y solidaridad, en donde los buenos actos merecen ser resaltados, más no venerados, pero sí se debe tener en cuenta que antes de comentar las acciones de los demás se deben tener en cuenta las propias.

¿He ayudado a mis cercanos?, ¿me preocupo por los demás?, ¿comparto de mis beneficios con quien no los tiene?, pues no importa la cantidad sino el hecho de extender la mano para intentar sostener otra y eso es lo que más parece necesitar la sociedad hoy por hoy.